Samsung Galaxy Note 4

Análisis a fondo del Samsung Galaxy Note 4

Valoración: 9 de 10

Sello 9El mercado de los phablets se ha convertido en uno de los más activos que existen debido a que las ventas de terminales con pantallas grandes, igual o por encima de las 5,5 pulgadas, cada vez son mayores. Con el Samsung Galaxy Note 4 la compañía que lo creo quiere mantener su dominio en el mercado, para lo que se han añadido diferentes novedades que lo hacen muy atractivo y lo sitúan como uno de los dispositivos diferenciales de esta compañía.

Lo cierto es que la competencia en este segmento es cada vez mayor, como demuestra la aparición del iPhone 6 Plus o la llegada del Huawei Ascend Mate 7, pero como se podrá comprobar a continuación el Samsung Galaxy Note 4 tiene detalles que a día de hoy son inigualables para otros fabricantes, como por ejemplo el stylus S Pen combinado con un nuevo panel que alcanza calidad 2K.

Teléfono Samsung Galaxy Note 4

Por cierto, que este es un análisis que se puede considerar como incremental, por lo que con el paso de los días iremos añadiendo nuevas opiniones y detalles que observemos al utilizar de forma continuada el nuevo modelo de la compañía coreana que si algo deja claro es que el diseño que se vio en el Galaxy Alpha, es el que se va a implementar en los dispositivos que son referencia en esta compañía, como es el caso del Samsung Galaxy Note 4 que no hay que olvidar es compatible con LTE (Cat 6) sin abandonar las tarjetas microSIM, lo que es un buen detalle.

Diseño

Es lo primero que llama la atención de este modelo, debido a que la mejora es muy evidente, ya que ahora el Samsung Galaxy Note 4 entra “por los ojos”. Varias son las razones para ello, pero sin duda lo más destacado es el acabado metálico que hay en sus laterales con un biselado respecto a la parte delantera y trasera -que mantienen el mismo color que la carcasa trasera, negra en nuestro caso-. El aspecto que otorga este nuevo añadido es de un phablet mucho más Premium y, además, en las esquinas el grosor aumenta un poco para ofrecer una sensación de agarre y equilibrio mucho mejor. Por cierto, que los botones, muy firmes, se mantienen como es habitual en los modelos de Samsung: derecha encendido e izquierda control de volumen (que disponen de una rebaja en sus dimensiones en la parte central que evita confusiones al utilizarlos).

Parte posterior del Samsung Galaxy Note 4

Hay que destacar que en la parte superior e inferior hay una curvatura en el lugar en el que están las conexiones de los auriculares y USB respectivamente. Esto resulta llamativo, y hay que indicar que el acabado respecto a la carcasa trasera es excelente, y no tiene efecto alguno sobre el agarre del Samsung Galaxy Note 4. Por cierto, que este es realmente ergonómico pese a las dimensiones, 153,5 x 78,6 x 8,5 milímetros, y el peso, que llega a los 176 gramos (comparado con el Note 3, hay que decir que es 0,2 mm más grueso y 8 gramos más pesado el nuevo phablet). Eso sí, es muy complicado manejar el dispositivo  con una mano de forma natural -pese a los añadidos para tal efecto en el software- y, habitualmente, hay que recurrir a las dos, pero esto es algo que no importa a los que desean un terminal con unas dimensiones de pantalla como las de este modelo.

Botones del Samsung Galaxy Note 4

En la parte delantera hay que destacar que los marcos de la pantalla son correctos, sin llegar al nivel de los ofrecidos por el LG G3, pero sin duda que no desentonan siendo bastante reducidos. A destacar que el acabado frontal es rayado en todo el marco, algo que se deja ver tanto en el LED de información como en los botones táctiles de Menú y retroceso. En cuanto a la parte posterior, hay que indicar que la carcasa imita a la piel en el Samsung Galaxy Note 4, como ocurría en modelo al que sustituye, pero ya no se incluye el borde que simula las costuras (lo que es un acierto, a nuestro juicio). Evidentemente, la carcasa es extraíble, por lo que se accede al interior del phablet para poder cambiar la batería y manipular las tarjetas  (eso sí, hay que decir que no es resistente al agua y polvo).

