Sony Xperia Z5 Premium

Análisis a fondo del Sony Xperia Z5 Premium

Valoración: 9 de 10

Sello 9La gama alta de Sony este año tiene un modelo más de los que ya se pueden considerar como habituales. Aparte del terminal que se puede considerar “normal” y el Compact, de menores dimensiones, este año 2015 ha aparecido el Sony Xperia Z5 Premium. Este es un modelo que como su propio nombre indica ofrece algunos detalles superiores a los que son de la partida en sus “hermanos” de generación, tanto en lo que se refiere al diseño como en algunos de sus componentes.

En líneas generales este Sony Xperia Z5 Premium a simple vista no difiere mucho del modelo que ya hemos probado en MovilZona. Es decir que mantiene los rasgos fundamentales que desde hace ya un tiempo son de la partida en la gama alta de producto de la compañía japonesa pero, eso sí, también son de la partida las novedades en OmniBalance, como por ejemplo el botón de encendido que es mucho menos prominente pero que ofrece una funcionalidad mayor.

Frontal del terminal Sony Xperia Z5 Premium

También hay que comentar que este nuevo modelo se apoya en Android Lollipop por el momento (aunque tiene asegurada la actualización a Marshmallow) pero con la habitual capa de personalización de Sony que, todo hay que decirlo, cada vez es menos intrusiva y varía menos de la “pura” que ofrece Google en su sistema operativo. El caso es que esto favorece a que el funcionamiento sea de lo más fluido como se podrá comprobar en esta prueba.

Sin más, pasamos a comentar las impresiones que nos ha causado este Sony Xperia Z5 Premium, el mejor de todos los modelos que tiene en el mercado este fabricante ya que así lo dicen sus características si se comparan de forma directa con las que ofrecen el resto de los dispositivos de la compañía (eso sí, en la relación calidad/precio podría hablarse de otra cosa, pero esto es algo que comentaremos más adelante).

Diseño

El aspecto que tiene el Sony Xperia Z5 Premium es muy atractivo, aunque hay detalles que se deben tener en cuenta. Lo primero es que la sensación que se tiene la primera vez que se ve es de que se está ante un “bloque”. Esto lo decimos por las líneas muy rectas que ofrece el terminal que le diferencian de la inmensa mayoría de los terminales que actualmente hay en el mercado. No queremos decir que sea tosco, simplemente que es distinto y por ello destaca.

Estas líneas no hacen que la ergonomía sea mala, ya que una vez que se utiliza uno se da cuenta que no es especialmente incómodo, ni mucho menos. Lo que sí que se nota es que el peso del dispositivo es algo elevado para lo que se puede esperar de un terminal de gama alta y pensado para destacar: alcanza los 180 gramos (si se compara con el Galaxy S6, por ejemplo, la diferencia a favor de este último es de 42 gramos). En lo que se refiere al grosor, aquí hay que decir que el buen hacer de Sony poco a poco se va dejando notar al ir sucediéndose las generaciones de gama alta, y en el caso del Sony Xperia Z5 Premium hay que decir que este es de 7,8 milímetros, lo que no está nada mal (especialmente si se tiene en cuenta que su batería tiene una carga bastante considerable como se verá).

Imagen posterior del Sony Xperia Z5 Premium

El modelo que probamos tiene un acabado que está lejos del mate del resto de los modelos de la nueva gama de Sony, ya que es cromado y la parte trasera se puede utilizar incluso de espejo. Como se suele decir para gustos están los colores, por lo que no entraremos a comentar si es más bonito o feo, aquí que cada uno decida por sí mismo. La verdad es que en este caso las huellas se quedan muy marcadas en toda la carcasa trasera (que incluye protección Dragontrail, como el frontal). De esta forma, se tendrá que andar limpiando de forma bastante habitual. Por cierto, la resistencia del metal utilizado es realmente buena, algo que es importante comentar.

