Uno de los aspectos más importantes de un smartphone hoy en día es la conectividad. Prácticamente todas las aplicaciones que nos podemos encontrar en la tienda de aplicaciones de Google, la Play Store, suelen conectarse a servidores de terceros desde los que descargar paquetes adicionales o simplemente mostrar la publicidad que remunera indirectamente al desarrollador.

Los teléfonos con Android actualmente se conectan a Internet a través de la red de datos móviles o por Wi-Fi. En este artículo vamos a ver cómo se administran las conexiones inalámbricas a puntos de acceso Wi-Fi de manera que podamos tanto conectarnos a una red como borrar una previamente guardada o acceder a las opciones de configuración avanzadas de estas.

Lo primero que debemos hacer es abrir el menú de configuración de nuestro Android y acceder al primer apartado llamado “Wi-Fi”.

Android_administrar_wifi_tuto_foto_1

Según la versión y el fabricante del sistema operativo el menú, así como el nombre y la apariencia pueden variar. Lo primero que veremos al entrar a este apartado serán todas las redes Wi-Fi que se encuentran a nuestro alcance.

Android_administrar_wifi_tuto_foto_2

Si queremos conectarnos a una de ellas simplemente debemos pulsar sobre ella para ver la ventana donde nos pedirá la contraseña de nuestra red.

Android_administrar_wifi_tuto_foto_3

Desde aquí podemos abrir también el menú de ajustes avanzados para configurar manualmente la dirección IP del dispositivo. Para ello marcamos la casilla “Opciones avanzadas” y rellenamos los datos que nos aparecen.

Android_administrar_wifi_tuto_foto_7

A nivel básico esto es todo lo necesario para conectarse a una red Wi-Fi y empezar a navegar, sin embargo, el propio sistema operativo cuenta con una serie de “añadidos” para poder tener un mayor control sobre nuestras redes.

Podemos abrir el menú contextual y veremos las siguientes opciones:

Android_administrar_wifi_tuto_foto_4

Añadir red: Nos permite conectarnos a una red introduciendo manualmente el SSID (ideal para redes con SSID oculto).

Redes guardadas: Desde aquí veremos todas las redes que están guardadas en el dispositivo y podremos borrar aquellas que ya no nos interesen.

Android_administrar_wifi_tuto_foto_5

Actualizar: Vuelve a buscar las redes al alcance.

Ajustes avanzados: Nos muestra una serie de opciones adicionales como podemos ver a continuación:

Android_administrar_wifi_tuto_foto_6

  • Notificación de red disponible: Si queremos que el móvil nos notifique siempre que haya una red Wi-Fi disponible.
  • Buscar redes siempre: Nos permite elegir si queremos que el móvil esté buscando constantemente redes. Gasta algo más de batería, muy poco, pero es la manera más efectiva de localizar las redes en los sitios que menos te esperas.
  • Usar Wi-Fi en suspensión: Permite elegir si queremos que el móvil siga conectado al Wi-Fi cuando apagamos la pantalla, si queremos que se desconecte o si queremos que sólo esté conectado mientras carga. Ahora batería pero es una solución un poco engorrosa y quizá no tan práctica.
  • Sólo conexiones estables: Esta opción sólo nos dejará conectarnos a redes estables que tengan conectividad. Sobran palabra sobre sus ventajas, accederemos a esas conexiones de WiFi que todos soñamos.
  • Banda de frecuencia: Nos permite elegir en qué banda queremos buscar redes (2.4Ghz / 5Ghz). Ni que decir tiene que la 5GHz son lo más, pero no siempre hay disponibles.
  • Instalar certificados: Desde aquí instalaremos certificados para conectarnos a redes seguras.
  • Wi-Fi Direct: Con esta opción habilitaremos la función para compartir archivos punto a punto con esta tecnología. Esto es muy usado por ejemplo, por las impresoras más avanzadas para permitir que desde el móvil imprimamos lo que consideremos.
  • WPS: Nos permite conectarnos a una red mediante este tipo de autenticación.

Esto es todo lo que podemos hacer con las opciones del Wi-Fi. Ya sea para conectarnos rápidamente a una red como para administrar todos los parámetros de las conexiones o de las redes guardadas Android nos permite hacerlo sin mayor dificultad desde su gestor de conexiones.