Finalmente dos detalles a comentar: el primero es que el sensor de la cámara es más cuadrado y pequeño en esta ocasión, pero sigue sobresaliendo mucho comparado con otros modelos del mercado, como por ejemplo los de Sony. Además, el altavoz pasa a estar en la parte trasera (no el lateral inferior), por lo que taparlo con la mano puede ocurrir en más de una ocasión (¿para cuándo altavoces estéreo por parte de Samsung?).

Interior del phablet Samsung Galaxy Note 4

En definitiva, el Samsung Galaxy Note 4 es un phablet que ha evolucionado mucho en lo referente al diseño y ahora resulta mucho más atractivo. De esta forma, se da un impulso en este apartado que era uno de los “talones de Aquiles” de esta compañía y lo cierto es que, sin perder el espíritu de la opción de acceder a la batería, se ha conseguido que este phablet sea un punto de inflexión para la compañía en este segmento del mercado.

Usabilidad

Antes de hablar del S Pen, que es un apartado diferenciador en el Samsung Galaxy Note 4 y en el que se ha avanzado de forma significativa, queremos indicar que hay algunos detalles que se deben conocer del dispositivo. Por ejemplo, se incluye el lector de huellas digitales integrado en la pantalla y, después de utilizarlo, tenemos que decir que su eficiencia y rapidez es mucho mayor a la de cualquier otro modelo de la propia compañía que lo integra. Además, también es posible iniciar una sesión en Internet con él.

Conexión de los auriculares del Samsung Galaxy Note 4

Adicionalmente hay que indicar que también se integra el sensor biométrico que permite conocer el ritmo cardiaco, que está justo debajo del sensor de la cámara. Adicionalmente, hay que indicar que en el Samsung Galaxy Note 4 se integran tres micrófonos que, por un lado, reducen el sonido ambiente de forma tremendamente efectiva y que, además, es posible utilizarlos a la hora de grabar notas de voz teniendo en cuenta la orientación (incluso se dispone de un Modo específico para ello).

Llega el momento de hablar del S Pen, el stylus avanzado que es un elemento diferencial en toda la gama Note de phablet de esta compañía y el Samsung Galaxy Note 4 no es una excepción. Este se sigue insertando con comodidad en la parte baja (derecha) del dispositivo y cuando se saca se ejecuta el habitual Air Command, sin variaciones respecto al Note 3.

Stylus S Pen del Samsung Galaxy Note 4

El caso es que se anunciaban novedades con el S Pen, y estas están presentes y son positivas. Para empezar, ahora el reconocimiento de los trazos es mejor, ya que tanto la presión (2.000 niveles de sensibilidad), la velocidad e, incluso, el ángulo de inclinación al utilizarlo se tiene en cuenta. Más que nunca, la sensación de estar escribiendo es más realista.

Pero aquí no acaban las novedades. Un ejemplo de las incluidas es que es posible resaltar partes de la pantalla (o elementos) pulsando el botón de acción del S Pen utilizando el movimiento de arrastrar en el panel. Es decir, que se aumentan las opciones ya que es posible realizar más acciones de selección específica con el stylus que se combinan con aplicaciones específicas como por ejemplo Scrapbook o S Note (aquí incluso se añaden nuevas opciones como por ejemplo el simular el uso de una pluma al escribir).

Apliación S Note del Samsung Galaxy Note 4 Opciones en la aplicación S Note del Samsung Galaxy Note 4

En cuanto al aspecto físico del S Pen, hay que decir que no sufre grandes variaciones respecto al que se incluye en el Note 3, ya que se mantiene el plástico como material de fabricación. El caso, es que en el Samsung Galaxy Note 4 se ha mejorado el uso de este accesorio que es esencial para que el phablet sea diferencial.

