Cuando compramos un smartphone nuevo y lo encendemos, por lo general el rendimiento que obtenemos es excelente. Sin embargo, con el paso de los meses, incluso de los años, este rendimiento suele verse afectado por diversas causas y nuestro dispositivo suele empezar a funcionar lento, a tener lag en nuestras acciones y a dar la sensación de que estamos utilizando un smartphone “viejo” y obsoleto en lugar de obtener la experiencia de uso que teníamos cuando estrenamos el móvil.

Es cierto que cada vez las aplicaciones son más pesadas y que necesitan más recursos, sin embargo, un teléfono de características como el Nexus 5, uno de los dispositivos de mayor éxito de la gama Nexus de Google, no tendría por qué tener problemas, aunque lleve ya algo más de 2 años en el mercado. Los dispositivos con varios años suelen mostrar síntomas de falta de rendimiento por muchos motivos, por lo que generalmente necesitan cierto “mantenimiento” para poder seguir funcionando como el primer día.

Nexus 5 en una mesa de billar

Pasos a seguir para mejorar el rendimiento del Nexus 5

A continuación, vamos a explicar los diferentes pasos a seguir para restaurar el funcionamiento óptimo de nuestro Nexus 5 y volver a hacer que funcione como el primer día.

Utilizar un Launcher más ligero

Muchas veces, una de las razones por las que el dispositivo funciona lento es por utilizar un launcher muy pesado y poco optimizado. Aunque no lo parezca, el launcher tiene una gran influencia en el rendimiento del dispositivo ya que es el encargado de mostrar y gestionar las aplicaciones y los widgets en la pantalla, por lo que, si el launcher es muy pesado y lento, el comportamiento general del dispositivo será igual.

Desde MozilZona, si queréis probar un lanzador (launcher) ligero que consuma pocos recursos y que aproveche al máximo los recursos del Nexus 5 os recomendamos dos:

Nova Launcher
Desarrollador: TeslaCoil Software
Precio: Gratis
Smart Launcher 3
Desarrollador: Smart Launcher Team
Precio: Gratis+

Desinstalar aplicaciones que no utilizamos

El Nexus 5 tiene 2GB de memoria RAM, memoria más que suficiente para ejecutar varias aplicaciones a la vez, sin embargo, 2Gb sigue siendo una memoria limitada, por lo que no vamos a poder tener un gran número de aplicaciones abiertas a la vez ni un gran número de procesos corriendo en segundo plano.

Si queremos garantizar el correcto funcionamiento de nuestro Nexus debemos cerrar habitualmente todas las aplicaciones abiertas, pero también desinstalar todas aquellas aplicaciones que no utilicemos nunca. De esta manera ahorraremos espacio de almacenamiento, pero, sobre todo, ahorraremos recursos en segundo plano, agilizando el funcionamiento de todo el sistema e incluso alargando la duración de la batería.

Instalar actualizaciones OTA

Cada poco tiempo Google, igual que resto de fabricantes, suele publicar pequeñas actualizaciones OTA para los dispositivos que, en la mayoría de las ocasiones, sirven para mejorar la seguridad y el rendimiento del dispositivo, por lo que es recomendable tenerlas siempre instaladas. Sin embargo, siempre corremos el riesgo de instalar una actualización que empeore el rendimiento, especialmente cuando es un parche grande o un salto de versión.

Por ejemplo, en el caso del Nexus 5, muchos usuarios que han actualizado al nuevo Android 6.0 Marshmallow aseguran que han perdido un rendimiento considerable, sintiendo que el dispositivo funciona “a saltos” y se ralentiza mucho, algo que no pasaba antes con Android 5.1 Lollipop.

OTA a Android 5 del Nexus 5

Google ha afirmado que trabaja en una OTA para solucionar este problema, por lo que volvemos al primer punto, mantener el dispositivo actualizado siempre que tengamos problemas para poder utilizar un sistema lo más optimizado posible y libre de fallos.

Restaurar los valores de fábrica

Si hemos realizado los pasos siguientes y nuestro dispositivo sigue funcionando mal siempre podemos realizar una restauración de los valores de fábrica. Durante este proceso se eliminan todos los datos, aplicaciones y configuraciones del smartphone y recuperamos la configuración de fábrica del dispositivo, pudiendo comprobar así si los problemas de lag o rendimiento estaban causados por alguna aplicación o configuración o, de lo contrario, la causa puede ser otra.

Probar otra ROM personalizada

En el caso de haber probado todo lo anterior y que nuestro smartphone siga funcionando lento, con lag, o tenga problemas de rendimiento, la última opción que podemos probar es a cambiar la ROM del dispositivo e instalar una nueva, más optimizada y limpia de paquetes y aplicaciones innecesarios.

En este punto desde MovilZona os recomendamos optar por CyanogenMod, una de las mejores roms y con mejor mantenimiento que permitirán tener nuestro Nexus 5 con una experiencia Nexus pura y con el mejor rendimiento posible generado por el duro trabajo que realiza la comunidad de Cyanogen.

CyanogenMod

También recordamos que los dispositivos electrónicos pierden rendimiento con el paso del tiempo, y si nuestro Nexus 5 ha sufrido mucho durante su vida es posible que ya simplemente funcione mal por desgaste. En ese caso no podremos hacer mucho más que, si está en garantía, tramitarla para recibir uno nuevo.