El móvil no detecta mi reloj Amazfit, ¿qué ha pasado?

La popularidad de los relojes inteligentes Amazfit se ha despegado en exceso durante los últimos años, y no es para menos. Su versatilidad y variedad de herramientas los convierten en opciones fabulosas para terminar de complementar nuestro teléfono, del cual ciertos aspectos son totalmente manejables desde el wearable.

Cada vez son más los usuarios que apuestan por esta clase de smartwatch dado su bajo precio en comparación con las principales fabricantes. Tener en tu mano la posibilidad de ejecutar actividades sin la necesidad de sacar el móvil, como responder llamadas a través del reloj, es un plus del que todo el mundo desea gozar.

Es por ello por lo que resulta habitual con el paso del tiempo ver cómo en las muñecas del resto de individuos aparecen accesorios como este. Sin embargo, la primera toma de contacto puede llegar a ser algo aparatosa, pues desconocemos a ciencia cierta su funcionamiento. Por suerte, como casi todo en la vida, existen una solución para conectar tu Amazfit sin ningún problema de por medio y que tu teléfono lo detecte a la perfección.

Conecta el reloj sin fallos

Para proceder con la vinculación de ambos dispositivos vamos a necesitar descargar la aplicación Zepp que puedes obtener en Play Store o App Store. Sin ella resulta imposible conectar el smartwatch, así que si has intentado hacer lo propio mediante Bluetooth, déjame decirte que no sirve para nada.

Zepp Amazfit

Una vez instalado el software correspondiente es hora de emparejar el reloj Amazfit con el móvil. Para ello tienes que entrar a la app y acceder al apartado de tu perfil, que puedes encontrar abajo a la derecha. En su interior puedes ver a simple vista el ajuste que estás buscando denominado “Mis dispositivos”. Pulsa en “Agregar” y selecciona el reloj.

Ahora toca escanear el código QR o pulsar directamente el accesorio por proximidad. En función del modelo tendrás que pulsar cierto botón para que se muestre de manera visible. Es aquí donde comienzan los problemas…

Posibles soluciones

Si llegados a este punto el terminal es incapaz de localizar el smartwatch, vamos a tener que tomar una serie de medidas para intentar solventar esta cuestión y empezar a exprimir nuestra nueva adquisición a la perfección. Para ello debes comprobar con certeza tres aspectos fundamentales:

  • Tanto la batería del reloj Amazfit como la de tu teléfono tiene que ser mayor al 20% de su energía.
  • La versión de la aplicación Zepp debe ser la más reciente.
  • La distancia entre los dos aparatos debe ser la mínima posible.

Si has cumplido estas premisas al dedillo, pero el fallo persiste, es hora de buscar otra solución. Lo más recomendable es reiniciar ambos dispositivos. Hacer lo propio con el terminal es bastante sencillo, aunque quizá en el smartwatch resulta algo más complicado si es nuestra primera vez con uno. Basta con echar un ojo a las instrucciones para proceder, pues cada modelo es diferente.

La mayoría de estos relojes incluyen la posibilidad de restaurar de fábrica, que se halla dentro del apartado “Configuración” y en la sección “Sistema”. No hay ningún problema en llevar a cabo el formateo, pues si el Amazfit es completamente nuevo no tendrá nada en su interior.

¡Sé el primero en comentar!