Orange Yumo

Análisis a fondo del Orange Yumo

Valoración: 7 de 10

Sello Movilzona 7El despliegue de cobertura 4G en España es una realidad y, por hora, no son muchos los modelos asequibles que ofrecen compatibilidad con ella. Pues bien, el modelo Orange Yumo llega para romper esta premisa y, además, para ser un digno heredero del modelo Daytona de este operador que tan buenos resultados le ha dado en el mercado.

Lo primero que se debe tener en cuenta para valorad debidamente a este terminal, que ha sido fabricado por Huawei (G740-L00 es el modelo concreto del dispositivo), es que no se debe comparar con los teléfonos de gama alta que hay en el mercado actualmente y que también ofrecen compatibilidad con LTE, como por ejemplo el Samsung Galaxy S4. No está pensado para ser un rival directo de este, sino para postularse como una opción asequible –su precio libre se sitúa en los 262,28 euros- para “todos los públicos”.

Teléfono Orange Yumo

Una vez que esto se tiene claro hay que destacar que la primera impresión que se tiene del Orange Yumo es bastante buena, ya que no resulta especialmente voluminoso y tiene unas líneas redondeadas que le hacen bastante atractivo y moderno. Es más, cuándo se agarra por primera vez el terminal queda claro que se puede utilizar la pantalla por completo con sólo una mano, algo que no todos los modelos con paneles de cinco pulgadas ofrecen.

Diseño y usabilidad

El material de fabricación de la carcasa -de color negro- es el plástico, lo que no resulta sorprendente ya que los metales como el aluminio están destinados a modelos de un nivel superior. Pero lo cierto es que la sensación de ser un terminal compacto y bien acabado es grande, lo que confiere cierta seguridad en su manejo.

Botones laterales del Orange Yumo

La ergonomía, como hemos indicado antes, es bastante buena. Eso sí, que todos los botones estén situados en el mismo lateral (el derecho) no ayuda en exceso al manejo del Orange Yumo. Un ejemplo de ello es que al realizar capturas resulta bastante incómodo el uso combinado de dos de ellos. Por lo demás, cabe destacar que el resto de las conexiones, aparte de los tres botones táctiles habituales de Android debajo de la pantalla, son el Jack de 3,5 milímetros de la parte superior y la microUSB en la parte inferior.

Un detalle a destacar es que la carcasa trasera se retira, estando aquí situadas las ranuras para la tarjeta SIM y la microSD (también se encuentra la alargada batería que se retira con comodidad y que permite ser reemplazada). Este es un excelente detalle, ya que ofrece la posibilidad al usuario de manipular estos componentes de forma muy cómoda y, además, sin que se tenga que abusar de los laterales para ofrecer las interfaces correspondientes. Por cierto, que la apertura de la carcasa es realmente sencilla debido a la inclusión de una muesca para ello.

Ranuas de tarjetas del Orange Yumo

Finalmente, hay que indicar que el peso del Orange Yumo es de sólo 150 gramos y que, pese a que el acabado de la carcasa trasera es muy liso, el garre es adecuado. En definitiva, que este terminal se maneja con comodidad y que su acabado es muy compacto… aunque ciertamente el aspecto plástico es muy evidente.

Pantalla

Como hemos indicado antes, la pantalla del terminal es de 5 pulgadas, con un panel HDLCD con tecnología IPS y protección Gorilla Glass. Esto permite que la calidad de los colores que se representan sean bastante buena y, además, que los ángulos de visión sean bastante convincentes (eso sí, la saturación no nos gustó en exceso, ya que las pruebas especificas con los blancos son algo más apagados de lo esperado).

resumen de la pantalla del Orange Yumo

En lo referente a su resolución, esta se sitúa en los 1.280 x 720, por lo que es compatible con HD. Suficiente para ofrecer una imagen definida, incluso a la hora de mostrar textos. Eso sí, si se compara con otros modelos, como por ejemplo el  ZTE Grand X Pro, los resultados son bastante mejores y el Orange Yumo se muestra superior incluso en las reproducciones de vídeo.

Finalmente, hay que indicar que la respuesta del panel incluido a la hora de manipularlo es excelente, no encontramos problema alguno ni al utilizarlo de forma habitual ni si se combinan varias pulsaciones a la vez. Es decir, que es un equipo solvente en este apartado pero, de nuevo, no hay que caer en la tentación de compararlo con modelos superiores ya que pierde sin discusión.

Hardware y rendimiento

La verdad es que por el precio que tiene este modelo, no se le puede pedir mucho más de lo que incluye. Su procesador es un Qualcomm Snapdragon 400 (con una GPU Adreno 305) de doble núcleo que funciona a una frecuencia de 1,2 GHz. En lo referente a la RAM, la cantidad incluida es de 1 GB. Es decir, que todo el software actual se ejecuta de forma adecuada y, consecuentemente, la experiencia de uso del Orange Yumo es buena.

