OnePlus 3

Análisis a fondo del OnePlus 3

Valoración: 8,5 de 10

sello de Movilzona 8Uno de los modelos más esperados de los que componen la gama alta de producto ya ha pasado por nuestras manos. Nos referimos al OnePlus 3, un dispositivo que es uno de los que mejor relación calidad/precio ofrece en la actualidad y que tiene un objetivo claro: ser lo que el terminal anterior del fabricante asiático no consiguió y de esa forma convencer a muchos más usuarios.

Uno de los primeros detalles que se tienen que conocer de este es que, al contrario que en los dos primeros dispositivos de esta gama de producto de la compañía, el OnePlus 3 no necesita de invitación alguna para poder comprarlo (síntoma de músculo, y quizá la razón más importante para que su llegada al mercado se retrasara más de lo esperado). El caso, es que esto es realmente positivo ya que simplemente con acceder a la tienda de la propia compañía o hacerlo a alguna de las que lo tienen se puede hacer la compra de forma habitual.

Imagen frontal del OnePlus 3

Antes de comenzar, en este análisis, para valorarlo en su justa medida hay que tener en cuenta que el OnePlus 3 se puede comprar por 399 euros, un precio que sin duda es un atractivo innegable, y que le hace ser diferente a muchos con los que compite en el mercado. El precio no lo es todo en un dispositivo móvil, ni mucho menos, pero la verdad es que ayuda bastante a la hora de tenerlo en cuenta. En esto el dispositivo destaca, no hay duda. Sin más, vamos a indicar las sensaciones y resultados que hemos obtenido con él.

Diseño

No hay duda alguna que se ha dado un giro en el OnePlus 3 respecto al modelo anterior. No le falta lo habitual en un modelo destinado a ser de lo mejor del mercado, como es el acabado en aluminio y unas líneas estilizadas que lo hacen atractivo. Además, no es terriblemente pesado ya que se queda en 158 gramos y el grosor es bastante adecuado: 7,35 milímetros. Es decir, que cumple a la hora de ser Premium.

Pero, en nuestra opinión, el nuevo aspecto del OnePlus 3 no descubrimos una personalidad diferencial, ya que se parece bastante a otros modelos que hay a la venta. Por ejemplo, el frontal recuerda bastante a los últimos dispositivos de Apple, mientras que la parte posterior no se diferencia mucho de los propios de HTC (menos curvado, eso sí), en especial al último dispositivo de los taiwaneses. Este es un debe en un segmento en el que la innovación es algo que se valora sobremanera. De todas formas, es innegable que el dispositivo, con cuerpo de una pieza, no desentona pero queda lejos de lo que ofrece Samsung con sus últimos Galaxy de gama alta.

Diseño del OnePlus 3

En la parte frontal del OnePlus 3 se encuentra su pantalla bien integrada con acabado 2.5D que está bastante bien integrada. Sin unos marcos superior e inferior muy grandes, en la parte baja está el botón Home donde se integra un excelente lector de huellas que, esta vez sí, es lo suficientemente rápido para no desentonar con los mejores (además, permite desbloquear el dispositivo). Preferimos la comodidad de la parte trasera, pero esto ya es cuestión de gustos -por cierto, la capa oleofóbica para evitar las marcas de huellas es destacable-.

En el lateral derecho está la bandeja para la tarjeta de datos (y no busques la propia para la microSD, ya que el OnePlus 3 no la incluye y no podras ampliar al almacenamiento de esta manera… algo que no es precisamente positivo y se ha criticado a otros modelos de gama alta por ello).  Aquí también está el botón de encendido que ofrece un resistencia a la presión adecuada pero que “baila un poco”. En el caso del lado izquierdo están los botones de control de volumen y el propio de bloqueo de tres posiciones (su uso es Normal, Prioridad -donde se pueden establecer los avisos que se permite que se escuchan- y Silencio -donde se deshabilitan básicamente todos).

Cámara del OnePlus 3

En la parte superior, con un ligero biselado, no hay nada lo que le da un aspecto muy uniforme al OnePlus 3. Y queda la parte baja, donde está el espacio habitual para el altavoz, la toma de auriculares de 3,5 milímetros y el puerto USB, que es tipo C por lo que se mantiene la apuesta existente en el modelo al que sustituye en el mercado (por cierto se mantiene en 2.0, por lo que no se da el salto aquí).

