Cada vez es más frecuente que los menores utilicen los smartphones y las tablets como sistemas de entretenimiento. Las tiendas de aplicaciones de los dispositivos móviles, tanto la Play Store de Android como la App Store de iOS, son plataformas muy peligrosas para los menores ya que en ellas se puede encontrar prácticamente cualquier tipo de contenido, contenido violento, de azar y de otros muchos tipos no aptos para menores. Sin las medidas de protección adecuadas, es muy fácil que un menor pueda acceder a este contenido no apto para él.

Para evitar que esto ocurra y protegerlos del contenido no apto para ellos, la Play Store cuenta con un sistema de control parental que podemos activar fácilmente y que nos permitirá elegir a qué tipo de contenidos pueden acceder los más pequeños.

A continuación, os vamos a enseñar cómo funciona esto.

Cómo activar y configurar el Control Parental de la Play Store en Android

Gracias al Control Parental de la Play Store vamos a poder evitar que los menores puedan acceder a cierto tipo de contenido directamente desde la tienda de aplicaciones. Este control parental afecta a toda la tienda de Google, tanto a la sección de aplicaciones y juegos como a las películas y los vídeos.

Para activarlo, lo primero que tenemos que hacer es abrir nuestra Play Store y, desde la tienda, abrir el menú de Ajustes para desplazarnos hasta el apartado de Control Parental.

Play Store - Control Parental

Una vez dentro, lo primero que haremos será habilitarlo. Para ello, activaremos el interruptor que nos aparece en la parte superior de la página de configuración y nos pedirá un código pin con el que quedará protegida esta configuración (para evitar que se desactive).

Una vez activada la opción ya podremos ver todas las opciones disponibles.

Play Store - Activar Control Parental

Una vez que el Control Parental está activado, ahora ya solo nos queda configurar el nivel de restricción que queremos aplicar a cada una de las secciones de la tienda. De esta manera podemos, por ejemplo, restringir el acceso a aplicaciones no recomendadas para menores de ciertos años, a películas para adultos y a la música explícita.

Así, todo el contenido inapropiado quedará bloqueado por defecto, protegiendo a los más pequeños de estos peligros.

Cómo evitar que los más pequeños hagan pagos no autorizados en la Play Store o en las aplicaciones y juegos de Android

Además de contenido no apto para menores, la tienda de aplicaciones y todas las apps y juegos para Android tienen otro gran problema que, si no se ataja de raíz, puede llegar a salirnos muy caro, literalmente. La tienda de aplicaciones de Android está llena de aplicaciones de pago, y no solo eso, sino que, además, muchas de las aplicaciones y juegos cuentan con compras dentro de la propia aplicación que, si no se controlan, fácilmente pueden salirnos por varios cientos de euros al mes.

Ya que la mayoría solemos tener asociada nuestra cuenta o nuestra tarjeta a la Tienda de Google, la propia Play Store tiene una opción que se encargará de pedirnos la contraseña de la cuenta antes de realizar ningún pago automático de manera que, si un menor intenta pagar por error cualquier objeto no podrá hacerlo.

Para activar esta función, lo único que debemos hacer es volver a abrir el menú de Ajustes de la Play Store y desplazarnos hasta la opción de “Pedir autenticación para realizar compras“, habilitando la correspondiente opción que nos interese (preferiblemente la primera).

Una vez activada esta opción, siempre que intentemos comprar una aplicación o pagar dentro de un juego se nos pedirá la contraseña de nuestra cuenta y, sin la cual, el proceso de compra no podrá completarse.