Magisk es una nueva técnica que nos permite hacer root a prácticamente cualquier dispositivo y versión de Android sin modificar la partición del sistema de Android, lo que la hace ser mucho más estable y menos agresiva que las alternativas conocidas hasta ahora. Además, su software de control, Magisk Manager, cuenta con un gran número de funciones adicionales, como, por ejemplo, la posibilidad de ocultar el root a determinadas aplicaciones instaladas en nuestro dispositivo o modificar ciertos apartados de nuestro equipo recurriendo a una serie de “módulos”.

Esta aplicación es totalmente gratuita y de código abierto y, como hemos dicho, funciona sin problemas en cualquier dispositivo. A continuación, os vamos a enseñar cómo podemos hacer root con esta herramienta a nuestro dispositivo.

Cómo hacer root a nuestro Android con Magisk Manager

Si ya tenemos hecho root a nuestro dispositivo Android, por ejemplo, con SuperSU

Este, sin duda, es el proceso más sencillo para actualizar nuestro sistema de rooteo y empezar a disfrutar de todas las ventajas que nos ofrece Magisk. Para ello, el único requisito es que ya tengamos permisos de root en nuestro dispositivo. Este root, además, debe ser del tipo “systemless”, es decir, el nuevo tipo de root que no realiza cambios en la partición del sistema, lo que, además, hace que sea menos detectable por las aplicaciones instaladas.

Si tenemos, por ejemplo, un smartphone con Android 6.0 Marshmallow y root, este será del tipo systemless y podremos hacerlo. Si tenemos una versión anterior con estos permisos tendremos que comprobar el tipo y, de no ser systemless, cambiarlo por un método que si lo sea.

Si cumplimos este requisito, lo único que nos quedará por hacer es descargar e instalar la aplicación gratuita desde la Play Store y ejecutarla.

La app no se encontró en la tienda 🙁 #wpappbox

Links: → Visit Store → Search Google

El propio Magisk Manager detectará el tipo de rooteo de nuestro sistema y, si cumplimos con lo anterior, nos dará la opción de actualizarlo al tipo “Magisk”.

Descargar e instalar root Magisk

Una vez finalice el proceso, ya solo tenemos que reiniciar para que todo empiece a funcionar con normalidad, pudiendo gestionar el root ya desde esta herramienta.

Si no tenemos hecho root a nuestro Android

Si aún no tenemos permisos de root en nuestro dispositivo, el proceso de instalación será el clásico de siempre, es decir, desbloquear el bootoader de nuestro dispositivo, instalar un recovery y, desde él, realizar directamente el root de Magisk.

El proceso para liberar el bootloader e instalar un recovery en cada smartphone es diferente, por lo que os recomendamos visitar nuestra sección de tutoriales donde encontraréis cómo realizarlo a la mayoría de los modelos actuales del mercado. El proceso, generalmente, borra todos los datos de nuestro smartphone, por lo que no debemos olvidar hacer una copia de seguridad.

Una vez tengamos un recovery personalizado en nuestro smartphone, el siguiente paso será descargarnos el zip de Makisk y flashearlo en nuestro dispositivo desde este recovery.

Una vez finalice el proceso, reiniciamos nuestro Android y lo único que nos quedará por hacer será descargar Magisk Manager desde la Play Store para empezar a disfrutar de sus funciones y características.

La app no se encontró en la tienda 🙁 #wpappbox

Links: → Visit Store → Search Google

Ahora ya podremos abrir esta aplicación y comprobar que todo funciona correctamente, tanto los permisos de superusuario como la validación de SafetyNet ya que, al fin y al cabo, va a ser esta la que nos va a permitir hacer uso de una de las principales características de este tipo de root, es decir, ocultar su presencia a determinadas aplicaciones.

Comprobaciones de seguridad y estado de root Magisk Manager

Cómo desinstalar el root de Magisk

En caso de no querer seguir utilizando este sistema y volver a dejar nuestro Android seguro y sin acceso a estos permisos avanzados, lo único que debemos hacer es descargar el fichero .zip que nos ofrecen sus desarrolladores e instalarlo desde el recovery en nuestro dispositivo.

Una vez termine el proceso, reiniciaremos nuestro Android y podremos ver que, aunque tendremos la aplicación de Magisk Manager aún instalada, el root ya no está disponible.

Ahora podemos desinstalar sin problemas esta aplicación.