La distribución de los botones es la ya habitual en los modelos de este fabricante. Por ello, los botones hardware están en la parte derecha, tanto los de volumen como el de encendido que integra el lector de huellas en el Sony Xperia Z5 Premium. Aparte, dispone de uno específico para abrir la aplicación cámara, lo que siempre es un punto positivo. La posición y resistencia de estos elementos nos pareció bastante buena, y la comodidad es bastante alta al manipular todos ellos.

Botones del Sony Xperia Z5 Premium

En el otro lado están las ranuras para las tarjetas, SIM y microSD, que ambas están en un mismo lugar, y poco más aparte de la marca Xperia serigrafiada. En la parte baja está el puerto USB y en la superior la toma de auriculares. Se podría preguntar por los altavoces (sí, son dos y además ofrecen un sonido de muy buena calidad, tanta que ya está casi a la altura de BoomSound de HTC). Estos son frontales y están muy bien integrados, por lo que cumplen su función sin romper con el diseño.

En definitiva, un terminal este Sony Xperia Z5 Premium que nos pareció atractivo y que ofrece un diseño que le hace ser diferente, lo que siempre se busca con los modelos de gama alta. Por lo tanto, cumple su cometido. Los acabados son excelentes y no le falta, pese al uso del metal y disponer de puertos sin tapa, la habitual protección frente al agua y polvo. Algo pesado, ciertamente, pero en general hay que decir que el trabajo cumple con lo que se espera y no hay duda que a más de uno este terminal le parece muy llamativo.

Puerto USB del Sony Xperia Z5 Premium

Hardware

Que el rendimiento del Sony Xperia Z5 Premium es bueno es algo de lo que no se debe tener duda alguna. Como buen modelo de gama alta el hardware que incluye le hace pertenecer a esa selección de dispositivos que pueden con todo sin problemas y con una solvencia fuera de toda duda. Y, esto es así, incluso con los juegos más exigentes.

La razón principal de que esto suceda es que el procesador es muy potente. Este es un Snapdragon 810 de Qualcomm, que es el que llega con un intento de solucionar los problemas de sobrecalentamiento. Y aquí hay que decir que el Sony Xperia Z5 Premium es el modelo acabado en metal que lo utiliza que mejor controla la temperatura (apenas sobrepasa los 45 grados a pleno rendimiento, siempre hablando del hardware no de la carcasa). Bien es cierto que los modelos de policarbonato transfieren menos el calor, por lo que sufren menos en lo que se refiere a la sensación que se tiene al utilizarlo.

Resultado en Basemark del Sony Xperia Z5 Premium

El caso es que el uso de una mejor disipación, incluida una pasta térmica adecuada, consigue que se solucione en parte lo que es algo ya habitual. De todas formas, al exigirle un proceso importante de forma continuada, como la grabación 4K, se llega a unas temperaturas muy respetables en la carcasa que, incluso, en alguna ocasión produjo el cierre de la aplicación cámara (pero esto es algo que sólo nos ocurrió una vez).

En lo que se refiere a la RAM esta es de 3 GB. Es suficiente e iguala a lo que ofrecen modelos como por ejemplo el Galaxy S6, pero teniendo en cuenta el momento en el que sea puesto en el mercado el Sony Xperia Z5 Premium, hay que decir que lo normal era esperar que la cantidad fuera de cuatro. No es que sea escasa, la libre para el usuario es de 1,5 GB, pero lo cierto es que no cumple con las expectativas si se tiene además en cuenta que en el nombre del terminal se incluye la denominación Premium. Hubiera sido una excelente forma de diferenciarse del resto de la gama de producto.

Los resultados obtenidos con el Sony Xperia Z5 Premium en las pruebas de rendimiento que utilizamos en MovilZona son las siguientes:

La experiencia de uso que se tiene al utilizar el Sony Xperia Z5 Premium es de tener en las manos un modelo más que solvente que puede con todo y, además, con una fluidez incuestionable. A esto favorece tanto el hardware como el sistema operativo, que como hemos indicado es poco intrusivo. Por lo tanto, se cumple a la perfección y se tiene esa sensación de tener algo realmente potente al utilizarlo. En entornos multitarea no decepciona, pero no llega al nivel mostrado por modelos como por ejemplo el Galaxy S6 edge+ y sus 4 GB de RAM.