Hueco del S Pen en el Samsung Galaxy Note 4

Rendimiento

A España el modelo de Samsung Galaxy Note 4 que ha llegado es el que integra un procesador Snapdragon 805 de cuatro núcleos a 2,7 GHz (nos quedamos con las ganas de ver en funcionamiento la variante con Exynos). Este es un avance respecto al 800 del Note 3 y, además, hay que indicar que la cantidad de RAM se mantiene en los 3 GB, que si bien es algo que podría ser mejor –y quizá se esperaba- en los test que hemos utilizado se demuestra que la capacidad de este phablet es realmente buena.

Gráfico 3D Mark Samsung Galaxy Note 4

A continuación dejamos unas capturas de los resultados obtenidos en los benchmarks habituales que demuestran que el rendimiento de este terminal está fuera de toda duda y que estamos ante uno de los modelos más potentes del mercado actual:

En lo que se refiere a la experiencia de uso, hay que decir que esta es muy satisfactoria. Todo fluye como debe, incluido el sistema operativo Android 4.4.4 con la interfaz de usuario TouchWiz UX. La fluidez es la nota predominante en todos los apartados e, incluso, en los juegos la calidad de las imágenes es excelente (y no se aprecia “lag” alguno). Quizá tarde algo más de lo esperado en abrirse aplicaciones como Cámara, pero esto es algo que sólo los muy exigentes apreciaran y no se puede considerar como un defecto, ni mucho menos.

Por cierto, que en trabajos de multitarea, como por ejemplo al tener la pantalla divida en dos partes con cada una de ellas con una aplicación diferente y copiando información de una a otra, hay que decir que la sensación de eficiencia es perfecta, mejor que en el Galaxy Note 3, por lo que aquí se han mejorado los procesos internos y, combinados con el nuevo hardware, se ofrece un resultado espectacular.

Gráfico AnTuTu del Samsung Galaxy Note 4

En lo que se refiere a la autonomía, hay que decir que la batería que se incluye en el Samsung Galaxy Note 4 es de 3.220 mAh, un poco más que la del Note 3. Lo cierto es que con un uso normal es posible conseguir algo más de un día de autonomía, pero si se es un usuario intensivo lo normal es que tengas que poner a cargar el phablet al irte a dormir. Eso sí, creemos que el trabajo realizado por la compañía es excelente, ya que tanto el procesador como la pantalla son mucho mejores, por lo que se ha conseguido un buen equilibrio y un consumo adecuado. Aparte, se sigue incluyendo un modo de Ahorro de energía y, adicionalmente, hay que comentar que la recarga es muy rápida: en media hora es posible cargar el 50% de la batería, lo que es una marca realmente buena.

Pantalla

Esta es una de las “joyas de la corona” en el Samsung Galaxy Note 4. Las dimensiones se han mantenido en 5,7 pulgadas, pero se ha aumentado la resolución hasta QHD (2.560 x 1.440), por lo que sólo el LG G3 le puede hacer sombra en este apartado, ya que ni el phablet de Apple o el de Huawei llegan a este nivel. Así, la densidad de píxeles alcanza los 515 ppp, y lo cierto es que cuando se ven pantallas con letras pequeñas se comprueba que la definición es excelente  y, todo ello, sin que el consumo se vea muy afectado.

Foto de la pantalla del Samsung Galaxy Note 4

En lo que se refiere a la percepción que se tiene del panel SuperAMOLED con protección Gorilla Glass 3, hay que decir que el brillo es realmente potente, los negros profundos y los colores intensos (el contraste está bien trabajado). Es decir, que sin temor a  equivocarnos estamos ante una de las mejores pantallas que hemos visto hasta el momento en un terminal móvil que, incluso, mejora los ángulos de visión respecto al Galaxy S5 y, también, la visualización en exteriores que nos sorprendió mucho.

Lo cierto es que pese a la inclusión de todo lo necesario para que el S Pen funcione, hay que decir que el trabajo realizado con el panel del Samsung Galaxy Note 4 es muy bueno, por lo que al igual que ocurrió con el Galaxy S5, se debe decir que la compañía coreana avanza mucho y bien en lo que se refiere a las pantallas y el resto de fabricantes deben “ponerse las pilas” para no verse superados con amplitud. El caso es que este phablet es excelente en este apartado.

