Análisis a fondo

Sello MovilZonaEl tablets Samsung Galaxy Note 8.0 es un modelo que llega para aumentar las opciones de esta gama de producto, que no hay que olvidar que se caracteriza por la inclusión de un stylus S Pen que aumenta sus posibilidades de uso de forma muy clara ya que gracias a él es posible realizar todo tipo de operaciones de forma muy rápida. Pues bien, este nuevo dispositivo ha caído en nuestras manos y hemos comprobado la calidad que ofrece en su funcionamiento.

Lo primero que llama la atención de este modelo es su embalaje, que incluye una caja reciclable que resulta atractiva y que no deja de ser una buena noticia para el medio ambiente. Además, esto habla muy bien de los esfuerzos que realiza la compañía coreana a la hora de mejorar en todos los aspectos. Evidentemente, todo lo necesario se incluye en su interior: cable USB, adaptador de corriente, un pequeño manual con información y, evidentemente, el propio tablet.

Tablet Samsung Galaxy Note 8.0

Este modelo llega para posicionarse en los modelos que ofrecen amplias opciones en los ámbitos de movilidad ofreciendo un buen rendimiento, por lo que hay que compáralo con modelos que se entiende que son de “campanillas”, como por ejemplo el Nexus 7 en el universo Android. Además, la opción antes comentada de la inclusión de un stylus amplía sus opciones a la hora de utilizar aplicaciones como, por ejemplo, las de retoque de imágenes o S Nota, con la que se puede utilizar el Samsung Galaxy Note 8.0 como si de un cuaderno se tratase y escribir a mano alzada en él.

Diseño

Aquí nada más ver el tablet queda claro que las habituales líneas redondeadas, acabadas con un toque metálico, está presente y, por lo tanto, el diseño es “muy Samsung”. El color con el que aparece la carcasa es el blanco, lo que ahonda en este apartado. Es llamativo que, como ocurre en el resto de la gama Note el lugar para guardar el stylus está muy bien conseguido ya que es la parte inferior izquierda dentro de la propia carcasa. Por cierto, que esta no es desmontable, por lo que las tarjetas se insertan en uno de los laterales y la batería no es intercambiable.

Lateral del tablet Samsung Galaxy Note 8.0

Las dimensiones del Samsung Galaxy Note 8 son de 210,8 x 135,9 x 8 milímetros (su peos es de 338 gramos) que no está nada mal. Lo que es cierto es que aunque resulta un poco aparatosa para utilizarla con sólo una mano, esto es posible (aunque con algo de esfuerzo). Por cierto, que incluye, aparte de botones físicos de encendido y control del volumen en la parte lateral derecha (aquí también está el puerto de infrarrojos para convertir a este dispositivo en un mando a distancia), otros táctiles en su parte frontal para utilizar el sistema operativo Android 4.1.2 que incluye.

La verdad es que estéticamente parece un Samsung Galaxy Note 10.1 en miniatura, pero con mayores opciones de ser utilizado en vertical debido a las 8 pulgadas de su pantalla. El material de la carcasa es plástico (policarbonato), lo que es habitual en los dispositivos de esta compañía. Por cierto, hay un detalle muy interesante y positivo: los dos altavoces que incluye este tablet están en el borde inferior, a los lados del puerto microUSB. Esto permite, por ejemplo, dejar el dispositivo sobre una mesa (boca arriba o boca abajo) y que el sonido se escuche a la perfección ya que siempre quedan liberados.

Altavoces en el tablet Samsung Galaxy Note 8.0

Pantalla

Las medidas que tiene la pantalla del Samsung Galaxy Note 8 es de 8 pulgadas tipo TFT, con una relación de aspecto de 16:10. La resolución que ofrece es de 1.280 x 800, lo que permite una densidad de píxeles de 189 ppp. Evidentemente no es lo mejor que hay, pero la experiencia visual que hemos percibido al probarla es que resulta bastante adecuada a la hora realizar las acciones habituales, incluso reproduciendo vídeos HD. Vamos, que se puede hablar un dispositivo gama media/alta en este apartado.

Teclado en el tablet Samsung Galaxy Note 8.0

No me gustaron mucho los buenos ángulos de visión que ofrece, ya que se muestra inferior a los que permiten los paneles IPS. Eso sí, el panel esté perfectamente integrado en el frontal sin que se note cambio entre la pantalla y el marco, lo que es un detalle muy positivo. Además, las huellas se ocultan perfectamente gracias a que el brillo es muy bueno lo que beneficia el uso de este tablet en exteriores.