En lo que se refiere a la autonomía, hay que decir que Sony ha dado un paso muy importante aquí. No vamos a comentar nada de la pantalla, ya que de ella hablaremos luego, pero hay que decir que en las pruebas que realizamos, conseguir más de un día de uso intensivo es totalmente posible. Llegar a los dos es complejo con este tipo de uso, pero viable si no se utiliza de forma constante el terminal.

Autonomía del Sony Xperia Z5 Premium

Si se mantiene la pantalla encendida constantemente las siete u ocho horas son más que posibles independientemente de lo que se esté ejecutando. De que esto sea así tiene mucha culpa que la batería integrada tenga una carga de 3.430 mAh, una marca excelente si se tiene en cuenta el grosor del terminal. Y, todo lo que decimos, sin activar el Modo Stamina que siempre aumenta el tiempo de uso en caso de ser utilizado. En definitiva, muy bien aquí el Sony Xperia Z5 Premium, no hay duda (y no se debe olvidar la compatibilidad con carga rápida, que siempre supera el 50% de recarga en 30 minutos).

Pantalla

Si hay algo por lo que destaca el Sony Xperia Z5 Premium es por su pantalla, ya que es el primer modelo que ofrece una resolución en esta de 4K. Aparte de esto, los datos físicos que ofrece este componente son los siguientes: panel de 5,5 pulgadas TRILUMINOS que ofrece una densidad de píxeles de nada menos que 807 ppp. Esto impresiona, no hay duda alguna antes incluso de sacar conclusiones.

Pantalla del Sony Xperia Z5 Premium

Al comprobar la calidad de este componente, está claro que estamos ante uno de los mejores que jamás se ha incluido en un dispositivo móvil. La saturación de los colores es excelente, así como el contraste que se aprecia. En lo que se refiere a la nitidez con o sin zoom, esta es muy buena y no se aprecia fallo o punto alguno por muy cerca que se mire el panel, y el brillo es realmente potente. Es decir, que no se encuentra ningún fallo aquí pero, eso sí, por encima de los 400 o 500 ppp de densidad, lo cierto es que resulta complicado establecer diferencias entre lo que ofrecen los diferentes dispositivos, todo hay que decirlo. Pero si hay algo que está claro, es que la pantalla del Sony Xperia Z5 Premium es impresionante.

En lo que se refiere al aprovechamiento de la calidad 4K -2.160 x 3.840- , hay que decir que el terminal sólo utiliza esta opción cuando los contenidos que se reproducen lo demandan, por lo que si no se dispone de por ejemplo un vídeo con esta resolución, no se utiliza. Se escala para rebajar lo que se muestra en el panel, lo que por un lado puede resultar algo inesperado (pero que tiene lógica ya que ahora mismo lo que se puede conseguir de las tiendas como Play Store no llega a 4K) y, por otro, no abusa del consumo lo que como antes hemos mencionado es beneficioso. De todas formas, se puede forzar utilizando la funcionalidad “Upscale” a que se aumente la resolución de forma que se convierten por ejemplo imágenes a casi 4K, lo que mejora lo que se ve pero hay que recordar que este forzado es no nativo.

Pantalla apagada del Sony Xperia Z5 Premium

En lo que se refiere a la integración del panel en la carcasa, esta es perfecta, por lo que el trabajo de integración es de lo más destacable. Además, hay que decir que el aprovechamiento de la parte frontal que ofrece el Sony Xperia Z5 Premium es de algo más del 70%, por lo que es más que suficiente pese a los grandes marcos que tiene en la parte superior e inferior. La verdad, es que estos son muy evidentes, pero no hace que el terminal sea peor que otros del mercado (pese a que se ve superados por otros). El caso es que no veo motivo de crítica en este apartado.

