TP-Link Neffos C5 Max

Análisis a fondo del TP-Link Neffos C5 Max

Valoración: 7 de 10

Sello Movilzona 7El TP-Link Neffos C5 Max es el primer terminal de esta compañía que hemos podido probar en MovilZona y, lo cierto, es que las sensaciones que nos ha dejado no son para nada malas en líneas generales. Esto se debe a que en conjunto este es un modelo solvente que se pone en el mercado por un precio que es muy competitivo y que a más de uno le llamará la atención y valorará su compra si no se desea gastar mucho. Concretamente, el dispositivo se puede comparar por unos 190 euros.

Algunos de los detalles que se deben conocer de este modelo es que la compatibilidad con redes LTE es completa en España. Por lo que con él es posible aprovechar al máximo las tarifas 4G que ya son habituales en las operadoras. Esto, junto a que es un dispositivo tipo Dual SIM, hacen que el TP-Link Neffos C5 Max sea un terminal que, ante todo, es completo. De eso no quedará duda alguna.

Imagen frontal del TP-Link Neffos C5 Plus

A continuación dejamos las opiniones y resultados que hemos obtenido con este phablet a la hora de probarlo durante un tiempo como dispositivo habitual, donde ha demostrado ser más que solvente en el día a día si no se realizan trabajos especialmente exigentes y que ofrece algunas opciones llamativas como, por ejemplo, disponer de una tienda de temas que posibilita el cambio de aspecto de la interfaz de usuario -que, por cierto, no está especialmente recargada y es todo un acierto-. En cuanto al sistema operativo, hay que decir que es Android 5.1 al sacarlo de la caja.

Diseño

Sobriedad, esta es la palabra que se nos  vino a la cabeza en cuanto vimos el TP-Link Neffos C5 Max. Y esto no es malo, ya que no se ha corrido riesgo alguno a la hora de fabricar el terminal en lo que se refiere a su aspecto, que no son especialmente redondeadas pero no ofrecen unas líneas muy rectas. No es feo, en resumidas cuentas. Por cierto, que el agarre es mejor del esperado para un modelo que tiene unas dimensiones de 152 x 76 milímetros -con un grosor de 8,95-. El peso se queda en 161 gramos, que están bien repartidos y da la sensación de ser menos.

El acabado del TP-Link Neffos C5 Max es plástico, con una línea metálica lateral que le da un aspecto algo más elegante, pero que no tiene continuidad en otros lugares. La resistencia es más que adecuada, ya que soporta pequeñas caídas sin problemas. Un detalle a conocer es que el acceso a las tarjetas SIM y microSD se realiza retirando la carcasa trasera, que encaja bastante bien al retirarla y colocarla de nuevo. El sensor de la cámara posterior no sobresale en exceso, lo que evita que el terminal “baile” al colocarlo en una superficie plana.

Ranura microSD del TP-Link Neffos C5 Max

Los botones de control hardware (el sistema operativo utiliza unos en pantalla capacitivos) son bastante sólidos y ofrecen una resistencia a la presión correcta. Quizá que sobresaliera un poco más de la carcasas sería mejor, pero el uso es adecuado. Ambos están en el lado derecho -como la muesca para abrir la carcasa, que es de gran ayuda- y, en el izquierdo, no hay nada que rompa la línea recta que tiene su diseño.

Diseño de la carcasa trasera del TP-Link Neffos C5 Max

En la parte baja del TP-Link Neffos C5 Max está el micrófono y el puerto microUSB, que es compatible con el estándar 2.0. Y, en la parte superior, encontrarás el puerto para los auriculares que no dispone de refuerzo alguno sobre el plástico y, esto, si no se tiene cuidado al extraer el conector que se utilice puede derivar en un problema que acabe por degradar este lugar del dispositivo. Por cierto, en la parte trasera está el altavoz, que ofrece un sonido adecuado, y que se tapa con bastante facilidad ya que se encuentra en la parte baja.

En definitiva, un terminal que no es especialmente feo (hemos visto cosas mucho peores) y que cumple a la perfección con lo que se espera de un dispositivo que no supera los 190 euros y frente a la mayoría de la competencia. A destacar su buen agarre y que retirar la carcasa trasera es realmente cómodo y ofrece una estabilidad fuera de toda duda.