Hardware y rendimiento

Aquí lo primero que se debe tener en cuenta, para valorar en su justa medida al Samsung Galaxy Note 8 es que el SoC que incluye es un Exynos 4412 de cuatro núcleos a 1,6 GHz (ARM Cortex-A9 y tecnología de fabricación de 32 nm), que dispone de una GPU Mali-400 MP y que está fabricado por la propia Samsung. En el apartado de la RAM esta es de 2 GB. Por lo tanto, hablamos de un modelo del que se tienen que esperar grandes cosas, ya que tiene todos los condimentos para que sea así.

Escribiendo con el Stylus en el Samsung Galaxy Note 8.0

La experiencia de uso fue satisfactoria, sin apreciar problemas en el uso de todo tipo de aplicaciones y reproducciones. Además, cuando el S Pen está en acción tampoco se aprecia retardo alguno y todo se muestra muy fluido. Por lo tanto, su respuesta es adecuada. Sí es cierto que cuando se tienen muchos programas abiertos se nota que el funcionamiento se resiente un poco, pero no es nada que no se aprecie en otros modelos con un hardware similar… lo que puede ser debido quizá a que Android no gestiona muy bien la multitarea todavía.

Pero, lo mejor, es ver algunas de las puntuaciones que el Samsung Galaxy Note 8 obtuvo en los benchmarks, que siempre son muy aclaratorio a la hora de definir la capacidad de que ofrece a la hora de realizar trabajos y, como no, con los juegos.

Samsung Galaxy Note 8.0 en Antutu Samsung Galaxy Note 8.0 en Quadrant

Samsung Galaxy Note 8.0 en Vellamo Samsung Galaxy Note 8.0 en 3D Mark

Queda bastante claro que dentro de los modelos que tienen entre 7 y 8 pulgadas este modelo es uno de los más eficientes en la actualidad, lo que habla muy bien de su SoC de cuatro pulgadas, incluso en los resultados que se pueden ver con los juegos en tres dimensiones con su Mali-400MP, y a la hora de conocer su capacidad proceso. Además, la RAM hace que la fluidez sea muy buena y, por lo tanto, no es excesivo indicar que es un modelo adecuado para el día a día y, también, para las reproducciones multimedia (aquí se nota, y mucho, la existencia de dos altavoces estéreo).

Samsung Galaxy Note 8.0 en NenaMark Samsung Galaxy Note 8.0 en BaseMark

Conectividad

Al comprobar la conectividad del Samsung Galaxy Note 8.0 percibimos que no hay mucho que objetar, todo lo contrario. Descubrimos una WiFi que es bastante potente y que a largas distancias funcionan donde otras no lo hacen, lo que siempre es una buena noticia. Además, la gestión de las redes accesibles es sencilla ya que en los ajustes existe un apartado para ello. Por lo tanto aquí es convincente.

Otras opciones que ofrece este tablet es Bluetooth versión 4.0, que comprobar que va sin problemas a la hora de conectarse con otros terminales y diferentes manos libres; el habitual puerto microUSB 2.0 (que sirve para recargar y conectar el dispositivo al PC o Mac; Acceso a GPS+GLONASS, que permite acceder a funcionalidades precisas en Google Maps por ejemplo; y, finalmente llama la atención la inclusión de un puerto de infrarrojos, que ofrece la posibilidad de convertir el Samsung Galaxy Note 8.0 en un mando a distancia. Ojo, que los sensores incluidos son acelerómetro, giroscopio, proximidad y brújula… lo que suficiente para el uso de todo tipo de funcionalidades. Quizá la gran ausencia es NFC.

Ranura SIM en el tablet Samsung Galaxy Note 8.0

El modelo que analizamos incluye ranura para tarjeas SIM y, al comprobar su funcionamiento, los reseñados fueron de absoluta normalidad y se realizan llamadas sin problemas. Eso sí, como teléfono no es especialmente ergonómico, pero sí que resulta muy adecuado para utilizar tarjetas con acceso exclusivo a datos, cada vez más comunes (usando la opción e punto de acceso WiFi, se dispone de un perfecto router en cualquier lugar para otros dispositivos).

S Pen en el Samsung Galaxy Note 8.0

Cámara

Las cámaras son cumplidoras. Incluso, en lo que se refiere a la trasera al ser de 5 megapíxeles descubrimos que es capaz de ofrecer resultados algo mejores de los que se podría esperar… pero en algunas imágenes la luz se adquiere con una tonalidad algo oscura. Eso sí, apenas detectamos ruido en los resultados obtenidos.

