Samsung Galaxy Gear

Análisis a fondo del Samsung Galaxy Gear

Valoración: 7 de 10

SELLO-MOVILZONA-8El Samsung Galaxy Gear ha supuesto el pistoletazo de salida de la compañía coreana en el segmento de los smartwatch. Bien es cierto que ha sido una de las primeras en desembarcar, pero no hay que olvidar que desarrollos como Pebble son anteriores, aunque la verdad es que los supera con creces tanto en el hardware como en las funcionalidades.

El caso es que este modelo se presentó junto con el Galaxy Note 3 en el trascurso de la feria IFA y, aquí, hay que hacer una de las primeras menciones importantes y que evidentemente se deben tener en cuenta: el Galaxy Gear sólo funciona con terminales de Samsung que disponen de sistema operativo Android 4.3 o superior. Esto reduce su compatibilidad, aunque el S4 ya es de la partida, pero no se debe olvidar esto antes de decidirse a su compra (además, no hay noticia alguna respecto a que se vaya a abrir el abanico de teléfonos o tablets de otros fabricantes por el momento).

Pero, lo cierto, es que cuando se tiene en la mano este smartwatch por primera vez, la sensación es de un producto de calidad, bien acabado y diferencial. Las razones son varias, como por ejemplo un diseño bastante cuidado y, como no, comprobar que el funcionamiento de su pantalla táctil es realmente bueno. Es decir, que para nada es un prototipo y es claro que estamos ante una apuesta muy seria por parte de Samsung -lo que asegura evoluciones en un futuro no muy lejano-.

Samsung Galaxy Gear

Diseño

Como ya hemos indicado antes, el aspecto estético nos parece muy bueno. Una de las razones para esto es que el marco es de aluminio, por lo que la sensación de un producto Premium es evidente (algo que es lo menos ya que hablamos de un precio de más o menos 299 euros). Eso sí, la pulsera es de plástico rígido que, si bien es entendible para que tanto la cámara del Galaxy Gear como el micrófono pueda existir con sus conexiones, lo cierto es que hacen que el uso del smartwatch no sea el más cómodo posible.

Carcasa de aluminio Samsung Galaxy Gear

Otro apartado que hay que valorar es el de la ergonomía al utilizarlo, hablando en este caso de lo que ocupa la pantalla. Este dispositivo dispone de un panel de 1,6 pulgadas táctil tipo SuperAMOLED (320 x 320), por lo que ocupa bastante en la muñeca. Esto se debe considerar, pero también es verdad que un componente más pequeño sería un error ya que apenas permitiría un uso adecuado y ver lo que aparece sería todo un logro. Por lo tanto, aquí pensamos que Samsung ha acertado de pleno con el Galaxy Gear.

También es importante indicar que el cierre, que es metálico, funciona bien… pero al principio cuesta un poco acostumbrarse a su uso (que después resulta de lo más sencillo) y puede que algún pellizco se produzca. Otro detalle a considerar es que en la correa se incluyen siete pasos de medida para que el ajuste en la muñeca sea el adecuado.

Cierre del Galaxy Gear

El caso es que el aspecto de este modelo es de lo más atractivo, por lo que en esta ocasión sí que Samsung da un buen paso con el Galaxy Gear. Por cierto, que en toda la carcasa sólo hay un botón –el de encendido- por lo que el manejo se realiza directamente en la pantalla del smartwatch… de lo que pasmos a hablar a continuación.

Usabilidad

Pues la verdad es que para muchos puede ser una sorpresa, ya que no hay que olvidar que el sistema operativo interno que lleva el Galaxy Gear es Android, pero no existen los habituales botones del desarrollo de Google, y se recurre a los gestos (de forma parecida a como se trabaja en BlackBerry 10). De esta forma, para buscar las diferentes opciones se arrastra el dedo en la pantalla de un lado a otro y, para acceder a las opciones o salir de una aplicación, el movimiento a realizar es vertical. Pude costar un poco acostumbrarse, pero rápidamente comprobamos que el manejo es cómodo e intuitivo y, además, favorece la rapidez a la hora de ejecutar acciones (aunque, ciertamente, en algunas aplicaciones existen opciones que se deben pulsar en pantalla, como por ejemplo en la Cámara).

Una vez que se empareja el dispositivo con un terminal, para lo que se utiliza la tecnología NFC -que se encuentra en el cargador, del que hablamos más adelante- que da paso a la Bluetooth para el envío y recepción de datos, hay que decir que automáticamente se descarga una aplicación para el teléfono desde la que se controlan varios aspectos del Galaxy Note. Por ejemplo, es posible desde establecer qué notificaciones son las que se reciben en el smartwatch, pasando por el acceso a Samsung Apps para conseguir aplicaciones (que, por cierto, no son todavía muy numerosas) e, incluso, se puede buscar contenido en el accesorio y sus 4 GB de espacio de almacenamiento.

Boton de encendido del Samsung Galaxy Gear

Un detalle a tener en cuenta es que en el Galaxy Gear, a diferencia de por ejemplo el Sony Smartwatch, es posible recibir y realizar llamadas ya que incluye un micrófono para ello (que está en el cierre del dispositivo). Esto aumenta mucho su utilidad, ya que es un caso más en el que no se debe sacar el terminal móvil del bolsillo para poder solventar dicha necesidad. La verdad es que esta opción funciona perfectamente, todo hay que decirlo.

