Presume ante tus amigos y carga sus móviles con tu Samsung

Lo cierto es que Samsung no ha sido de las primeras compañías de smartphones en lanzarse a la aventura de incluir este sistema en sus terminales. Aunque, lo que sí es verdad es que todos los teléfonos de gama alta de Samsung de los últimos años ya han ido contando con la carga inalámbrica inversa. Concretamente, los primeros en contar con esta tecnología fueron los móviles de la serie Galaxy S10 del fabricante surcoreano.

Y desde entonces, sus smartphones de gama más alta han seguido incluyendo este sistema entre sus componentes. Aunque, uno de sus puntos fuertes es que podremos usar la carga inalámbrica inversa en cualquier momento y cuando nosotros lo decidamos. Básicamente porque los smartphones de la firma asiática cuentan con la opción de poder activarla o desactivarla cuando tú decidas. Por ello, os explicaremos en qué consiste exactamente y cómo tenéis que habilitarla en vuestro teléfono.

Cómo funciona la carga inversa sin cables

En los últimos tiempos hemos visto como dentro de las tecnologías de carga, que se integran en nuestros smartphones, la inversa ha sido una de las más interesantes que se han ido implementando. Sin embargo, hoy en día todavía sigue siendo una de las más desconocidas por muchos usuarios. Incluso, hay personas que la tienen disponible en sus terminales, pero aún no lo han descubierto.

Con esta función, que no debemos confundirla con la opción sin cables clásica la cual llegó hace más tiempo a nuestros smartphones, nuestro teléfono es capaz de servir como estación de dar energía a para otros dispositivos móviles o incluso gadgets de todo tipo como auriculares inalámbricos o altavoces Bluetooth.

Carga inversa inalámbrica Samsung

No es ni más ni menos que el simple hecho de que permitamos que un smartphone se convierta en un cargador inalámbrico. De esta manera, solamente bastará con colocar sobre él otro terminal o dispositivo compatible con la tecnología inalámbrica para que comience a llenarse su batería.

No obstaste, su integración sigue siendo algo que solemos encontrarnos en terminales de alta gama. Aunque, este sistema inverso y sin cables es una tecnología que se está comenzando a incluir en cada vez más smartphones que posean entre sus características con el sistema inalámbrico. Por lo que llegará un punto en el que también podremos disfrutar de esta tecnología en los teléfonos que no pertenezcan a la gama más top de Samsung.

Actívala en tu móvil Samsung

La realidad es que el uso de la carga inalámbrica inversa es una característica que puede llegar a ser de gran utilidad para aquellos usuarios con un smartphone Samsung. Básicamente porque permitirá compartir algo de batería con otro dispositivo, ya sea también tuyo o de otra persona. Eso sí, deberá ser compatible con el tipo de carga inalámbrica para que llegue a funcionar y evitemos que la otra persona se llegue a quedar sin batería.

Sin embargo, para poder utilizar este método en nuestro teléfono de la firma coreana, tendremos que habilitar primero dicha tecnología en el propio Samsung. Aunque estará algo oculto, por lo que os explicaremos paso a paso cómo llegar hasta su apartado. Por tanto, si queréis activar esta funcionalidad en vuestro terminal deberéis seguir los siguientes pasos:

  1. Accede a los ajustes del teléfono.
  2. Entra en el apartado de Mantenimiento y batería de tu Samsung.
  3. Pulsa sobre Batería.
  4. Pulsa en Compartir carga sin cables.
  5. Activa el interruptor que aparece en la parte superior.
  6. Habilita la función al pulsar sobre el interruptor que os aparecerá con el que podremos compartir batería con otro dispositivo.

Activar carga inversa inalámbrica Samsung

Una vez hayas realizado los pasos anteriores, podrás usar tu móvil para transmitirle energía a otro. Además, en este mismo apartado en el que hemos conseguido activar esta tecnología de nuestro dispositivo móvil, nos indica cómo debemos colocar dichos terminales o cualquier otro gadget para que podamos usar este método de la mejora forma.

Una de las grandes ventajas que podremos encontrar en este mismo menú es que nos permitirá establecer cuál es el porcentaje límite de la batería de nuestro smartphone que vamos a querer compartir. Además, normalmente viene un límite establecido por defecto, pero siempre podremos llegar a cambiarlo dependiendo de nuestras necesidades. Para ello, solamente tendrás que pulsar sobre dicho porcentaje y seleccionar el que quieras darle al otro dispositivo.

¿Qué smartphones se pueden cargar con este sistema?

El funcionamiento de esta tecnología está limitada a aquellos dispositivos de la compañía surcoreana compatibles con la carga inalámbrica Qi WPC. Por lo que podemos encontrarnos con que los modelos de la serie Galaxy S a partir del S6, así como los modelos Note a partir del Note 5, son compatibles.

Por lo que más allá de estos terminales, la propia firma asiática no puede asegurar la compatibilidad de esta tecnología con dispositivos de otros fabricantes. Sin embargo, no debería existir en principio ningún tipo de problema siempre y cuando tenga la tecnología Qi entre sus componentes.

Puntos importantes al usar la carga inversa

Además, existen una serie de puntos que deberemos tener en cuenta a la hora de utilizar este sistema con nuestro dispositivo móvil. Y aunque es cierto que esta tecnología es efectiva, es algo más sensible al método cableado. Por lo que antes de proceder a usarla, debes saber que el teléfono que deseas cargar también deberá ser compatible con el estándar inalámbrico Qi.

Samsung Galaxy S10 carga inversa

Otro factor es que, aunque la marca ha avanzado bastante en este apartado, las velocidades no son particularmente rápidas, por lo que tampoco puedes esperar milagros a la hora de usar esta funcionalidad. Además, solo podremos poner un dispositivo a la vez y el uso de esta tecnología puede llegar a afectar tanto a la recepción de llamadas como en el servicio de los datos móviles.

También es importante tener en cuenta que si se tienen problemas para conectar ambos dispositivos o el proceso es demasiado lento, será necesario retirarles las fundas en el caso de que tuvieran. Y, evidentemente, para poder hacer uso de esta tecnología inalámbrica e inversa ambos dispositivos deben estar encendidos.

Así mismo, el dispositivo al que queremos transmitirle energía deberá estar colocado obligatoriamente en la parte central de la parte trasera del smartphone de Samsung. En el caso de que pasen unos segundos y el proceso no se inicie de forma automática, tendremos que volver a reconocer dichos dispositivos.

¡Sé el primero en comentar!