En Android, cuando cerramos una aplicación esta en realidad no se finaliza del todo, sino que quedan procesos y servicios que tras un tiempo la vuelven a abrir y la mantienen en segundo plano, consumiendo recursos, memoria y reduciendo sensiblemente la duración de la batería.

Para evitar que las aplicaciones vuelvan a arrancar deben “hibernarse”, es decir, finalizar los procesos y servicios encargados de controlar el funcionamiento de las aplicaciones quedando estas totalmente cerradas y sin ejecutarse hasta que lo hagamos manualmente. Una de las aplicaciones que permiten esto es Greenify.

Greenify nació como una herramienta especialmente diseñada para los usuarios con root y xposed framework pero que con el tiempo ha mejorado, añadido nuevas funciones e incluso es capaz de funcionar sin permisos de root, estando así disponible para cualquier usuario que quiera hacer uso de ella.

Lo primero que debemos hacer es descargar esta aplicación de forma gratuita desde la Play Store.

Greenify
Desarrollador: Oasis Feng
Precio: Gratis

Esta aplicación también cuenta con una versión Pro que habilita funciones adicionales, aunque si vamos a utilizarla sin permisos de Root no es necesaria.

Una vez descargada la ejecutamos y veremos una pantalla similar a la siguiente.

Greenify para Android, pantalla principal

Aquí los desarrolladores nos resumen por encima el funcionamiento de su herramienta. Lo primero que debemos hacer es abrir el menú de opciones experimentales, donde indicaremos al programa que queremos trabajar en modo “sin root”. Para ello pulsamos sobre los 3 botones de la parte superior y elegimos “Características experimentales”.

menú de Greenify para Android

Veremos una nueva pantalla con una serie de “módulos”.

Módulos experimentales de Greenify

En la parte superior de la misma veremos “Modo de trabajo”. Aquí elegimos “Sin root”. El resto de módulos para la versión “rootless” no merecen la pena, así que lo dejaremos por defecto (marcada la de no eliminar las notificaciones).

Volvemos hacia atrás, a la ventana principal del programa. Pulsamos sobre el botón “+” y se abrirá una nueva pantalla desde donde veremos todas las aplicaciones que en estos momentos tienen algún proceso o servicio activo.

Lista de aplicaciones en ejecución de Greenify

Elegimos aquí todas las que queramos. Debemos evitar finalizar los clientes de mensajería instantánea y demás aplicaciones de las que necesitemos recibir notificaciones, ya que una vez finalizadas dejarán de funcionar. Esto es útil para aplicaciones generales, juegos y demás.

Una vez elegidas todas las que queremos finalizar aceptamos y volveremos a la ventana principal, solo que en esta ocasión nos aparecerán todas las aplicaciones que vamos a hibernar.

Nuestro Greenify está listo. Lo único que nos queda por hacer es crear un acceso directo al escritorio desde donde finalizaremos las aplicaciones y bloquearemos el smartphone cuando no vayamos a utilizarlo. Para ello abrimos el menú de opciones (icono de 3 puntos) y elegimos “Crear acceso directo hibernado”.

Crear acceso directo a Greenify

Elegimos la opción “Hibernar + Bloquear”.

Accesos directos Greenify

Y listo. En nuestro lanzador podremos ver un nuevo acceso directo que, al pulsar sobre él, finalizará todas las aplicaciones que hayamos seleccionado y bloqueará nuestro smartphone.

Icono Hibernar + Bloquear

Al no tener permisos de root Greenify no puede automatizar estas tareas, por lo que el proceso, aunque efectivo, es algo más tedioso.