Haz fotos espectaculares pintando con luz en tu móvil

Las cámaras de los móviles nos ofrecen muchas posibilidades creativas para conseguir que el resultado sea sorprendente, como es el modo de pintura con luz. Una opción que sin embargo, aunque no esté presente en todos los móviles por defecto se puede conseguir con algo de maña, astucia y siguiendo nuestras indicaciones.

El efecto es sorprendente y lo mejor de todo es que no necesitamos un smartphone de última generación para poderlo realizar o unas cámaras con mucha resolución para conseguirlo. Lleva existiendo desde hace años a través de las cámaras profesionales, pero se ha conseguido facilitar su uso con la tecnología de móviles que nos ponen en bandeja su uso y disfrute.

Qué es el light painting

Para quienes no conocen en qué consiste esta técnica, podemos definirla como la pintura basada en luz por el aire y que se puede percibir a través de la cámara. Un tipo de fotografía que sirve para representar el movimiento, muy utilizado en diferentes situaciones lumínicas donde la oscuridad predomina. Tan solo es necesario una exposición prolongada y un punto de luz destacado que permite representar en la imagen el movimiento. Un método que incluso fue utilizado por el fotógrafo Gijon Mili quién colaboró con Pablo Picasso para dar rienda suelta al arte en el aire.

light painting

Formas de pintar con luz

Para todos aquellos que quieran llevar este modo fotográfico a sus smartphones, tienen que estar atentos a todo lo que vamos a mencionar y con lo que conseguirán disfrutar con el proceso y el resultado. Si queremos llegar a conseguir un buen resultado en un móvil, necesitamos de algunas claves para luego poner en marcha las opciones que nos ofrece el móvil.

  • Encuentra una ubicación donde no haya luces, lo que nos facilitará un buen resultado.
  • Utiliza un trípode o lugar estable para colocar el móvil, dado que el movimiento estropearía la imagen.
  • Una fuente de luz destacada que nos permita conseguir el resultado deseado en el aire. Puede ser la linterna de otro móvil, un láser o bengalas entre otros objetos.

Una vez que tenemos todo el material y el lugar adecuado, tenemos que poner en marcha el modo en el smartphone para conseguir este destacable resultado. Lo que cambian en función del modelo que tengamos, versión del sistema operativo e incluso de la capa de personalización.

Modo integrado

Una vez que tenemos listo todo para el light painting con el móvil, en los terminales donde resulta más sencillo y prácticamente automático conseguir este resultado, nos encontramos con el llamado modo de pintura con luz. Huawei es uno de los fabricantes que más lo aplica en sus móviles y por lo tanto es muy probable que si esta es la marca de tu smartphone, lo encuentres. En todo caso te recomendamos comprobar con estos pasos y si no estuviera presentes, pasar a la siguiente forma de conseguir el resultado:

pintar con luz

  • Entramos en la cámara del móvil.
  • Nos deslizamos por los modos fotográficos hasta llegar al más o bien pulsando en sus opciones fotográficas.
  • Tocamos sobre el modo pintura con luz y estará activado.
  • Es posible que tengamos una serie de modos para utilizarlo.

Lo que cambia entre los diferentes estilos fotográficos es la velocidad de obturación. Cada uno de ellos adaptado a una necesidad diferente. Si queremos conseguir el resultado en elementos que van tan rápido como un coche, necesitaremos menor velocidad, que si lo tratamos de obtener en un cielo estrellado. Después de elegirlo, solo será cuestión de ponerlo en la posición correcta y tocar en el botón de captura para dejar que comience la magia.

Modo expertos

En el resto de smartphones donde este modo no viene por defecto incluido, tendremos que recurrir a nuestras posibilidades con el modo fotográfico profesional. Esto será básicamente lo mismo que vimos en los smartphones adaptados mediante el software, aunque con algunos pasos intermedios, que sin embargo nos permitirán adaptar mejor el modo que ofrece como resultado la pintura con luz a nuestras necesidades.

modo profesional pintar luz

  • Accedemos al apartado de cámara.
  • Pasamos por los modos hasta llegar al llamado modo profesional.
  • Tocamos en exposición para aumentar el tiempo, que puede ir establecido desde los 10 hasta los 30 segundos, para conseguir un buen resultado en la mayoría de situaciones. Según el resultado tendremos que aumentarlo o disminuirlo.
  • Además, recomendamos reducir el ISO de forma manual hasta el 100 para que no se cuelen otras luces.

Después para conseguir el efecto light painting tenemos que dejar rienda suelta a nuestra creatividad, ponernos delante de la cámara y hacer con las luces en el aire letras, figuras o efectos deseados. Podemos combinarlo con muchas formas creativas que harán de nuestras fotos, algo único. Incluso podemos usar luces de diferentes colores para hacer más destacado el resultado.

Unos consejos…

Aunque sobre el papel esto puede parecer relativamente sencillo, se nos puede complicar el resultado teniendo en cuenta que este método requiere de práctica y algo de maña. Los principales problemas que aparecen con la técnica fotográfica se basan en que el resultado aparece demasiado brillante o muy oscuro. Para contrarrestar eso, lo que hay que hacer es tratar de adaptar la velocidad de exposición a nuestro resultado deseado. Podemos tratar de ajustarlo en cada momento y situación concreta, aunque una vez que sepamos lo que necesita la apertura de nuestra lente, será sencillo experimentar y conseguir buenos resultados.

Otro de los fallos que suelen cometerse como novatos, es quedarnos nosotros como parte de la escena quietos. Si no queremos aparecer, es necesario que nuestro movimiento sea tan constante como el de las manos o de lo contrario apareceremos, además se aconseja usar ropa oscura, para confundirnos con el fondo y no aparecer en las imágenes con la iluminación del objeto que usamos. Cuanto mayor sea el contraste de la oscuridad y la luz, más sencillo nos resultará.

Además hay que tener presente el recurso de reducir el ISO al mínimo, así no habrá detalles que se cuelen en nuestras tomas por sorpresa. Las formas que queremos conseguir saldrán siempre peor si las detenemos, es mejor pasar por un mismo punto dos veces y hacerlo a gran velocidad, para que la exposición no acabe con un resultado bueno en unas zonas y pésimo en otras.

¡Sé el primero en comentar!