Samsung Galaxy S6

Análisis a fondo del Samsung Galaxy S6

Valoración: 9 de 10

Sello 9No hace mucho analizamos el Samsung Galaxy S6 Edge, un teléfonos que nos dejó una sensación realmente buena por dos cuestiones fundamentales: su excelente acabado en el hardware donde su pantalla curva destaca claramente, y por las claras señales de que el fabricante coreano ha tenido muy claro lo que debía hacer para acertar con su nueva gama alta de producto. Y lo hecho, no cabe duda. El caso es que el modelo que hemos mencionad viene con un compañero de viaje: el Samsung Galaxy S6 “tradicional”, decimos esto debido a que incluye una panel táctil son curvatura y, por lo tanto, su estética es mucho más parecida a l resto de los teléfonos del mercado.

Este modelo ofrece ciertas diferencias con el Galaxy S6 Edge que comentaremos en este artículo en que comprobaremos si con este terminal es posible conseguir el buen funcionamiento y las excelentes sensaciones que conseguimos con el que ya analizamos. El caso es que si el teléfono con pantalla curva se ha convertido en todo un dispositivo aspiracional, este Samsung Galaxy S6 no se queda muy atrás ya que su aspecto es magnífico e imponente al compararse con otros terminales de gama alta.

Teléfono Samsung Galaxy S6 en exterior

Por cierto, que en el modelo que hemos analizado en esta ocasión no falta Android Lollipop y una versión de TouchWiz que, sin duda alguna, se ha convertido en todo un ejemplo de cómo debe ser una capa de personalización que trabaja por encima de Android. Su funcionamiento es óptimo y los tiempos del “lag” y el “bloatware” han quedado en el olvido. Sin duda, con la evolución que se ha dado, está claro que sí merece la pena su inclusión, ya que funciona rápido y la inclusión son útiles sin que se “coma” los recursos del sistema, lo que redunda en un rendimiento sin paliativos como se podrá ver.

Pantalla

Comenzamos por este componente ya que, a simple vista, aquí es donde se encuentra la mayor diferencia entre el Samsung Galaxy S6 y el otro modelo que es aparte de esta nueva gama de producto. La razón es clara: este terminal no incluye curvatura en sus laterales y, por lo tanto, las funcionalidades que se le dan a este no son de la partida (aparte, su aspecto no es tan llamativo por esta razón).

Pantalla del teléfono Samsung Galaxy S6

En lo que se refiere al hardware propiamente dicho, hay que decir que el panel del Samsung Galaxy S6 es de 5,1 pulgadas con una resolución QHD, lo que permite que la densidad de píxeles alcance los 577 ppp. Es decir, no hay diferencias con el Edge. Eso sí, debido a lo comentado de los laterales, el panel SuperAMOLED integrado ocupa menos espacio en la parte frontal, pero esto no es precisamente algo muy evidente.

En lo que se refiere a la calidad de imagen, lo cierto es que la pantalla del Samsung Galaxy S6 es realmente excepcional. Desde hace tiempo, más o menos con la llegada del Galaxy Note 4, los paneles SuperAMOLED han dado un paso muy importante en el realismo de sus colores (sin sobresaturación) y lo cierto es que el integrado en el terminal que hemos probado se ve con una definición envidiable, brillo realmente potente y, por lo tanto, no hay duda alguna que estamos ante un componente que es de lo mejor que hay en el mercado y que incluso sorprenden por su realismo y calidad. Excelente, no hay duda alguna… aunque su consumo al ofrecer resolución 2K se eleva un tanto, algo de lo que hablaremos más adelante.

Gran respuesta táctil y resistencia gracias a Gorilla Glass 4, hay que decir que el Samsung Galaxy S6 es un modelo que ha evolucionado mucho en este apartado y que la compañía coreana ha conseguido que no se ofrezcan dudas en él. Quizá, el único pero a ponerle es que, en ocasiones, el ajuste de brillo automático tarda en reaccionar en entornos muy claros (como en exteriores, donde se ve perfectamente), pero es cuestión de segundos pero no hay que dejar de comentarlo.

Diseño

Las líneas del Samsung Galaxy S6 son totalmente reconocibles. Con una semejanza a otros modelos del mercado en lo que se refiere a los bordes que ahora son bastante más curvados que en versiones anteriores de modelos de gama alta de la compañía, hay detalles como el botón Home, la posición del altavoz e, incluso el logotipo de la marca que hacen familiar el teléfono.

Trasera del Samsung Galaxy S6

El caso es que el acabado es metálico y en la parte posterior es cristal, que es muy resistente por la protección incluida (por cierto, las huellas no quedan muy marcadas gracias a la protección oleofóbica, que es adecuada). Esto hace que se note el paso evolutivo dado desde el Galaxy S5 y que ahora mismo el nuevo gama alta de la compañía coreana sea uno de los teléfonos más bonitos que se pueden comprar (al menos para nosotros).

