Samsung Galaxy Alpha

Análisis a fondo del Samsung Galaxy Alpha

Valoración: 8 de 10

SELLO-MOVILZONA-8El Samsung Galaxy Alpha es un teléfono que esperábamos desde hace tiempo para probarlo, ya que este modelo ofrece un cambio en el diseño por parte de la compañía coreana ya que se incluye un material de fabricación que hasta la fecha no era de la partida en sus dispositivos: el metal. De esta forma, se da un paso muy significativo en este apartado.

El nombre del terminal, dejando a un lado la denominación Galaxy que significa la inclusión del sistema operativo Android, ya es una muestra clara de que estamos ente el primero de lo que se espera que sea una nueva gama de producto para Samsung, en la que el uso del aluminio sea algo habitual y, de esta forma, se compita con otros modelos que se han considerado desde hace tiempo más “Premium” que los fabricados por esta compañía, como puede ser el iPhone de Apple (uno de sus grandes rivales en el mercado) y, también, el Sony Xperia Z3 Compact, que “pinta” muy bien, todo hay que decirlo.

Imagen frontal del Samsung Galaxy Alpha

Pero el metal no es la única característica que llama la atención de este modelo, ya que en el interior incluye un procesador Exynos 5 de cocho núcleos que, como se verá más adelante, es toda una sorpresa a la hora de ofrecer un buen rendimiento. Por lo tanto, este Samsung Galaxy Alpha es un teléfono que incluye diferentes opciones que llaman la atención y, por lo tanto, que es necesario conocer sí la compañía coreana ha acertado en su integración.

Diseño, el apartado estrella

Sin duda alguna esto es lo más llamativo del Samsung Galaxy Alpha, ya que se descubre un cambio muy significativo en el aspecto que ofrece este modelo respecto a cualquier otro que ha lanzado la compañía coreana al mercado. Evidentemente, lo que más llama la atención es la inclusión del lateral de aluminio, que aumenta la calidad en el aspecto del teléfono y que le permite dar un paso muy grande.

Parte posterior del Samsung Galaxy Alpha

Hablando del lateral propiamente dicho, hay que decir que en las esquinas hay un mayor pronunciamiento que aumenta la resistencia frente a potenciales caídas (también llama la atención que en el puerto de los auriculares y el USB, la anchura es mayor con un máximo de 6,7 milímetros). En la parte superior e inferior hay dos remates del color de la carcasa en nuestro caso, el blanco, lo que le dota de un mayor atractivo. Por cierto, que el corte del aluminio está muy cuidado, y no hay ningún saliente que destaque, lo que es un síntoma de un buen acabado.

En lo referente a la usabilidad, hay que decir que esta es fantástica, ya que las dimensiones de la pantalla permiten que se pueda utilizar el terminal con sólo una mano (el peso asciende a sólo 115 gramos), algo que muchos usuarios buscan. Además, la “bajada” que hace el lateral de aluminio respecto a las equinas hace que el agarre sea excelente aprovechando hasta el dedo meñique. En cuanto a los botones, estos son más finos que los incluidos en el Galaxy S5, con un acabado redondeado interesante. Su uso es de lo más cómodo, ya que están bastante arriba en el lateral, por lo que acceder a ellos es cómodo.

Botón lateral del Samsung Galaxy Alpha

La carcasa trasera del Samsung Galaxy Alpha es de policarbonato, con un acabado similar al del mencionado S5, pero con los agujeros más pequeños y juntos. Este componente se puede retirar, para de esta forma acceder a la ranura de la tarjeta SIM y la batería, que es intercambiable. Por lo que se han fusionado dos opciones de uso muy interesantes.

Hay un par de detalles finales que se deben conocer. El primero es que el altavoz, de una calidad adecuada, está en la parte inferior con unos agujeros mecanizados que son llamativos y que también suman en lo que se refiere a mejorar el aspecto. El segundo detalle es que los sensores frontales, que están en la parte superior, son bastante grandes y, pese a lo que pueda parecer en un principio, no desentonan. En definitiva, que el Samsung Galaxy Alpha es un terminal tremendamente llamativo y que hace que surja la pregunta por los motivos por los que no se ha dado el paso antes para fabricarlo.