Toma de auriculares del TP-Link Neffos C5 Max

Rendimiento

Los dos componentes que tienen mucho que decir en este apartado y que son de la partida en el TP-Link Neffos C5 Max mantiene lo indicado anteriormente: sobriedad, pero sin que el usuario tenga que renunciar a grandes cosas por ello.  Concretamente, la RAM es de 2 GB, una cantidad que en líneas generales se comporta, mientras que el procesador es un MediaTek MT6753. Este componente es un SoC de ocho núcleos que funciona a una frecuencia de 1,3 GHz y que utiliza arquitectura Cortex-A53. Sin fisuras, pero no ofrece grandes alardes.

Resultado en Basemark del TP-Link Neffos C5 Max

La combinación de estos componentes dan como resultado un funcionamiento correcto, sin grandes retardos (lag) a la hora de ejecutar Android 5.1 -se beneficia de una personalización no muy grande- y, por lo tanto, la experiencia de uso es buena. Eso sí, con desarrollos algo exigentes, como por ejemplo el que se ejecuta para hacer fotos, el tiempo de espera es más elevado de lo recomendable, por lo que está claro que el TP-Link Neffos C5 Max no llega para competir en la gama alta… pero es que no lo pretende, y esto hay que tenerlo en cuenta.

En lo que se refiere a los juegos, la GPU Mali-T720 integrada junto a los 2 Gb de RAM permiten ejecutar los más habituales, como por ejemplo el nuevo Pokémon GO o Clash Royale sin excesivos problemas. Así, si este es uno de tus objetivos no tendrás dificultad alguna a la hora de dar uso al TP-Link Neffos C5 Max, pero no esperes las mayores tasas de frames por segundo del mercado.

Opciones como el almacenamiento interno, con 16 GB ampliables o el sonido de las llamadas están muy bien resueltas y se muestra una flexibilidad más que adecuada. En cuanto al uso de la red WiFi, hay que decir que tanto cobertura como estabilidad nos convencieron. Por lo que aquí se ha hecho un buen trabajo.

La autonomía del TP-Link Neffos C5 Max se sustenta en una batería de 3.045 mAh -accesible al retirar la carcasa trasera- que es una carga adecuada para un modelo que tiene un hardware que no es muy exigente, pero que en algunos apartados sí que necesita de un suministro adecuado. Superar el día de uso normal es más que posible, y además con holgura, por lo que se da una solución más que correcta.Si hablamos de utilizar la pantalla encendida de forma continuada, las cinco horas las hemos superado siempre sin problemas, por lo que también responde el phablet.

Resultado autonomía con el TP-Link Neffos C5 Max

Pantalla

En más de una ocasión hemos indicado en el análisis que el TP-Link Neffos C5 Max es un phablet, y esto se debe a que su pantalla es de 5,5 pulgadas. Así, es una solución adecuada para los que gustan de dispositivos que ofrecen un panel de grandes dimensiones (manejarlo con sólo una mano no es algo especialmente cómodo). El caso es que hablamos de un componente IPS que llega a una resolución Full HD y, por ello, ofrece una densidad de píxeles de 403 ppp.

Teléfono Android TP-LINK Neffos C5 Max con caja

Esto permite al terminal destacar frente a muchos de su competencia, que se mantienen en 720p, y asegura una definición de lo que se muestra en pantalla más que correcta. Lo cierto es que tanto las letras como las fotos se muestran con una buena calidad. Los colores son algo más cálidos de lo esperado, pero no es algo que se deje notar en exceso y se compensa en parte con un brillo más que correcto que hace que visualizar el panel en exteriores sea más que posible. Los ángulos de visión son muy buenos, por cierto.

El panel está bien integrado en la carcasa y los marcos laterales del TP-Link Neffos C5 Max no son los más finos que hemos visto… ni los más evidentes tampoco. Son adecuados, pero lo cierto es que hacen que se pierda algo de espacio útil en el frontal (pero aseguran que los impactos leves en los laterales no afectan a la pantalla, lo que se debe tener en cuenta). En lo referente a la respuesta táctil, no encontramos fallo alguno.

