Por defecto la ROM de Android cuenta con una serie de aplicaciones necesarias para el correcto funcionamiento del sistema operativo. Estas aplicaciones son las que conocemos como “aplicaciones básicas” que se instalan por defecto junto al propio sistema operativo y se clasifican como “aplicaciones del sistema”.

Estas aplicaciones tienen ciertas preferencias sobre las aplicaciones de los usuarios, por ejemplo, que no pueden desinstalarse fácilmente y que para hacerlo se necesitan permisos de superusuario, o “root”. Aunque no es recomendable que las aplicaciones de usuario sean aplicaciones del sistema (entre otras cosas porque el espacio de la partición del sistema, o ROM, es bastante limitado), sí que es posible convertir algunas aplicaciones concretas en aplicaciones del sistema para asegurarnos que van a funcionar siempre y que ninguna persona no autorizada podrá eliminarlas.

¿Qué ventajas nos aporta una aplicación del sistema?

Por lo general no se recomienda mezclar aplicaciones convencionales con las propias aplicaciones del sistema ya que nuestro teléfono podría empezar a funcionar mal y no habría forma de solucionarlo. Sin embargo, algunas aplicaciones sí que deben ser instaladas como aplicaciones del sistema ya que las dotan de una capa adicional de seguridad. Una aplicación que debería ir “de sistema” es Cerberus, el software antirrobo.

Las aplicaciones del sistema son más complicadas de eliminar, teniendo que hacerlo manualmente paso a paso. Estas aplicaciones forman parte de la ROM, por lo que si perdemos o nos roban el teléfono y lo primero que hacen es restaurar los valores de fábrica y borrar todo el dispositivo, al volver a tener la rom en su estado de fábrica, las aplicaciones del sistema siempre se mantienen, como es caso de Cerberus si así lo hemos hecho.

¿Cómo convertir una aplicación normal en aplicación del sistema?

Lo primero que necesitamos es tener permisos de root, ya que de lo contrario no podemos realizar dichos cambios a tan bajo nivel. Si ya somos usuarios “root” entonces podemos seguir con el proceso.

Existen varias formas de convertir una aplicación normal en una del sistema. Las más avanzadas son:

  • Mediante Terminal.
  • Desde el recovery.
  • Desde Rom Manager

Nosotros, para simplificar el proceso, vamos a explicar cómo convertir una aplicación normal de usuario descargada desde la Play Store en una aplicación del sistema con la herramienta Titanium Backup.

Lo primero que debemos hacer es descargar esta aplicación desde la Play Store.

Titanium Backup ★ root
Desarrollador: Titanium Track
Precio: Gratis

Una vez que tengamos la aplicación instalada la ejecutamos. Veremos la pantalla principal de la aplicación.

Titanium Backup - Pantalla principal

Aquí nos situamos sobre el apartado “Copiar y restaurar” de la parte superior de la pantalla. En pocos segundos nos cargará una lista completa con todas las aplicaciones que tenemos instaladas en el dispositivo.

Titanium Backup - Lista de aplicaciones

Simplemente debemos buscar la que queremos y dejar pulsado sobre ella. Se nos abrirá un nuevo menú con varias opciones. En la parte inferior veremos una entrada llamada “Convertir a aplicación del sistema”.

Titanium Backup - Opciones especiales

Seleccionamos dicha opción y el propio Titanium Backup comenzará a trabajar.

Titanium Backup - Convertir a aplicación del sistema

El proceso puede tardar varios minutos, por lo que debemos tener paciencia y esperar a que el proceso finalice. Una vez acabe veremos que la aplicación nos aparece en la lista de Titanium de diferente color, lo que indica que se trata de una aplicación del sistema.

La aplicación ya está segura y permanecerá instalada siempre, incluso aunque restauren los valores de fábrica de la misma.

Si queremos que la aplicación vuelva a ser una aplicación convencional debemos realizar el proceso inverso desde el Titanium Backup o lo único que nos queda es hacer un Wipe > System y reinstalar la rom desde cero, perdiendo todos los datos almacenados en el dispositivo.