Altavoz del Samsung Galaxy Alpha

Hardware: bastante bien pero hay una decepción

Como ya hemos indicado antes la gran incógnita de este terminal es su procesador, un Exynos 5 Octa 5430 que tiene en su interior ocho núcleos. Cuatro de ellos a 1,3 GHz (Cortex-A7) para cuando la exigencia no es muy grande y, otros cuatro, a 1,8 GHz (Cortex-A15), que son los que funcionan si es necesario dar el máximo. Es decir, que se utiliza la tecnología big.LITTLE. En cuanto a la RAM, esta es de 2 GB, que evidentemente no llega a la cantidad que ofrece el Galaxy Note 4 o el Xperia Z3 Compact, pero que no resulta un hándicap para ejecutar el sistema operativo Android 4.4.4 con el que llega el Samsung Galaxy Alpha.

Lo primero que debemos decir es que la experiencia de uso es realmente buena, no hay “lag” alguno al ejecutar acciones en la interfaz TouchWiz UX que utiliza y, por ejemplo, aplicaciones propias como Cámara se ejecutan con gran fluidez. Es decir, que la sensación es siempre de velocidad y de tener en las manos un teléfono muy capaz.

Resultado en Basemark del Samsung Galaxy Alpha

Pero siempre hay que ejecutar los benchmarks correspondientes para establecer de forma concreta el funcionamiento del dispositivo. Y, aquí, descubrimos que el Samsung Galaxy Alpha es de lo mejor que existe en la actualidad. Incluso, en pruebas como AnTuTu -con más de 48.000 puntos- supera al Sony Xperia Z3 y, como no, al Galaxy S5. Por lo tanto, es claro que la combinación de SoC, RAM y GPU (una Mali-T628 MP6) es todo un acierto.

Por cierto, que en el Samsung Galaxy Alpha se mantienen opciones de lo más interesantes a la hora de aumentar la utilidad del terminal, como por ejemplo el lector de huellas digitales en la parte baja del dispositivo, y, además, el sensor biométrico para medir el ritmo cardiaco (que se combina de forma muy solvente con S Health). De esta forma, se aprovechan muchas de las posibilidades que la compañía coreana ha desarrollado últimamente, pero hay que destacar que la compatibilidad con el estándar IP67 para resistir el agua y el polvo no está presente.

Pero no todo son buenas noticias, ya que hay un apartado que al revisar las especificaciones ya generaba dudas: la carga de la batería, es de sólo 1.860 mAh. Los modelos de mayores dimensiones tienen componentes mejores, pero es el “peaje” a pagar por las reducidas dimensiones del Samsung Galaxy Alpha. El caso es que en las pruebas descubrimos que lo normal es que el terminal no supere un día sin necesidad de recarga al utilizarlo (y esto sin abusar en lo referente al uso que se le da). Es decir, que hay que proceder a conectarlo a la corriente por la noche, si es que antes no es necesario. Esto, con los nuevos modelos de Sony o con otros de Samsung no ocurre. Por lo tanto, no estamos ante un terminal que destaque por su autonomía, ni mucho menos.

Cámara, un apartado bien resuelto

Cuando se conocieron las especificaciones del Samsung Galaxy Alpha, la cámara principal de 12 megapíxeles no decepcionó, pero tampoco hacía pensar que este modelo sería el mejor a la hora de hacer fotos. Es decir, que nada de situarse al nivel de los nuevos Xperia Z3, por poner un ejemplo, y con dudas respecto a lo que ofrece el Galaxy S5 (que integra un componente con un sensor de 16 megapíxeles).

Cámara trasera del Samsung Galaxy Alpha

Lo cierto es que las previsiones se cumplen en este apartado, ya que las fotos no son especialmente buenas y no destacan especialmente. No hay exceso de ruido y los colores están bastante bien representados, pero la definición no es precisamente la mejor y el brillo que se obtiene en ellas, debido al trabajo con la luz, no es óptimo. Eso sí, nos sorprendió gratamente el trabajo en baja luminosidad y por la noche (en este tiene bastante que ver el potente flash), que es mejor de lo que cabría esperar.

En lo referente a la grabación de vídeo, que puede alcanzar calidad 4K (curioso esto, ya que el Samsung Galaxy Alpha tiene una capacidad de almacenamiento de 32 GB, lo que no es mucho si se graba a 3.840 x 2.160 -y no hay opción de aumentar esta utilizando tarjetas microSD-), nos pareció muy buena. Eso sí, el autoenfoque no es muy rápido aunque sí más que suficiente. Un ejemplo de lo que es capaz el teléfono es este:

Finalmente, en este apartado hay que decir que la aplicación Cámara es la misma que la que se puede encontrar en el Samsung Galaxy S5, por lo que ofrece una buena cantidad de posibilidades a la hora de establecer configuraciones. Además, se incluyen bastantes opciones en lo referente al post-procesamiento y los habituales Modos, que es posible aumentar descargando nuevos en Internet. Por cierto, el sensor sobresale más de lo esperado de la parte trasera y, esto, hace que el Samsung Galaxy Alpha baile un poco al colocarlo en una superficie como, por ejemplo, una mesa.

