Android 6.0 Marshmallow ya está aquí, aunque de momento a un número muy limitado de dispositivos. Este es el nuevo sistema operativo desarrollado por Google para todo tipo de dispositivos móviles y tablets y con el que planta cara a su principal rival, iOS. Muchas son las novedades que llegan con esta nueva versión de Android, tal como hemos hablado en muchas ocasiones en este blog, aunque, por desgracia, la actualización no llegará a todos los usuarios, y tampoco a todos los afortunados por igual.

Mientras que las actualizaciones de iOS dependen directamente de Apple, en el caso de Android las actualizaciones dependen de los fabricantes de los smartphones, por ello es muy complicado que todos los dispositivos reciban las nuevas versiones, y de recibirlas, que lleguen al mismo tiempo.

Actualizar Android desde las actualizaciones oficiales OTA no elimina ningún dato, ninguna aplicación ni ninguna configuración, por lo que a simple vista no debemos por qué preocuparnos. Sin embargo, estas actualizaciones no dejan de ser un proceso peligroso que en caso de fallo pueden dejar el dispositivo inservible. Por ello queremos dejaros una pequeña guía con varios consejos a seguir antes de actualizar nuestro Android a 6.0.

Actualizacion OTA Android Marshmallow

Hacer copia de seguridad

Lo primero y más importante es hacer una copia de seguridad de nuestros archivos y datos personales. Para ello conectamos nuestro dispositivo Android al ordenador y copiamos todo aquello que se sea importante.

Por lo general, los datos más importantes de un smartphone son:

  • Fotografías
  • Capturas de pantalla
  • Música / Audio
  • Vídeos

También debemos revisar la carpeta de descargas, la carpeta de documentos y guardar todos aquellos archivos de WhatsApp que sean importantes (bases de datos, archivos recibidos, etc).

Sincronizar nuestras cuentas en la nube

Otra parte de la copia de seguridad, más allá de los datos y archivos personales, son las cuentas sincronizadas con Android. A las cuentas de usuario se vinculan diferentes tipos de datos personales, como por ejemplo, la agenda y el calendario. Si no queremos perder estos datos debemos asegurarnos de que desde el apartado Ajustes > Cuentas todos los datos están sincronizados con la nube.

Apuntar una lista con todas las aplicaciones instaladas

Todos tenemos nuestras aplicaciones básicas e imprescindibles, sin embargo, también tenemos otras aplicaciones instaladas que nos pueden resultar útiles en varias situaciones.

Aunque las aplicaciones se mantienen guardadas en la lista de aplicaciones de Google Play Store, puede que no nos acordemos de todas las que hemos instalado. Para solucionar esto debemos apuntar en un papel, o realizar capturas de pantalla, de la lista de aplicaciones para comprobar que efectivamente todas siguen estando presentes tras la actualización o alguna de ellas ha desaparecido y debemos descargarla de nuevo manualmente.

Si las aplicaciones lo permiten, exportar y guardar la configuración

La mayoría de las aplicaciones para Android permiten configurarse a nuestro gusto. Por si algo sale mal es recomendable exportar las configuraciones de todas ellas (en el caso de que nos deje hacerlo) para poder restaurar estas actualizaciones manualmente cuando finalice el proceso en el caso de que alguna de ellas se desconfigure.

En el caso de los juegos, es recomendable activar la sincronización con Google Play Games o con Facebook para que nuestro proceso se suba correctamente a la nube y podamos descargarlo de nuevo en el caso de que el proceso de actualización falle y toque realizar una restauración de fábrica.

Antes de empezar a instalar la actualización a Android 6.0…

Es recomendable que nuestro dispositivo tenga la batería cargada al máximo, ya que de no ser así corremos el riesgo de que se apague durante el proceso pudiendo dejar el dispositivo inservible. También algunos recomiendan realizar la actualización con él conectado a la red eléctrica, de esa manera nos aseguraremos de que bajo ningún concepto nos quedaremos sin batería.

En el caso de que tengamos el dispositivo rooteado y/o con el bootloader desbloqueado o el recovery cambiado debemos revertir estos cambios antes de instalar una actualización OTA o de lo contrario lo más probable es que tengamos problemas con el proceso.

Para finalizar os recomendamos que si vuestro dispositivo no es uno de los afortunados no desesperéis. Muchos cocineros de roms, entre ellos CyanogenMod con su versión 13.0, ya están trabajando en nuevas versiones de sus roms que adaptan este nuevo SDK de Google para todo tipo de dispositivos de forma no oficial, pero que en la mayoría de las ocasiones funcionan mejor que las oficiales.