¿Cansado de la carga lenta del móvil? Ponle remedio

La batería de nuestros smartphones dura cada vez más, en ocasiones la velocidad sigue siendo uno de los quebraderos de cabeza para muchos usuarios. Si has notado que tu móvil carga más lento y no sabes por qué ocurre esto, te ayudamos a identificar los problemas y recuperar más velocidad.

Nos guste o no, la batería es uno de los elementos más sensibles de nuestro móvil. Son propensas a sufrir daños provocando que la batería cargue más despacio. Sin embargo, esto no siempre viene precedido del deterioro de la batería, sino porque nos enfrentamos a un problema que ni imaginábamos poder sufrir.

¿Tiene carga rápida?

En caso de que tu móvil lleve algún tiempo en tus manos, ya habrás podido saber si la velocidad ha disminuido en función del tiempo de espera, pero otras veces esta pregunta nos la podemos hacer nada más estrenarlo. La duda por lo tanto está en saber si disfrutamos de la mayor rapidez o no en este móvil.

cargador carga rapida

Para saberlo no tenemos que complicarnos demasiado, dado que únicamente tendremos que acudir a la caja y fijarnos en todos los apartados de la etiqueta donde aparece el voltaje que soporta el smartphone. También podemos comprobar el enchufe original, el cual suele dotar de la mayor potencia admitida por el móvil. Si en ninguno de los casos lo encontramos, siempre podemos recurrir al comparador de MovilZona para buscar nuestro modelo y saber todas las características.

Fallo del cargador

Una vez sabemos si nuestro adaptador a la corriente disfruta de la velocidad que esperábamos, tenemos que poner el punto de mira en los fallos vinculados a este, los cuales libraría de problemas a nuestro móvil y en la mayoría de acoso tienen una solución más sencilla.

Hay algo roto

Tanto el cable de carga como el transformador son determinantes en la velocidad. Tendremos que revisar que no se encuentren rotos o en mal estado, ya que esta puede ser la causa del problema que nos afecta. Tenemos que comprobar que no haya recibido ningún golpe o tenga una marca de sobrecalentamiento. En el cable fijarnos detenidamente en que no tenga arrugas o se esté pelando.

cargador cable roto

En caso de que la conexión sea intermitente, puede, además de ralentizar la carga, provocar daños en la placa base y dejarnos sin móvil. En todo caso, podemos optar por probar otro transformador compatible con el móvil para salir de dudas de si la causa está en estos accesorios.

El enchufe

Ten en cuenta que cargar el móvil en el coche, en el ordenador o en una batería externa puede ser el motivo por el que esté recibiendo energía más lento de lo que puede ofrecernos un enchufe tradicional. Intenta siempre que puedas conectarlo a un adaptador de pared para que la misma se realice a máxima velocidad y no tengamos que vernos limitados por la fuente de energía.

Cargador o cable no compatible

En ocasiones, entre tanto baile de cables y conectores es posible que no estés cargando el móvil con su adaptador a corriente original y hayas cogido otro que no le corresponde. Esto puede provocar que no le llegue energía suficiente y esta se demore más de la cuenta.

Algunas marcas además cuentan con su propio sistema de carga rápida con el que ninguna otra es compatible, incluso entre modelos. Por eso, si tenemos un móvil Huawei, Xiaomi o Samsung entre tantos otros solo deberíamos probar otros de la misma marca.

Problema del móvil

Dejando a un lado los problemas del cargador, nos podemos enfrentar a una situación complicada y es que la culpa de la carga rápida esté dentro de nuestro smartphone. Entonces tendremos de por medio un grave problema por resolver o si tenemos suerte solo una mala configuración.

USB Dañado

Tenemos que poner el punto de mira en la entrada de nuestro móvil ya sea Micro USB, Tipo C o Lightning para averiguar lo que ocurre. Si moviendo ligeramente el cable el problema se solventa por unos segundos, es más que claro que el problema de velocidad está aquí.

Sin embargo, si ningún otro cable permite que le llegue corriente, este podría no ser el factor que le afecta. De todos modos con un pequeño alfiler podemos tratar de retirar suciedad, acompañado de soplidos.

Batería deteriorada

Con el tiempo las baterías pierden su capacidad y sus mAh disminuyen notablemente. Si tu móvil tiene dos años o más y además lo hemos exprimido bien, es posible que la batería pueda ser la causante del problema. Plantéate cambiarla por otra para solucionar el problema y recuperar su mayor velocidad.

No lo uses

Usar el móvil mientras se carga disminuye su velocidad, ya que el terminal sigue requiriendo energía al tiempo que la intenta recuperar con la que recibe. Por tanto no será igual la velocidad de un móvil apagado, que la de un móvil encendido y además usándose. Eso además afectará negativamente a la batería dado que tiene que preocuparse por repartirlo y la fluctuación puede ser mayor.

La temperatura

fuego peligro cargar batería durmiendo

Si el móvil está caliente después una larga jornada de juego o porque ha estado expuesto al sol, es posible que la velocidad de carga se reduzca y el móvil comience a recibir energía más lento con tal de evitar un problema mayor. No es más que un método de seguridad del propio móvil cuando la temperatura interna es elevada.

Modo carga de noche

Tanto en Android como en iOS nos encontramos con una limitación que se detiene al 80%. Por eso si ya tienes alarma configurada a diario y ves que a altas horas de la noche el móvil sigue sin llegar a estar completo no te preocupes. Esto querrá decir que el sistema ha entrado en acción.

Justo antes de que suene nuestra alarma el móvil pondrá de nuevo en marcha la carga rápida y para la hora en la que nos levantemos de la cama estará al 100% para rendir durante todo el día. Una función que lucha contra el deterioro de la misma sin que tengamos que hacer nada por evitarlo.

¡Sé el primero en comentar!