Cuando compramos un smartphone cualquiera, por ejemplo, un Nexus, de Google, por defecto, por motivos de seguridad, vienen con ciertas funciones bloqueadas, por ejemplo, el bootloader y sin un recovery abierto. Esto nos permite, por ejemplo, asegurarnos de que nadie puede acceder a nuestros datos sin permiso y, además, recibir las actualizaciones oficiales vía OTA, sin embargo, también nos limita en cuanto a personalización y control sobre el dispositivo, ya que no tenemos root, y a cambiar de rom, ya que, sin un recovery personalizado y sin el bootloader desbloqueado no podremos hacerlo.

Por suerte, tan pronto como sale un smartphone al mercado, la comunidad suele liberar herramientas que nos permiten realizar los cambios que hemos dicho, por ejemplo, instalar un recovery y hacer root, rompiendo en la mayoría de los casos con la garantía, exponiendo nuestra seguridad y rechanzando el poder recibir las actualizaciones oficiales vía OTA, entre otras cosas.

Por ello, aunque muchos usuarios decidan realizar esta configuración, la mayoría de ellos termina por dar marcha atrás pasado un tiempo y buscando cómo restablecer sus dispositivos a los valores de fábrica, con las últimas actualizaciones oficiales de Android y, de nuevo, con el recovery original y el bootloader bloqueado.

Para todos los poseedores de un smartphone Nexus, a continuación, vamos a ver cómo volver a dejar nuestro dispositivo fácilmente de fábrica.

Preparar nuestro Nexus para las tareas de desarrollo

Igual que cuando vamos a hacer root o a cambiar la rom a un smartphone, debemos asegurarnos de preparar nuestro dispositivo para el proceso. Por ello, antes de nada, es recomendable hacer una copia de seguridad de nuestros datos (ya que se perderán durante el proceso) y, a continuación, activar el desbloqueo OEM y las opciones de depuración (si no lo hemos hecho ya).

Una vez listo, podemos empezar ya con la tarea de restablecimiento de nuestro Nexus.

Cómo restablecer cualquier Nexus a sus valores de fábrica con Nexus Root Toolkit

Una vez que tenemos nuestro dispositivo listo, lo siguiente será descargarnos esta herramienta e instalarla en nuestro ordenador. Una vez instalada, la ejecutamos y lo primero que nos pedirá será el modelo de smartphone Nexus que tenemos, por ejemplo, un 6P, el último modelo de la gama Nexus 🙁 y la versión de Android sobre la que vamos a trabajar (es decir, la que vamos a instalar).

Nexus Root Toolkit - Nexus y Rom

Si aún no hemos hecho el paso anterior, el propio programa nos recordará cómo se hace. Además, también comprobará que tenemos todas las dependencias necesarias (es decir, el recovery y el SU para este modelo) descargadas en el ordenador ya que, de lo contrario, nos ofrecerá la posibilidad de descargarlo automáticamente.

Una vez que todo está listo, ya podremos ver la pantalla principal del programa. En ella veremos, por ejemplo, el modelo de nuestro dispositivo, la versión de Android con la que estamos trabajando y todas las opciones que nos ofrece el programa.

Nexus Root Toolkit

Si, por cualquier cosa, no tenemos los drivers de nuestro Nexus en el equipo, podemos utilizar el botón de “Initial Setup” para descargarlos e instalarlos.

Nexus Root Toolkit - Drivers

Si ya lo tenemos todo listo, conectaremos nuestro dispositivo, ya encendido, al ordenador con su correspondiente cable y elegiremos la opción “Flash Stock + Unroot“. El propio programa detectará nuestro smartphone, lo reiniciará en el modo bootloader y, desde allí, comentará a instalar la rom completa de fábrica de nuestro dispositivo.

Nos aparecerá una nueva ventana donde podremos elegir de nuevo la imagen de fábrica que vamos a aplicar, si queremos que se descargue automáticamente desde los servidores de Google (recomendado, incluso aunque ya la hayamos descargado nosotros) y una serie de opciones (no recomendables) como el modo “No Wipe” para no borrar los datos personales del dispositivo y “No Encrypt” para no cifrar la partición de almacenamiento.

Nexus Root Toolkit - Restablecer

Pulsamos sobre “Ok” y esperaremos a que se descarguen los archivos y se instalen en el dispositivo. Una vez finalice este proceso, que puede tardar varios minutos, ya tendremos nuestro smartphone con la última versión oficial disponible de Android y sin root, aunque aún nos queda un paso por hacer.

Antes de desconectar el dispositivo, pulsaremos sobre el botón “OEM Lock” para bloquear de nuevo el bootloader y activar el bloqueo OEM. De esta manera, todo nuestro dispositivo estará restablecido por completo, con la última versión oficial de Android, sin recovery personalizado, sin root y con la posibilidad tanto de tramitar alguna garantía, si procede, como de recibir las actualizaciones OTA de nuestro sistema operativo sin complicaciones ni problemas.

¿Y si luego queremos hacer root de nuevo?

En caso de querer volver a hacer root de nuevo a nuestro dispositivo, podemos aprovecharnos de las funciones extra de esta aplicación. De esta manera, tras volver a realizar la preparación básica del primer apartado, podemos utilizar los botones “Unlock” y “Root” para liberar el bootloader y hacer root a nuestro Android oficial, eso sí, perderemos, de nuevo, las actualizaciones OTA.