En cuanto a la posición de los botones hardware, hay  que decir que son todo una cierto. La altura es óptima tanto en el de encendido como en los de volumen, que están partidos lo que es una novedad. Usarlos es muy cómodo tanto si se tiene las manos grandes como sin son pequeñas. Bien en ergonomía, por lo tanto. La ranura SIM está en el lateral derecho y se integra perfectamente aquí. Por cierto, aquí hay que decir que se incluye un biselado llamativo que no está presente en el Edge por razones obvias y que mejora el aspecto del Samsung Galaxy S6. Buen detalle que permite que la sensación de integración de toda la carcasa del teléfono sea excelente.

Lateral del Samsung Galaxy S6

Hay que mencionar que este modelo se escurre tanto como el que tiene pantalla curvada, algo que se debe a lo lisa que es la parte trasera. Pero, al menos en mi caso, el agarre es más cómodo quizá por habitual, ya que la pantalla curva del Edge hacía que se me escurriera algo más este modelo. El caso es que esto hay que tenerlo en cuenta, pero lo cierto es que con el uso durante un rato uno se acostumbra a cómo agarrarlo (aquí hay que indicar que se beneficia el usuario de pulsaciones no deseadas en el lateral de la pantalla).

La ausencia de ranura para tarjetas microSD se hace evidente al revisar los laterales (la tapa trasera no se abre, por lo que hay que olvidarse de cambiar la batería). Hay un par de detalles a comentar del Samsung Galaxy S6: el primero es que la posición del sensor de medición del ritmo cardiaco es correcta -al lado de la cámara que, por cierto, sobresale en exceso, un apartado a corregir en el futuro aunque los grosores extremos hacen que esto sea complicado-. El segundo detalle es que el peso de este modelo es de sólo 138 gramos (algo más que en el Edge, pero es algo más fino que este). El caso es que la manipulación continuada es cómoda, y el poder utilizar la pantalla completa con una mano es totalmente viable, ya que las 5,1 es una medida muy adecuada para ello.

Botón Home del Samsung Galaxy S6

El caso es que, estéticamente, este es un modelo muy atractivo y bastante cómodo de utilizar que hace que el Samsung Galaxy S6 esté al nivel de los mejores del mercado sin duda alguna (nada que envidiar al iPhone 6 o el HTC One M9, por poner un ejemplo). Eso sí, es menos llamativo que el Edge y su pantalla curva.

Hardware

Pues poco hay que decir respecto al hardware que no se haya comentado ya del nuevo Samsung Galaxy S6. Tanto el procesador, un Exynos 7420 de ocho núcleos, como la RAM, de 3 GB, no tiene variación alguna respecto al Edge. Y, la consecuencia de esto es que el funcionamiento general es excelente, con una gran fluidez en todos los apartados y con claras muestras de andar “sobrado” a la hora de ejecutar cualquier tipo de aplicación. Además, TouchWiz en esta ocasión es una ayuda a esto, por lo que la capa de personalización de Samsung -que utiliza Android 5.0.2 y que ofrece una visualización correcta en sus tamaño y aprovechamiento de la pantalla- ahora es de lo mejor que hay en el mercado.

Resultado en Basemark del Samsung Galaxy S6

La experiencia de uso es muy buena, con gran rapidez a la hora de abrir desarrollos exigentes como por ejemplo los juegos o la aplicación cámara. El caso es que las sensaciones son excelentes y hay que indicar que la elección del hardware es un acierto por parte de los coreanos. Tanto es así, que hasta la fecha no habíamos visto un rendimiento tan alto en los benchmarks, incluidos los que miden la ejecución de imágenes en tres dimensiones.

Comparativa del Samsung Galaxy S6

La autonomía es correcta, pero no llega al nivel ofrecido por el resto de los apartados. Los resultados calcan casi a los obtenidos con el Edge, por lo que es posible utilizar más de cuatro horas y treinta minutos el dispositivo de forma continuada. Y, si el uso es normal, llegar al día de utilización es algo que no tiene dificultad. Eso sí, se agradece enormemente la carga rápida de la batería que permite despreocuparse un poco del consumo excesivo (en unas 70 horas la batería de 2.550 mAh se carga por completo).

Como es habitual, el Samsung Galaxy S6 incluye una buena cantidad de accesorios integrados. Un ejemplo es el sensor de ritmo cardiaco, que es útil y tiene funciones adicionales como por ejemplo el utilizarlo para rechazar llamadas. Además, el lector de huellas, integrado en el botón Home es de una respuesta rapidísima y muy cómodo de utilizar (el proceso de reconocimiento de huella algo largo, para nuestro gusto). El caso es que iguala e, incluso, supera al utilizado por Apple. Se puede emplear para desbloquear el dispositivo o realizar pagos, por lo que no es un componente testimonial como ocurre en otros teléfonos del mercado.

Eso sí, hay pérdidas en él  (como ocurría con el Edge). Estas son, por ejemplo, la no inclusión de ranura para tarjetas microSD o que el teléfono no es resistente al agua y polvo. Esto son peajes a pagar por el nuevo diseño y el uso del metal… y lo cierto es que son faltas que algunos usuarios no verán precisamente con buenos ojos (en especial la primera, aunque es posible comprar modelos con hasta 128 GB de almacenamiento interno). Veremos si en futuras evoluciones esto cambia.

