No podemos negar que Google está llevando a cabo una cruzada contra los usuarios que tienen sus dispositivos modificados, con el bootloader desbloqueado y con permisos de root. Algunas aplicaciones, además de no ejecutarse en dispositivos con root, ahora directamente no aparecen en la Play Store de todos aquellos usuarios que tienen los dispositivos modificados, un movimiento que, sin duda, demuestra que Google quiere acabar con esta configuración que se lleva realizando desde las primeras versiones del sistema operativo.

A pesar de los esfuerzos de Google por acabar con las modificaciones que habilitan los permisos de superusuario, la comunidad trabaja duro en poder encontrar la forma de evadir estas limitaciones, tanto de cara a las aplicaciones como de cara a los servidores de seguridad llamados SafetyNet, y una de las herramientas capaces de evadir estas limitaciones es Magisk Root.

Google cada poco está actualizando los servidores de seguridad para que los desarrolladores puedan distribuir sus aplicaciones de la forma más cómoda posible, por lo que, lo que antes era indetectable, puede que ya no lo sea y, para volver a evadir los tests de seguridad de Google, es necesario que actualizamos los binarios de nuestro root a las últimas versiones, concretamente, a versiones beta.

A continuación, vamos a explicamos cómo actualizar de una versión de Magisk Root a la última versión beta actualizada y lista para seguir ocultando la modificación a Google y los desarrolladores.

Cómo desinstalar cualquier versión antigua de Magisk Root

Antes de instalar a una nueva versión es recomendable desinstalar la versión actual de cara a reducir al mínimo la probabilidad de que algo salga mal y nuestro smartphone, por ejemplo, entre en bootloop y no funcione.

Para hacer esto, el proceso es muy sencillo. En el hilo oficial de la versión estable de Magisk podemos encontrar un fichero .zip llamado “Magisk-uninstaller” en la sección de descargas.

Antes de hacer nada, debemos descargar este archivo y copiarlo a la memoria de nuestro smartphone. Una vez hecho, reiniciamos en el recovery e instalamos dicho paquete como cualquier otro. En unos segundos, el root de Magisk habrá sido eliminado de nuestro dispositivo. Reiniciamos nuestro dispositivo y comprobamos que todo se ha realizado con éxito abriendo, por ejemplo, la aplicación Magisk Manager y viendo cómo no tenemos permisos de root.

Magisk Manager error root

Ahora, desinstalando también Magisk Manager (ya que la beta 13 necesita la última versión del Manager, la 5) y nos preparamos para instalar la nueva beta del root de Magisk, más avanzada y, además, actualizada para superar los últimos tests de SafetyNet.

Cómo descargar e instalar la última beta de Magisk para superar los tests SafetyNet

El proceso de instalación de la última versión beta es muy sencillo. Tras haber desinstalado la versión anterior, lo siguiente que debemos hacer es ir al enlace del desarrollo de la nueva versión de Magisk y descargar desde aquí la compilación más reciente de esta nueva herramienta.

Una vez descargada (de nuevo, habremos descargado un fichero zip) la copiamos a la memoria de nuestro dispositivo y volvemos a reiniciar en el recovery para instalar este nuevo archivo. Si hemos seguido correctamente los pasos (desinstalado la versión vieja e instalado la nueva), entonces todo el proceso debería haber tenido éxito. Borramos antes e salir la caché y la Dalvik y reiniciamos nuestro Android.

TWRP oficial para el Xiaomi Redmi Note 3 Pro

Como hemos dicho, para poder utilizar esta versión del root de Magisk es necesario instalar la versión 5 de Magisk Manager, la cual podemos encontrar, por ejemplo, en el siguiente enlace. Una vez instalado también este administrador, nuestro Android estará ya actualizado a la última versión del root que, de momento, es capaz de superar todos los tests y las pruebas de root de SafetyNet.

Comprobaciones de seguridad y estado de root Magisk Manager

De todas formas, os recomendamos realizar este proceso solo si de verdad necesitáis pasar los tests de SafetyNet ya que, como hemos dicho, el Root de Magisk 13 aún está en fase beta y puede contener muchos fallos y problemas que podrían hacer desde que nuestro dispositivo entre en Bootloop hasta directamente no funcionar los permisos de superusuario.

En caso de que en un futuro se cambien los algoritmos y se vuelva a detectar nuestro dispositivo como alterado, lo único que hay que hacer es repetir estos pasos para actualizar a la versión más reciente de las librerías de root para volver a superar con éxito estos tests.