Un par de detalles que hay en el apartado Pantalla de los Ajustes del TP-Link Neffos C5 Max que se deben conocer (no es que sean novedosos, pero incluir las opciones nos parece todo un acierto). El primero es que se permite el envío de la señal del panel a dispositivos Chromecast sin necesidad de utilizar aplicación alguna. Además, se permite el giro nativo de la interfaz, por lo que se evita que se tenga que dar uso a un desarrollos específico para ello -esto nos parece especialmente positivo cuando se utiliza el terminal de forma apaisada en el coche-.

Cámara

No es este el mejor apartado del TP-Link Neffos C5 Max, pero esto no quiere decir que sea un desastre, ni mucho menos. El sensor delantero que se integra es de 5 megapíxeles, por lo que se consiguen resultados adecuados en los selfies y aquí no hay mucho que comentar. El componente trasero, y principal, es de 13 Mpx con una apertura F:2.0 y que incluye autoenfoque. Y, de este, es del que hablaremos.

Cámara trasera del TP-Link Neffos C5 Max

Las fotos que se consiguen con este elemento, que dispone de un flash Dual LED, son simplemente correctas. Si la luz es adecuada la definición no es del todo mala aunque se detectan ruidos evidentes y una saturación excesiva. No hay aberraciones, pero al ampliar las imágenes se muestran transiciones poco definidas. Es decir, que no se deben esperar grandes resultados con el TP-Link Neffos C5 Max, aunque son adecuados si no se es muy exigente.

El enfoque no es muy rápido, algo que se debe tener presente a la hora de utilizar el phablet para hacer fotos, y se añade un pequeño lapso de tiempo entre el disparo y el almacenamiento del resultado. Cuando la luz no es la mejor, por ejemplo de noche, nos encontramos que comparativamente las fotos son mejores ya que se trabaja bastante bien la adquisición de la luminosidad. Sorprendente, pero positivo no hay duda.

Aplicación cámara del TP-Link Neffos C5 Max

Un ejemplo de lo que es capaz el TP-Link Neffos C5 Max son las fotografías que dejamos a continuación:

La aplicación de gestión de la Cámara es adecuada. No es compleja ni dispone de Modo avanzado, pero sí que ofrece el uso de HDR o una opción de disparo inteligente que es de agradecer. Así, aprender a utilizar este desarrollo no es algo que lleve mucho tiempo y, además, la inclusión de filtros se agradece.

Las grabaciones con el TP-Link Neffos C5 Max con correctas, ya que la imagen no desentona del todo. Se aprecia que no se ofrece una gran estabilidad con el movimiento y que, como hemos indicado antes, el enfoque no es el más rápido posible. No ofrece por lo tanto resultados profesionales, pero sí que adecuados para publicar en las redes sociales y con una calidad sobrada para que en los televisores actuales queden bien.

 Conclusión

Un buen modelo este TP-Link Neffos C5 Max para la gama media de producto y que es una buena primera experiencia de este fabricante en el mercado de los terminales móviles. Solvente y sin estridencias, es una opción que permite realizar todo tipo de trabajos sin complicaciones y con una fluidez en la mayoría de los casos adecuada. Bien en la autonomía y en ofrecer un sistema operativo poco personalizado, pero con pequeñas opciones que son positivas.

La cámara es lo que menos nos ha gustado, lo que por otro lado es entendible debido a su precio. En definitiva, un modelo más que adecuado para el precio que tiene y que permite que se realicen todo tipo de trabajos con él con una pantalla que ofrece una calidad por encima de la media en su segmento. Sin duda, un buen comienzo.

Lo mejor

  • Autonomía bastante amplia
  • Pantalla de buena calidad
  • Buena relación calidad/precio

Lo peor

  • Cámara mejorable
  • Android 5.1
  • Puerto de auriculares algo endeble

Puntuación del TP-Link Neffos C5 Max


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.

1 opinión
  1. Luis Val 0
    25 Ene, 17 5:02
    10/10 Me ayudaron a saber si comprar

    con esto puedo decidir si comprarlo o no, muchas gracias

    Debido a las caracteristicas y al andriod que tiene, creo que lo mejor será no comprarlo para lo que lo ocupo, aunque esta en “veremos”