Pantalla

Para finalizar de recorrer los apartados principales del Samsung Galaxy Alpha, hay que comentar cómo es la calidad de la pantalla que se integra en el terminal. Las dimensiones de estas son de 4,7 pulgadas y su calidad de 720p (312 ppp). Es decir, que estamos ante unas características que no son especialmente destacables -es similar a la del Galaxy S3, por poner un ejemplo- , pero que no muchos modelos del mercado con un panel del tamaño indicado superan. De esta forma, hay que decir que quizá hubiera sido de esperar 1080p, pero ciertamente con la densidad de píxeles que ofrece es más que suficiente para que los textos y las películas se vean con una calidad solvente.

Pantalla del Samsung Galaxy Alpha

En lo que se refiere a la calidad que apreciamos al visualizar diferentes imágenes, hay que decir que el brillo es bastante bueno y los colores se representan muy bien… pero los negros no son todo lo intensos que hemos visto. Además, hay que decir que si el Samsung Galaxy Alpha se pone al lado de un terminal con pantalla Full HD la diferencia es evidente. En exteriores, lo que se muestra en pantalla no se ve nada mal.

En cuanto a los marcos de la pantalla, estos son reducidos, y por lo tanto se aprovecha bastante bien la parte frontal del terminal, lo que siempre es bueno ya que esto permite que las dimensiones del dispositivo sean las más reducidas posibles.

Conclusión

Sin duda alguna estamos ante el teléfono más atractivo de Samsung que hemos visto hasta la fecha ya que tanto sus líneas como el metal en la parte lateral hacen que verlo sea de lo más llamativo. El uso de plástico en la carcasa trasera es un acierto a nuestro juicio, ya que permite  poder cambiar la batería, algo que es muy positivo. Además, no hay que dejar de comentar que su procesador es realmente bueno, y permite que el rendimiento del Samsung Galaxy Alpha sea excelente.

Pero hay apartados en los que se pueden mejorar, como por ejemplo la posibilidad de utilizar tarjetas microSD, especialmente si se tiene en cuenta que la tapa posterior es extraíble. Adicionalmente, hay que decir que su autonomía no es precisamente amplia. Pero, independientemente de esto, lo cierto es que el primer modelo de la nueva gama de producto de Samsung es todo un acierto.

A favor:

  • Diseño muy atractivo
  • Procesador de gran calidad
  • Cámara solvente
  • Buenos añadidos como el lector de huellas y el sensor biométrico

En contra:

  • No permite utilizar tarjetas microSD
  • Autonomía mejorable
  • El lector de huellas no es muy preciso

Fotos de producto:

Puntuación del Samsung Galaxy Alpha


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.

4 opiniones
  1. confar 0
    06 Oct, 14 7:04
    8/10 Pues no está nada mal.

    Pues no está nada mal.

  2. tiamath 0
    06 Oct, 14 9:41
    8/10 Es decir, que nada de situarse al nivel …

    Es decir, que nada de situarse al nivel de los nuevos Xperia Z3, por poner un ejemplo, y con dudas respecto a lo que ofrece el Galaxy S5 (que integra un componente con un sensor de 16 megapíxeles).

    Lo cierto es que las previsiones se cumplen en este apartado, ya que las fotos NO SON ESPECIALMENTE BUENAS Y NO DESTACAN ESPECIALMENTE. No hay exceso de ruido y los colores están bastante bien representados, pero LA DEFINICION NO ES PRECISAMENTE LA MEJOR y EL BRILLO que se obtiene en ellas, debido al trabajo con la luz, NO ES OPTIMO.

    ¿Como titula el Ivan “Einstein” Martin el resumen de la camara?

    —Cámara, un apartado bien resuelto—

    Me parto. En serio chaval, dedicate a otra cosa.

  3. josefa jimenez 0
    06 Oct, 14 10:47
    8/10 Pues en mi opinión la grabación de vid…

    Pues en mi opinión la grabación de video es penosa, de estabilizador se ve que no lleva nada, pues es horrible.
    Yo le daría un 4 a la grabación en video

  4. Pablito Motos Castaño 0
    06 Oct, 14 18:23
    8/10 gama baja de samsung con acabados de gam…

    gama baja de samsung con acabados de gama alta. Y asi a ver a quien enganchan