Cámara 

La cámara principal del Samsung Galaxy Note 4 es un modelo que integra un sensor de Sony (IMX240) de 16 megapíxeles con estabilizador óptico inteligente y, por lo tanto, no se encuentra la tecnología ISOCELL que es de la partida en el Galaxy S5. En cuanto a la secundaria, hay que decir que se queda en los 3,7 Mpx, por lo que es correcta para los selfies, sin más.

Cámara del Samsung Galaxy Note 4

El caso es que con la implementación de OIS ahora las fotos en movimiento son suaves y se definen mejor los bordes, pero lo cierto es que esta inclusión sobresatura un poco los colores, pero no algo muy pronunciado y se debe considerar como algo menor. Cuando la luminosidad es buena, estamos ante una cámara que ofrece unos resultados muy buenos, con colores realistas y con un detalle más que aceptable.

Cuando la luz no es muy buena, las cosas cambian un poco, y encontramos algo de ruido en las imágenes y los detalles son algo peores. Los colores no están mal y, eso sí, hay que decir que el HDR mantiene un buen nivel y se agradece su inclusión (la opción está en la propia pantalla de la aplicación Cámara, por lo que utilizarlo es de lo más sencillo).

Se siguen incluyendo los Modos en el Samsung Galaxy Note 4, pero el número con el que llega es algo reducido, pero no falta Panorámica, y se tendrán que descargar los que sean necesarios. Opciones como Sound & Shot están disponibles. Y, como es costumbre, hacer fotos no tiene complicación alguna ya que todo lo que se necesita está muy accesible.

En cuanto a las grabaciones, es posible realizarlas con calidad Full HD o 4K (aunque en esta última opción hay que decir que posibilidades como la Cámara dual, HDR o los efectos de vídeo no están disponibles). El caso es que los resultados demuestran que la inclusión del estabilizador es todo un acierto y, también, que el autoenfoque es muy rápido:

Conclusión

Estamos ante el mejor phablet que existe en la actualidad. Sus funcionalidades son realmente elevadas y, además, su capacidad está fuera de toda duda y el rendimiento que ofrece es espectacular. Puede con todo y el utilizarlo es algo que siempre da satisfacción, en especial si eres amante de las  pantallas grandes (que, por cierto, esta tiene una calidad realmente alta).

Su diseño también ha mejorado, y mucho, y sin perder el poder quitar la tapa trasera que permite cambiar la batería o utilizar tarjetas microSD. Quizá lo que menos nos ha gustado es que el altavoz esté en la parte trasera y que el Samsung Galaxy Note 4 no sea estéreo. Eso sí, este modelo sigue siendo algo pesado para el gusto de algunos.

En definitiva, que el Samsung Galaxy Note 4 es uno de los mejores (sino el mejor) terminal Android que hemos analizado hasta la fecha ya que el S Pen sigue siendo diferencial y las mejoras que se han introducido son en su mayor parte positivas. Sin duda, los phablets son la referencia de la compañía coreana por algo.

A favor:

  • Excelente rendimiento
  • Diseño muy mejorado
  • Amplia autonomía
  • El S Pen es totalmente diferencial

En contra:

  • Sólo dispone de un altavoz
  • Peso

Fotos del producto:

Puntuación del Samsung Galaxy Note 4


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.

4 opiniones
  1. jordi 0
    28 Oct, 14 10:12
    8/10 sasmsung galaxy note 3

    sasmsung galaxy note 3

  2. jordi 0
    28 Oct, 14 10:14
    8/10 Creo que os habeis equivocado en el test…

    Creo que os habeis equivocado en el test de antutu del note 3 porque yo tengo uno y en la version antutu 5.1 me da 41857 no 31699 como habeis puesto.

  3. jordi 0
    28 Oct, 14 10:23
    8/10 Y en contras le pondria que parece ser q…

    Y en contras le pondria que parece ser que ya no dispone de la conexion usb 3.0.