¿Cuál es el móvil perfecto para hacer fotos y vídeos?

En los últimos tiempos hemos sido testigos del gran avance que ha tenido la fotografía móvil. Y no es para menos, pues ya son muchos los usuarios que deciden gastarse algo más de dinero a la hora de comprar un smartphone y así contar tanto con un buen teléfono como con una cámara que llevará a todas partes.

Además, este es uno los apartados que no parece que vaya a dejar de ser tendencia. Más que nada, porque continuamente estamos viendo como los diferentes fabricantes de teléfonos siguen innovando con el objetivo de conseguir que sus smartphones sean capaces de lograr contar con la mayor calidad posible a la hora de tomar una instantánea. Por esto mismo, os vamos a explicar en qué aspectos tendréis que fijaros con todo detalle para saber distinguir cuál será el mejor smartphone para tomar imágenes.

El tamaño del sensor y sus megapíxeles

Seguramente hayas caído en la trampa de que cuántos más megapíxeles tenga la lente principal del smartphone, mejores fotografías conseguirán tomar. Y lo cierto es que no es del todo una realidad, pero está claro que sí influirá en el hecho de captar mejores instantáneas. No obstante, una vez nos fijemos en un teléfono hay que tener en mente que lo verdaderamente relevante no es el número que tenga, sino más bien su eficiencia.

HUAWEI P50

Realmente, lo que importa es que no solo cuente con un imponente número de megapíxeles, sino que el tamaño del sensor sea mayor o menor, pues mientras mayor sea su superficie, mejor hará su función de permitir la captación de la luz. Además, al contar con una lente de mayor tamaño también implica un cambio importante en el aumento de la densidad de píxeles.

De esta forma, se permite en la actualidad que los píxeles puedan agruparse en grupos de 4 en 4 por la técnica Pixel Binning. Y es por esto por lo que, a mayor cantidad de píxeles, mejor será la calidad final de la imagen que capturemos con el sensor principal de nuestro dispositivo móvil.

Y gracias a este último elemento, se aumentarán nuestras posibilidades de conseguir mejores tomas en cualquier momento del día, ya sea durante la mañana o incluso por la noche, cuando apenas hay luz natural. Por ello, también hay que conocer que el hecho de que el tamaño sea mayor nos dará una posibilidad extra, y es la profundidad de campo limitada. Esta capacidad es la que se encarga de que la cámara sea capaz o no de conseguir generar fotografías con desenfoque real.

La apertura de las cámaras del móvil

Otra de esas características que no tenemos que dejar de lado es la apertura de diafragma que tiene cada cámara del dispositivo móvil. Más que nada, porque cuanto mayor sea la apertura de esta, mejor será la captación de luz que entrará en el sensor. Por lo que si estamos ante un smartphone con una buena apertura, será el ideal para tomar imágenes en cualquier hora, ya sea con mucha o poca luz.

Imagen cámara Samsung Galaxy S20 Ultra

Además, cada cámara del smartphone tiene su propia apertura, en las especificaciones de cada fabricante aparecerá como “f/” y un número que puede variar en 1.5, 2.2, 2.4… Entre otros muchos casos. Pues este será el porcentaje que nos indica cuál es su apertura en cuanto a la captación de luz. Mientras más pequeño sea el número “f/”, mayor será su apertura. Esto quiere decir, que cuando el número sea más pequeño más luminosidad tendrá la imagen que cuando el número es más alto.

Por ello, siempre ten claro que tipos de fotografías querrás hacer con el móvil, para que una vez lo decidas, empieces a buscar el smartphone que mejor cámara tenga en ese aspecto, ya sea por su gran angular, su teleobjetivo, etc.

¿Qué tipos de lentes tiene?

Uno de los grandes inconvenientes que podemos llegar a toparnos a la hora de escoger un smartphone son la variedad de sus lentes. Y es que, en comparación con una cámara de fotografía de toda la vida, no podremos intercambiarlas según el tipo de imagen que estemos buscando tomar. Por lo que habrá que prestar mucha atención a los diferentes tipos que existen hoy en día en los dispositivos móviles.