Un detalle final es que este dispositivo necesita de un adaptador especial para ser recargado. Este se coloca rodeando la pantalla y, la verdad, es que habría que conocer bien las razones que han llevado a esta inclusión, ya que la sencillez de tener un puerto microUSB en el propio reloj inteligente hubiera sido más adecuada. El caso, es que si se tiene pensado estar más de un día fuera es indispensable llevarlo encima. Por cierto, que la autonomía que proporciona su batería de 315 mAh permite utilizarlo de forma continuada durante más de dos días sin problema alguno (excepto que se utilice el Galaxy Gear de forma muy intensiva).

Cargador del Galaxy Gear de Samsung

Pantalla

El funcionamiento de este componente es esencial en un smartwatch, y la verdad es que no encontramos problema alguno en él. Ni en lo referente a la calidad de lo que se muestra en pantalla, que aparece como el modelo reloj inteligente que hay en el mercado sin duda alguna, ni en la respuesta táctil que ofrece, que es excelente.

Por cierto, la visibilidad en exteriores es excelente, incluso cuando la luz es intensa. De esta forma, su funcionamiento como reloj es perfecto para mirar tanto la hora como las notificaciones que se dan en el terminal móvil (que, por otro lado, es el gran uso que se le puede dar a este modelo de Samsung).

Pantalla del Samsung Galaxy Gear

Además hay que indicar que el Galaxy Gear es compatible con el estándar IP55, por lo que su resistencia al polvo está asegurada y, además, a las salpicaduras del agua (que no las inmersiones). Por lo tanto, esto asegura que no hay problemas si se tiene un poco de cuidado.

Software

Como ya hemos indicado la base del sistema operativo es Android, pero modificado para mostrase adecuadamente en el Galaxy Gear. La fluidez de este es excelente, y su procesador de 800 MHz y los 512 MB de RAM son más que suficientes para que todo funcione sin problema alguno. Por lo tanto, la experiencia de uso es realmente buena.

Interfaz aplicación Galaxy Gear en Note 3 Elección de notificaciones para el Galaxy Gear

Con el smartwatch se incluyen aplicaciones tan interesantes como por ejemplo S Voice, un control remoto multimedia o un podómetro. Pero es posible instalar las que se encuentran en Samsung Apps (siempre desde el terminal móvil y de forma muy sencilla). Aquí hay desde diferentes esferas que dan un nuevo aspecto al reloj como desarrollos específicos para Line o eBay. De todas formas, que el número disponible aumente es clave en el éxito del Galaxy Gear, ya que ahora mismo no son muchas las que existen.

Por cierto, hace poco se lanzó una actualización del Galaxy Gear que aumentaba  el tipo de notificaciones que este smartwatch podría recibir. Ahora, por ejemplo, las específicas de Hangouts y WhatsApp son de la partida, un buen añadido todo hay que decirlo (aunque sólo aparece la notificación, no se puede interactuar con ellas).

Cámara

Para finalizar hemos dejado el apartado de la cámara, que es de lo más curioso y que amplía las opciones de uso del Galaxy Gear… aunque no se deben esperar grandes resultados (ni lo pretende, todo hay que decirlo). El sensor incluido es de 1,9 megapíxeles, por lo que se pueden hacer fotos adecuadas para tener un recuerdo (y, vista su colocación, también para pillar en algún renuncio a más de un amigo).

Cámara integrada en el Galaxy Gear

Las fotos no son muy nítidas e, insulso muestran bastante ruido… pero con el componente incluido no se puede pedir más. Las tomas se transfieren automáticamente al terminal móvil, lo que ahorra trabajo al usuario ya que sin darse cuenta las tiene disponibles para utilizarlas como mejor crea conveniente.

La cámara también permite grabar, pero sólo por espacio de quince segundos. Es decir, que para algún “gag” puede valer, pero aunque el tiempo no es demasiado sí que se agradece la posibilidad. Aquí os dejamos una muestra de lo que es posible conseguir:

Conclusión

No hay duda que el Samsung Galaxy Gear es un dispositivo sorprendente que “abre la lata” de la llegada de los smartwatch de forma masiva al mercado. Con él, se comienza a atisbar lo que serán capaces de ofrecer estos dispositivos y, la verdad, es que todo “pinta” realmente bien. Lo mejor, sin duda alguna, es su diseño el buen funcionamiento y la posibilidad de recibir y hacer llamadas. Sin olvidar, que como accesorio para conocer notificaciones es excelente.

Eso sí, como todo primer producto de una nueva gama, tiene algunos aspectos que pulir. Los más evidentes son la necesidad del cargador y la falta de aplicaciones, esto último algo clave. Aparte, su compatibilidad reducida con los diferentes terminales de la propia Samsung también es algo a valorar.

A favor:

  • Buen funcionamiento en general
  • Su autonomía es bastante amplia
  • Sencillo manejo por gestos

En contra:

  • Sólo compatible con terminales Samsung con Android 4.3 o superior
  • La recarga necesita de un adaptador específico
  • Su precio es elevado

Fotos del producto


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.

1 opinión
  1. Gonza 0
    19 Feb, 14 16:04
    8/10 autonomía bastante amplia? perdón, pe…

    autonomía bastante amplia? perdón, pero no coincido para nada, creo que para que los smarthwatch tengan éxito, van a tener que mejorar la autonomía a varios días mas.
    saludos