La parte posterior es bastante sencilla con un espacio liso muy grande que se rompe sólo por el logotipo de la compañía y una cámara que sobresale bastante más de lo que cabía esperar (más si se tiene en cuenta que el cristal de este componente no es de zafiro, lo que puede dar problemas en el futuro). El caso es que la ligera curvatura y lo mencionado de la cámara hace que el dispositivo no sea el más estable al dejarlo en una superficie plana.

Un detalle final, el OnePlus 3 incluye botones táctiles que son de ayuda y que están justo al lado del Home (se distinguen por pequeños puntos que se iluminan). Si esto no es de tu agrado, debes conocer que es posible deshabilitarlos de forma sencilla en los Ajustes.

Imagen lateral del OnePlus 3

En definitiva, un terminal atractivo, no hay duda, pero que no es disruptor ni diferencial con otros modelos con los que compite. Eso sí, la buena distribución de los pesos hace que parezca más ligero de lo que es, lo que sí nos ha gustado.

Rendimiento

La elección de los dos componentes esenciales que se ha realizado es una apuesta muy fuerte para que quede claro que el OnePlus 3 no tiene nada que envidiar a otros modelos del mercado, ni mucho menos. El caso es que el Snapdragon 820 y los 6 GB aseguran un buen comportamiento y en este terminal la fluidez general es la tónica habitual, por lo que se obtiene una experiencia de uso muy buena.

Resultado Basemark OnePlus 3

Los resultados obtenidos en las pruebas de rendimiento descubren un modelo muy capaz, que puede con todo (juegos incluidos) y que no desentona en la gama alta. Pero, lo cierto, es que el aprovechamiento de los 6 GB no es completo y apenas se nota de cara al usuario y en el trabajo interno… por lo que hace falta un avance en el software para que este componente, diferencial con otros modelos, se haga notar.

Por cierto, que Oxygen OS sigue siendo una personalización que no añade mucho peso al sistema y que no incluye excesivo bloatware. Y, lo cierto, es que excepto inclusiones puntuales como las propias del botón de tres posiciones o el activar una útil y sorprendentemente no funcional pantalla activa en el OnePlus 3, no vemos que se produzca un avance tanto en la gestión de tareas o al acelerar el hardware,. Cumple, por lo tanto, pero sin más.

En el uso habitual, el OnePlus 3 se comporta de forma impecable, con una respuesta rápida y sin apenas “lag”, por lo que quien se compre uno de estos modelos estará contento con su respuesta. Eso sí, cuando se utiliza de forma continuada, detectamos que se calienta más de lo esperado en la parte superior de la carcasa trasera… lo que se acentúa al ser de metal. Y, esto, sin que se tenga que exigir constantemente al procesador. Esto se puede y debe solucionar.

Muy bien en la cobertura WiFi y sin problemas con Bluetooth está claro que el trabajo al conformar el OnePlus 3 en lo referente al hardware es bueno y que se saca partido a cada euro que se paga. Comparado con otros modelos, como puede ser el Galaxy S7 o el HTC 10, lo cierto es que no desentona para nada… pero no les supera pese a llegar más tarde al mercado y disponer de 6 GB.

FInalmente hay que comentar que la autonomía llega, sin ningún tipo de problemas al día completo de uso (y siempre algo más), por lo que su batería de 3.000 mAh -se podía esperar algo más por su pantalla de 5,5 pulgadas- se basta para suministrar energía a los componentes. Con la pantalla encendida de forma constante, superar las seis hora es siempre posible e, incluso, llegamos a ocho en más de una ocasión.

El OnePlus 3 dispone de carga rápida propietaria Dash Charge. Nos gustó mucho su funcionamiento, ya que más del 55% de la batería se recarga en 30 minutos, y esto en cualquier situación: es efectiva y no abusa del calor (bien en este caso). Pero, al ser propietaria, y esto es lo que no nos convenció, se necesita de la combinación de cable y cargador para que esta sea efectiva. Es decir, una escasa compatibilidad.

Pantalla

El panel que se incluye en el OnePlus 3 es de 5,5 pulgadas tipo Optic-AMOLED. Lo primero, como es lógico, es que probaremos el componente por activa y por pasiva para encontrar diferencias evidentes respecto a los que se incluyen en los modelos de Samsung. Quizá los colores sean algo menos intensos, pero la verdad es que no localizamos nada que lo haga ser completamente diferente.