En resumidas cuentas, sin duda alguna el panel del nuevo modelo de la compañía japonesa es de lo mejor que hemos visto nunca, y tiene el añadido de ser 4K, algo que además le hace diferente. Y, esto, recordemos que siempre es lo que se busca en los modelos de gama alta.

Cámara

El sensor de la cámara principal del Sony Xperia Z5 Premium es tipo Exmor RS y de 23 megapíxeles. Estos son dos ingredientes que por sí solos ya aseguran un buen rendimiento, pero es que además se incluye estabilización híbrida, por lo que se mejoran las imágenes tanto por hardware como por software. Y, los resultados que conseguimos demuestran que esto es todo un acierto.

Cámara del Sony Xperia Z5 Premium

Como ocurrió cuando analizamos el Xperia Z5, los resultados son de lo mejor que existe en la actualidad, con un excelente comportamiento con todo tipo de entornos, incluso cuando la luz no es muy buena. Además, hay que decir que el rango dinámico es muy amplio y que no encontramos resto alguno de ruido –quizá un poco en macro, pero esto es algo común en las cámaras de dispositivos móviles- o sobrexposición. De esta forma, las fotografías son de gran calidad con colores realistas y luminosidad bien tratada.

Comparativa Zoom del Sony Xperia Z5 Premium

La rapidez del enfoque es uno de los detalles que más nos han gustado del componente del Sony Xperia Z5 Premium, ya que permite conseguir resultados con una rapidez espectacular sin que se tengan problemas con las distorsiones producidas por una lentitud al trabajar. Sin duda alguna, con este terminal no es necesario llevar cámara alguna adicional, a no ser que se busquen resultados muy profesionales.

La aplicación cámara, como siempre, es muy completa ya que ofrece un modo Automático muy bien conseguido que detecta perfectamente el tiempo de toma a realizar y, además, los ajustes manuales están presentes. Todo es sencillo e intuitivo, por lo que no hay mucho que criticar aquí, todo lo contrario.

Aplicación cámara del Sony Xperia Z5 Premium

En lo que se refiere a los vídeos, los que se consiguen pueden ser con calidad hasta 4K, y los resultados son bastante buenos. Al aplicar en el estabilizador no se graban escenas poco reales y, eso sí, hemos notado cierta mejora en este modelo respecto a sus “hermanos” de gama ya que no hay muchos saltos que antes aparecían (esto puede deberse a la actualización recibida en el Sony Xperia Z5 Premium cuando lo estábamos utilizando).

Conclusión

Un excelente terminal este Sony Xperia Z5 Premium no hay duda alguna. Funciona de forma muy fluida y el calor que genera su procesador es bastante contenidos si se tiene en cuenta que es un Snapdragon 810. Su pantalla es diferencial, lo que le potencia en la gama alta de producto, y su cámara no hay duda que es de lo mejor que ha pasado por nuestras manos. El diseño es atractivo, aunque para gustos los colores, y el lector de huellas es realmente eficiente ya que es rápido y fiable.

Pero hay detalles que no son los que se podían esperar, como por ejemplo que no disponga de 4 GB si se tiene en cuenta que hablamos de un terminal con un precio bastante respetable. Además, el acabado trasero es un imán para la suciedad, lo que podría sacar de quicio a más de uno. Por cierto, no queremos dejar de mencionar la evidente mejora de la personalización del sistema operativo, que reduce el retardo o “lag”.

A favor:

  • Muy buen rendimiento
  • Pantalla de gran calidad
  • Es resistente al agua
  • Cámara de resultados excelentes

En contra:

  • El acabado es un imán para las huellas
  • Sólo integra 3 GB de RAM
  • No hay muchos contenidos 4K que aprovechen su pantalla

Puntuación del Sony Xperia Z5 Premium


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.