Test NenaMark del Orange Yumo

Eso sí, en las pruebas de rendimiento específicas se descubre que la tarjeta gráfica no llega a grandes niveles, lo que comprobamos además a la hora de ejecutar juegos muy exigentes y de mostrar imágenes en tres dimensiones, ya que la velocidad no fue máxima. Eso sí, pese a que el dispositivo trabajó al máximo, la generación de calor no es excesiva. A continuación, mostramos los resultados en algunos benchmarks en los que se puede ver que sus puntuaciones se sitúan por encima de muchos modelos de gama media… cercanos a los del Nexus 4. Por cierto, la compatibilidad de este modelo con LTE (Categoría 3) es un detalle a avalorar muy positivamente.

Pero si hay algo que nos gustó del Orange Yumo es su autonomía. Con una batería de 2.400 mAh, que no es la de mayor carga que hemos visto pero que no es tampoco especialmente baja, comprobamos que en las pruebas con el procesador al 100%  los resultados fueron realmente buenos: casi cuatro horas (el LG G2 apenas llegó a las tres, y eso que incluye un componente de 3.000 mAh). Cuando la comprobación fue de uso habitual e intensivo en lo referente a la conectividad, se completa un día sin necesidad de recarga alguna sin dificultad.

Cámara

Este es, sin duda alguna, el peor apartado del Orange Yumo. Bien es cierto que el sensor que incluye es de 8 megapíxeles y retroiluminado (BSI) y, por lo tanto, permite realizar fotografías de grandes dimensiones y grabar a 1080p, pero los resultados no son de una gran calidad.

Foto hecha con el Orange Yumo

En lo referente a las tomas, los resultados que descubrimos ofrecen mucho más ruido del esperado, lo que afecta a la definición y naturalidad de las fotografías. Además, el autoenfoque, pese a ser rápido, no es el más efectivo que hemos visto hasta la fecha. Hay que indicar que el flash es bastante potente, pero en condiciones de poca luz tampoco destacó el Orange Yumo.

Un ejemplo de lo que se puede conseguir con este terminal a la hora de hacer fotos, son los siguientes ejemplos:

En lo referente a la interfaz de uso de la cámara y la aplicación correspondiente, hay que indicar que aquí no hay nada que falte tanto a la hora de establecer las configuraciones habituales -nada de avanzadas- y, además, se incluyen una buena cantidad de filtros que permiten al usuario “jugar” con las tomas a realizar.

A continuación también dejamos un ejemplo de grabación en el que se confirma que el sensor, que es una solución adecuada, no es de lo mejor que hemos visto e, incluso, se ve superado por otros modelos de gama media, en especial los de Nokia:

Sistema operativo y software

La versión del sistema operativo que incluye el Orange Yumo es la Android 4.1.2, por lo que el terminal necesita de una mejora para ofrecer la mayor actualidad posible. Eso sí, incluye la interfaz de usuario (UI) Emotion propia de Huawei. Esto permite la inclusión de algunos elementos adicionales como un gestor de energía o aplicaciones que hacen que el uso de la conectividad DLNA sea mucho más sencilla.

Interfaz cámara del Orange Yumo

El funcionamiento y fluidez es bastante buena, ya que apenas se nota retardo alguno y, por lo tanto, se tiene una buena experiencia de uso a la hora de manejar el teléfono. Por cierto, se incluye una utilidad que permite ejecutar acciones con tan sólo escribir un gesto en pantalla, por ejemplo, escribiendo una “e” se abre de forma automática el programa de correo. Es posible añadir algunos más y permite que el control del Orange Yumo sea mucho más eficiente y rápido. Todo un acierto.

La cantidad de aplicaciones adicionales que se incorporan en el dispositivo no es tan abrumadora como en otras ocasiones, lo que creemos que es un acierto, aunque en realidad es que el número de juegos es mayor del deseable, todo hay que decirlo.

Conclusión

Este es un teléfono interesante, ya que permite acceder a redes 4G por un coste asequible y con características que no están mal. Ciertamente no se puede comparar con los modelos de gama alta, pero no es el propósito y como sustituto del modelo Daytona, este Orange Yumo cumple sobradamente.

Su hardware es suficiente, el SoC algo limitado en especial su tarjeta gráfica, pero en el resto de los apartados no desentona, como por ejemplo en lo referente a su pantalla y a su capacidad de almacenamiento de 8 GB (ampliable mediante tarjeta microSD). Eso sí, la inclusión de NFC no hubiera estado nada mal. Además, la posibilidad de abrir aplicaciones mediante gestos (incluso desde la pantalla de bloqueo) es todo un acierto.

A favor:

  • Su amplia autonomía
  • Compatible con redes 4G
  • Precio contenido

En contra:

  • La cámara no es de gran calidad
  • Sistema operativo poco actualizado
  • No incluye NFC

Fotos del producto


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.

Sin opiniones