Integración de la pantalla en el OnePlus 3

La resolución de la pantalla es Full HD. Esto permite por un lado abaratar costes y que el consumo está bastante bien controlado, pero no le hace competir con los mejores dispositivos del mercado en defición (y la verdad es que al revisarlo con Galaxy S6 al lado se aprecia que este muestra mayor precisión). Por cierto, esto también es un hándicap para la realidad virtual, donde los paneles QHD son los adecuados (por esto, parece que la compañía no tiene planes a corto plazo para “meterse” en este segmento).

En cuanto al brillo, es lo suficientemente potente para que los exteriores no sean problema alguno, pero sin ser espectacular ya que los nits que alcanza son de unos 420. En lo que se refiere a los ángulos de visión, excelente la pantalla del OnePlus 3, y poco más se puede decir que no es poco.

Como hemos dicho la integración es bastante buena con la carcasa, y los marcos son bastante pequeños (se aprovecha algo más del 73% del frontal). El uso con una mano es algo complejo debido a sus dimensiones, por lo que no hubiera estado de más que se incluyera un modo específico en el software para ello. Sin embargo, si hay control de la temperatura del color, lo que permite ajustar al gusto del usuario, y un útil Modo Noche y que es menos agresivo para conciliar el sueño.

Cámara

Este es un elemento que sin ser vital en los smartphones, se ha convertido en muy importante. Todos los fabricantes que ponen en el mercado modelos de gama alta apuestan por aportar elementos que sean de muy buena calidad. En el caso del OnePlus 3 el sensor principal es de 16 megapíxeles (con estabilización óptica y apertura F:2.0). Permite además grabar a 4K, y lo cierto es que sobre el papel es más que suficiente. En el caso del componente delantero, el integrado es de 8 MPx con la misma apertura.

Calidad zoom del OnePlus 3

Lo cierto es que la calidad que ofrece en este apartado el OnePlus 3 es bastante buena, con un realismo de los colores muy real y un trabajo con la luz que no está nada mal (siempre que ésta sea adecuada, ya que cuando no lo es se aprecia ruido de forma bastante evidente). El rango dinámico es bueno, y la saturación no añade aberración alguna a las fotos. En definitiva, que cumple perfectamente con lo que se puede necesitar pero, por ejemplo, no llega al nivel del Galaxy S7 o el huawei P9.

Algo que nos sorprendió es que el tiempo que pasa desde que se dispara hasta que la acción es efectiva, tarda más de lo esperado, por lo que esto se debe tener en cuenta a la hora de no perderse el detalle en movimiento que se busca. Algo que se debe corregir mediante actualizaciones, a no ser que el hardware lo impida exprofeso. Por lo demás, el enfoque no desentona y es bastante rápido.

La aplicación de control es bastante buena por dos razones: la primera es que es muy sencilla de utilizar, lo que se agradece ya que los menús son rápidos de localizar. La segunda es que ofrece opciones avanzadas tales como el poder trabajar en RAW y un Modo avanzado que es muy completo y nada complejo. Bien, muy bien aquí.

Modo avanzado de la cámara del OnePlus 3

En cuanto a la grabación de vídeos, los resultados son bastante buenos por aprovechar la estabilización y el rápido enfoque. El micrófono funciona bastante bien, por lo que todo lo que se ofrece es, cuando menos, adecuado. Este es un ejemplo:

Conclusión

No hay duda que el OnePlus 3 es un buen terminal y que muy pocos le pueden hacer sombra en lo que se refiere a la relación calidad/precio. Funciona muy bien y mueve con soltura el sistema operativo, y además la autonomía es bastante amplia. El diseño, por su parte, es llamativo, pero no diferencial. Los 6 GB pueden ser un elemento distintivo, pero se debe mejorar su aprovechamiento.

Además, el OnePlus 3 tiene la virtud de no incluir mucho bloatware y el botón hardware de tres posiciones cuando se utiliza de forma habitual acaba siendo de lo más útil. Eso sí, se debe controlar algo mejor la temperatura que alcanza el dispositivo al exigirle, y la pantalla al no ser QHD le hace perder algunos puntos. La ausencia de compatibilidad con tarjetas microSD es algo que se debe revisar en futuros dispositivos.

Lo mejor

  • Excelente relación calidad/precio
  • Sus 6 GB de RAM
  • Lector de huellas de muy buena calidad

Lo peor

  • No permite el uso de tarjetas microSD
  • Las fotos nocturnas muestra ruido
  • Diseño poco diferencial

Puntuación del OnePlus 3


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.

1 opinión
  1. Plaza 0
    06 Sep, 16 20:10
    10/10 Oneplus 3

    Estoy enamorado 🙂