¿No funciona la carga rápida? La culpa está donde menos imaginas

¿No funciona la carga rápida? La culpa está donde menos imaginas

Beatriz Soto

Si acabas de poner a cargar tu móvil por primera vez y te das cuenta de que la carga rápida no funciona o ya llevas haciéndolo un tiempo y ahora no lo hace a toda velocidad, hay varias razones por las que puede suceder. En muchas ocasiones, el culpable es quien menos te lo imaginas.

Por eso, vamos a comentarte algunas de las principales razones por las que puedes estar intentando cargar tu móvil y este va muy lento o mucho menos rápido de lo que debería. No se trata de los culpables habituales, sino de otros, como el cable o la funda. Te explicamos por qué.

El cable no es compatible

En muchas ocasiones, el problema se encuentra en un cable no compatible o que no funciona bajo el sistema de carga rápida, o incluso que haciéndolo su potencia es inferior que la que permite tu móvil. Si este es el que te venía con el móvil no vas a tener dificultades, a menos que se haya roto o deteriorado y sea eso lo que sucede, pero si estás usando un cable distinto puede que se deba a ello.

Tienes que comprobar que el cable que estás usando es compatible con la carga rápida de tu móvil. No todos los cables admiten la misma potencia, por lo que lo mejor si no lo tienes, es comprar un cargador y cable original para tu teléfono que te permitirán disfrutar al máximo de la carga rápida de este. Si lo tienes, revisa que estás utilizando este y no otro que tengas por casa o de otra persona.

También debes tener en cuenta que la carga rápida depende del modelo de móvil que tengas, ya que no es lo mismo uno que tenga carga rápida de 33W que uno de 120W, evidentemente este último estará totalmente disponible en menos tiempo. Por eso, si cambias a un móvil con uno menos capacitado, vas a notar la diferencia, pero eso no quiere decir que no funcione, sino que tarda algo más.

Echa un vistazo, pues podría darse el caso de que el conector del cable esté sucio o se encuentre en mal estado, al igual que debes hacer esta comprobación con el cable, y que el sitio donde lo estás cargando permite este tipo de ventajas. Si lo haces por medio de USB o mediante la carga inalámbrica, no será tan rápido que directamente con el adaptador.

La funda es el culpable

En muchas ocasiones, el motivo de que la carga rápida del móvil no funciona se encuentra en la funda, no porque esta sea de mala calidad o porque no sea compatible, sino que en muchas ocasiones la funda te puede molestar a la hora de hacer bien la conexión.

carga 150W móviles

Puede que también se deba a que esta no se ajuste perfectamente al móvil o que sea de tan mala calidad que te moleste, aunque es posible que incluso siendo original y buena interfiera en la carga.

Por eso, si conectar tu móvil y te encuentras con que la carga rápida no funciona, es posible que el problema se encuentre en la funda. Prueba a quitarla e inténtalo de nuevo. Si ves que ya va, solo se debía a eso. Esto no quiere decir que tengas que cambiarla, sino simplemente que es mejor que la quites durante la carga.

Para ello, has de hacerlo en un lugar seguro para evitar posibles caídas, como encima de la mesita de noche, la mesa o en una superficie estable.

¡Sé el primero en comentar!