A pesar de esto, hace apenas unos años apenas contábamos con una lente principal en la parte posterior de los terminales. Y hoy en día, podemos encontrar móviles de hasta 4 o 5 sensores de distintos tipos que nos ofrecen diferentes funcionalidades a la hora de conseguir la mejor imagen. Por ello, están son los tipos de lentes para móviles que se pueden encontrar en la actualidad:

Revolución cámara móviles OPPO

  • Gran angular y Ultra Gran angular: el objetivo principal de este tipo es que nuestro smartphone sea capaz de lograr una mayor profundidad de campo. Es decir, conseguiremos con este tipo de cámara contar con más elemento en foco. Además, su ángulo de visión será importante tenerlo en cuenta, ya que, en el caso del Gran Angular varía entre 60 y 120 grados, mientras que en el Ultra es de más de 120 grados.
  • Macro: logra enfocar las fotografías como si estuviéramos ante un microscopio. Además, será ideal para poder tomar las mejores fotos a paisajes naturales, pequeños animales y plantas con una gran nitidez.
  • Teleobjetivo: con esta se consigue que puedan acercarse o hacer más zoom. Además, se está extendiendo la tecnología de periscopio con el que se consigue mejorar el zoom, para que el móvil no recorte tanto la imagen y tenga mejor calidad final. Por lo general, los teleobjetivos que nos encontramos en los terminales suelen ofrecernos unas capacidades de zoom óptico de 2X o 3X, aunque estamos comenzando a ver zoom óptico de 5X

Funciones extra para tomar imágenes con el móvil

Por último, será el momento de saber o no las funcionalidades o características que también serán importantes para conseguir un móvil con mejor cámara. Uno de estos aspectos será el hecho de que el dispositivo móvil pueda tomar imágenes en formato RAW. Básicamente porque este es el que ofrece más calidad y mayor margen de error a la hora de que pasemos a la edición de las fotografías.

También será importante contar con un buen sistema de procesado, ya que el resultado final será mejor o peor dependiendo de la inteligencia artificial del smartphone a la hora de aplicar los diferentes algoritmos de fotografía. Por ello, podemos encontrar que algunas marcas obtienen mejores o peores resultados en cuanto al famoso modo Noche u otro como el caso de algunas marcas que cuentan con funciones específicas para fotografiar a las estrellas.

Además, un último factor clave será la estabilización óptica de sus cámaras. Es decir, la tecnología que consigue que el sensor esté estable a la hora de poder hacer una captura. Y no solo será importante cuando decidamos grabar un vídeo, ya que mientras mejor sea su tecnología de estabilización, mayor será la nitidez final de dicha imagen que capturemos. Incluso, será capaz de tomar fotografías con mayor calidad, aunque haya un mínimo movimiento. Por tanto, este aspecto será también muy clave.

No nos olvidemos del vídeo

Y no todo en la cámara de los móviles es solo su apartado fotográfico, sino que también tendremos que estar pendientes de las funcionalidades que nos puede llegar a ofrecer a la hora de ponernos a grabar un vídeo. Por esto mismo, debemos tener claro primero, no solo la calidad de grabación, sino también la calidad que nos llegará a ofrecer en cuanto a la captación del sonido. Por ello, tendremos que conocer cuál es la frecuencia de muestreo que cuenta, aunque lo ideal sería de unos 48 kHz, aproximadamente.

movil grabando foto video mano

Además, tendremos que fijarnos también en la tasa de bits con la que se graba el audio, ya que será bastante relevante a la hora de conseguir unos buenos resultados, por lo que si sobrepasan los 150 Kbps mejor. En cuanto a la calidad, puede que el hecho de que un móvil pueda captar vídeos en 4K resulte llamativo, pero el problema es que el tamaño de las grabaciones ocupará mucho más espacio que si grabamos un vídeo en HD.

Incluso, tendremos que estar pendientes de los fps, ya que con unos u otros tendremos mejores resultados. Por ejemplo, la grabación a 60 fps nos permitirá captar mucho mejor los objetos en movimiento. Sin embargo, debido a esta velocidad y si contamos con poca luz, será necesario subir la sensibilidad del ISO.

Y tampoco podemos olvidarnos de las diferentes herramientas que se han ido añadiendo con el paso del tiempo que están especializadas en que consigamos grabar vídeos como si fuéramos directos de cine. Por tanto, habrá que estar pendiente de todos estos aspectos, ya que todo suma a la hora de elegir entre un terminal u otro.