Cámara

La cámara principal del Samsung Galaxy S6 es de 16 megapíxeles y el sensor del modelo que hemos probado es de Sony. Lo cierto es que desde hace años se demandaba a la compañía coreana un avance claro en este apartado, y con el Samsung Galaxy S6 lo ha conseguido. Lo cierto, es que las imágenes son de una excelente factura y con un realismo realmente impresionante (quizá, por poner un pero, la adquisición de la luz intensa se nota en “exceso” en las tomas que se hacen).

Cámara posterior del Samsung Galaxy S6

La rapidez del sensor a la hora de hacer fotos es impresionante, es casi automática, por lo que aquí ya se distancia de muchas de las que utilizan sus grandes rivales (la sensación es que en el Samsung Galaxy S6 esta es mayor que en el Edge). El estabilizador óptico hace perfectamente su trabajo y el ruido que detectamos es casi inexistente. Sin duda alguna, un componente diferencial que podía enfocar algo mejor en automático, pero que este es un fallo casi imperceptible.

Zoom con la cámara del Samsung Galaxy S6

 

Por cierto, la aplicación cámara da un paso importantísimo con una interfaz mejorada y con opciones de todo tipo. A destacar el Editor de foto integrado, bastante útil, y el Modo Pro que permite establecer configuraciones manuales de apartados como la sensibilidad ISO o el Balance de blancos (muy adecuado este, por cierto).

Interfaz Modo Pro de la aplicación Cámara del Samsung Galaxy S6

A continuación dejamos una muestra de la calidad al grabar con la cámara de este modelo que, realmente, es sorprendente y que permite llegar a 2K sin problemas (a 30 fps). El autoenfoque se comprueba que es correcto, y el detalle que se aprecia es bastante destacable. Por cierto, el procesado funciona de forma adecuada y la estabilización no deja un efecto poco natural, algo que es de agradecer y que le diferencia de modelos como por ejemplo el Huawei P8 o el HTC One M9.

Conclusión

Sin duda alguna este teléfono, como ocurre con el Edge, es uno de los mejores smartphones que se han fabricado hasta la fecha. Ofrece una calidad incontestable en casi todos los apartados, en especial en lo referente al hardware y los acabados. El metal lo permite ser muy Premium y los componentes hacen que sea este Samsung Galaxy S6 el teléfono más potente que hemos probado hasta la fecha.

El software avanza, así como la cámara integrada, por lo que se han escuchado las demandas de los usuarios y se ha lanzado al mercado un modelo que es demencial y que vuelve a posicionar a la compañía coreana como uña de las mejoras en el mercado de los teléfonos de gama alta, dejando atrás a casi todos su rivales. Comparado con el Edge tiene la ventaja de ser más económico, pero es menos aspiracional ya que no incluye pantalla curva (esto hace que el uso sea más tradicional, lo que beneficia en un primer momento).

Bonito, potente y con una experiencia de uso destacable. Este modelo es una opción fantástica para los que deseen tener lo mejor de lo mejor, aunque tiene apartados en los que debe y puede avanzar, como en el de no incluir protección frente al agua y el polvo o que no se pueda utilizar tarjetas de memoria con él.

A favor:

  • Excelente rendimiento
  • Pantalla de gran calidad
  • Diseño muy atractivo
  • Software eficiente y que no causa retardo
  • Fotografías luminosas y sin ruido alguno

En contra:

  • No ofrece resistencia al agua y polvo
  • No permite el uso de tarjetas microSD
  • Se escurre un poco, por lo que hay que darse un tiempo para acostumbrarse

Fotos de producto:

Puntuación del Samsung Galaxy S6


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.

4 opiniones
  1. Anónimo 0
    29 May, 15 17:08
    10/10 Un movil buenísimo

    Es el mejor móvil que he tenido, un poco carillo pero merece la pena!

  2. Anónimo 0
    09 Ago, 15 12:23
    8/10 Excelente

    No faltarán los FanBoy que dirán qu el iPhone sigue siendo mejor. Bombazos

  3. Anónimo 0
    15 Sep, 15 1:54
    9/10 Bueno, Bonito y algo caro

    El articulo muy correcto, salvo la errata de 70 horas -> minutos, y objetivo; lo que tiene el móvil bueno, es bueno, y lo que no tiene o es malo, es malo.
    En cuanto al terminal, el acabado, la pantalla y la cámara lo dicen casi todo de él. Su precio ha bajado algo y ya está en zona casi asequible.(<550€)
    Y sí, no tiene radio FM, ni tarjeta microSD, ni es impermeable y la batería podría dar un poco más de si. Pero todas estas carencias o limitaciones son secundarias comparadas con sus virtudes.

  4. Tengouno 0
    02 Abr, 16 22:56
    7/10 Bateria

    Me sorprende que le pongan un 8 de autonomía. En mi caso le pongo un 5 pelado en este apartado.
    EL resto muy bien, como se espera de un móvil de este precio.