Cámara trasera en el Samsung Galaxy Note 8.0

En lo que se refiere a las opciones que ofrece la aplicación Cámara, son muchas las existentes, tanto a la hora de hacer fotos como al grabar vídeo, por lo que se sigue con la política habitual de Samsung de ofrecer posibilidades de todo tipo -muchas de ellas predefinidas- a la hora de hacer fotos. Detección de caras, Modos de disparo, enfoque utilizando la pantalla táctil… todas estas opciones existen y, lo mejor de todo, es que es sencillo acceder a ellas ya que la interfaz de uso es de lo más intuitiva.

Fotografía hecha con el Samsung Galaxy Note 8.0

La delantera del Samsung Galaxy Note 8.0, de 1,3 Mpx es capaz de ofrecer una imágenes adecuadas a la hora de realizar vídeo conferencias… pero poco más y, realmente, no se necesita mucho más de ella… todo hay que decirlo. Vamos que hace lo que debe (pero aquí sí que se aprecia algo de ruido en las grabaciones).

Ajustes de la cámara del Samsung Galaxy Note 8.0

Autonomía

Aquí sí que detectamos un buen comportamiento del tablet. Esto se debe a la buena gestión energética que hace el SoC Exynos que incluye de la batería de 4.600 mAh. Los resultados en la prueba específica de Antutu es clarificadora, como se puede ver en la captura que dejamos a continuación.

Battery Test Antutu en el Samsung Galaxy Note 8.0 Resultados autonomía del Samsung Galaxy Note 8.0

El caso es que Samsung indica que este modelo es capaz de reproducir contenidos multimedia durante 8 horas, lo que no está nada mal… Si se toma como referencia los resultados que nosotros obtuvimos, en los que se mide la autonomía que ofrece el dispositivo desde el 100% de carga hasta el 20% (siempre con la CPU a máximo rendimiento), el tiempo que consiguió el Samsung Galaxy Note 8.0 es de 2 horas y 27 minutos exactamente. No está nada mal.

Software

El sistema operativo del dispositivo es Android 4.1.2, por lo que está bien actualizado y conociendo los componentes que tiene lo normal es que reciba actualizaciones sin problemas. Incluye una capa de interfaz de usuario TouchWiz, habitual en Samsung, que resulta interesante.

La gran estrella del Samsung Galaxy Note 8.0 es el S Pen y las aplicaciones específicas que incluye para él, como por ejemplo Nota S, que ofrece un funcionamiento realmente muy bueno con combinación con el stylus y sin duda alguna se tiene la sensación de tener un cuaderno de papel de toda la vida. Otras opciones en este apartado es Paper Artist, por poner un ejemplo. Como todos los Note, este incluye Multiview, que permite dividir la pantalla en dos con total funcionalidad ambas.

Escritorio del Samsung Galaxy Note 8.0 Navegador del Samsung Galaxy Note 8.0

Es importante indicar que se incluye el pack denominado Premium Suite, por lo que no falta una aplicación Office (Polaris), el acceso a S Voice como asistente de voz y Smart Remote, que es la que permite la posibilidad de convertir el tablet en un mando a distancia como hemos indicado antes. La verdad es que no tiene muchas fisuras en este apartado el producto…quizá, que incluya algunas funcionalidades que son ya de la partida en el Galaxy S4, como por ejemplo Smart Stay o S Translate, que son muy útiles.

Multiview del Samsung Galaxy Note 8.0 Nota S del Samsung Galaxy Note 8.0

Conclusión

Me ha gustado este tablet bastante. Evidentemente existen modelos con mejores prestaciones (no muchos), pero en conjunto es el Samsung Galaxy Note 8.0 cumple para lo que está creado: dar una respuesta a los usuarios en condiciones de movilidad. Además, el funcionamiento de S Pen es realmente bueno y, a poco que se utiliza, se convierte en una excelente herramienta de uso en especial a la hora de utilizar aplicaciones de creación.

Eso sí, hay algunos aspectos a mejorar: la calidad de la pantalla puede ser mejor (en lo que muestra, no n la respuesta táctil) y que el material plástico que utiliza en su fabricación no es precisamente muy llamativo. De todas formas son detalle menores si se tienen en cuenta lo bien que funcionan el conjunto SoC y RAM y que las dimensiones me parecen perfectas para llevarlo de un lado a otro como compañero de viaje.

Su precio no ex excesivo, ya que está en torno a los 400 € la versión WiFi y puede llegar a los 500 la 3G, por lo que puede ser una adecuada inversión ya que su relación rendimiento/precio es muy buena. Además, la gran cantidad de funcionalidades que ofrece hace que se le pueda sacar mucho partido al Samsung Galaxy Note 8.0 y a su gran comportamiento al funcionar.