Nokia Lumia 930

Análisis a fondo del Nokia Lumia 930

Valoración: 8,5 de 10

SELLO-MOVILZONA-8Ya hemos probado en MovilZona el nuevo modelo de gama alta con sistema operativo Windows Phone, y que no es un phablet. Nos referimos al Nokia Lumia 930, un modelo que llega para que los más exigentes y que deseen comprarse un dispositivo con el desarrollo de Microsoft dispongan de una opción perfectamente actualizada en el mercado.

Lo cierto es que es complicado establecer comparaciones con otros dispositivos potentes del mercado y que utilizan Android o iOS, ya que el rendimiento no es el mismo y, por ejemplo, para sacar el máximo partido a Windows Phone no es necesario ofrecer el procesador más potente del mercado. Por lo tanto, a lo largo del análisis normalmente compararemos a este con el modelo al que viene a sustituir, el Lumia 925 (aunque, evidentemente, haremos referencia a otros modelos en los apartados cuando sea posible).

Imagen frontal del Nokia Lumia 930

Lo primero que llama la atención del Nokia Lumia 930 es que el lateral de este dispositivo es metálico, lo que le permite ofrecer un aspecto de lo más llamativo y de calidad… algo que siempre está presente en los terminales de la gama Lumia, todo hay que decirlo. El caso es que esta inclusión consideramos que es un acierto para que el diseño ofrezca una evolución lógica en la gama alta de producto y que no se le tenga que achacar nada en este apartado (como ocurre con otros dispositivos que todos tenemos en la cabeza).

Un detalle antes de empezar: la tarjeta de datos que utiliza este Nokia Lumia 930 es tipo nanoSIM, por lo que muy probablemente necesitaras cambiar la que tienes –que no lo normal es que sea microSIM-. No es algo complicado de conseguir, ni mucho menos, pero sí que es algo que se debe considerar. Eso sí, la compatibilidad con redes 4G es perfecta.

Imagen trasera del Nokia Lumia 930

Diseño

Aparte del lateral antes mencionado, hay que decir que el resto de la carcasa del Nokia Lumia 930 es de plástico (policarbonato), por lo que se mantiene una forma de actuar ya conocida en los modelos de esta compañía. Además, no es posible abrir la carcasa trasera, por lo que no hay opción de cambiar la batería y hace que la tarjeta SIM se tenga que insertar en un compartimento lateral (evolucionado respecto a otros modelos anteriores de esta compañía, ya que ahora este se puede abrir de forma sencilla con la uña y no se debe recurrir a una herramienta adicional puntiaguda).

Ranura SIM del Nokia Lumia 930

Un detalle a desatacar en este apartado es que existen diferentes colores de la carcasa, en nuestro caso probamos una verde muy fuerte. Esta llama la atención y es salgo que suele ser habitual en los Lumia, pero ciertamente en esta ocasión quizá es demasiado potente la intensidad, lo que puede hacer que algunos usuarios no lo vean como una opción factible. El caso, es que no pasa inadvertido.

En cuanto a las líneas, hay que decir que son menos redondeadas que modelos anteriores, ya que los laterales del Nokia Lumia 930, el que es metálico (los botones de hardware tienen este mismo  acabado), es de líneas muy recto. Por cierto, que la parte trasera tiene un pequeño abombamiento que favorece el agarre y que no hace que el terminal baile al dejarlo en una superficie plana.

Uno de los detalles que no nos ha gustado mucho de este modelo es su peso, que alcanza los 167 gramos. Si se compara con el Galaxy S5, son casi 20 gramos más (145 g.) y, si se hace lo propio con el Lumia 925 ocurre lo mismo, ya que este baja a los 139 gramos. Es decir, que es algo más peso de lo esperado y “mucha culpa de esto” la tiene la inclusión de un sistema de carga inalámbrica en su interior. Por cierto, que el grosor también es algo excesivo por el  mismo motivo, ya que sube a los 9,8 milímetros, demasiado para los tiempos que corren.

Botones laterales del Nokia Lumia 930

Finalmente, hay que decir que el altavoz está en la parte posterior trasera (abajo), por lo que se puede tapar en ocasiones pero, lo cierto, es que la calidad de sonido que ofrece sin llegar a ser la del HTC One M8, sí que es superior a cualquier otro Lumia que hemos probado e, incluso, que terminales como el antes citado Galaxy S5. En cuanto a la cámara trasera y el flash dual, hay que decir que están perfectamente integrados en la carcasa y no sobresalen nada.

En definitiva, un diseño el del Nokia Lumia 930 que sigue la línea habitual de este fabricante y que es llamativo, pero quizá tiene apartados que son algo mejorables para que el uso sea mucho más cómodo, sin que esto signifique que sean inutilizables, ni mucho menos.

Pantalla

Aquí se experimenta una clara mejora respecto al Nokia Lumia 925, ya que se alcanza una calidad de 1080p, por lo que se abandona la HD. Las dimensiones que tiene es de 5 pulgadas y es tipo AMOLED (lo que da continuidad al modelo ya mencionado). El caso es que ofrece una densidad de píxeles de 441 ppp y, por lo tanto, hablamos de una definición realmente buena.

AL visualizar la calidad de este componente, hay que decir que estamos ante uno de los mejores paneles que hay en la actualidad, con un contraste realmente bueno, lo que se debe en parte al uso de la tecnología ClearBlack Display, y que representa unos colores muy naturales. Sinceramente, este panel es superior a casi todo lo que se puede encontrar en la actualidad y, por lo tanto, hay que felicitar a la compañía por su inclusión.

Logotipo pantalla del Nokia Lumia 930

En exteriores se comporta mucho mejor que otros modelos de esta compañía, y sin necesidad de abusar del brillo (que, por cierto, sólo tiene tres gados de configuración, poco en nuestra opinión). Aparte, incluye protección Gorilla Glass 3 y, esta, es muy necesaria ya que el panel sobresale un poco por encima de la línea del lateral del Nokia Lumia 930, por lo que puede ser susceptible a rayarse con facilidad… aunque nos llevamos la sorpresa de que no fue así el tiempo que lo hemos probado donde lo utilizamos de forma habitual.

En cuanto a los marcos, estos no son ni grandes ni pequeños… por lo que se puede decir que están en una media adecuada para pensar que se ha hecho un trabajo correcto, sin más. Evidentemente, el inferior es mayor, ya que en él están los botones táctiles de control de Windows Phone.

Hardware y rendimiento

Lo cierto es que la evolución en este apartado comparado con el Nokia Lumia 925 es “brutal”. Se integra un procesador Snapdragon 800 a 2,2 GHz y cuatro núcleos, que se combinan con 2 GB de RAM que hacen que el sistema operativo y las aplicaciones, juegos incluidos, ofrezcan una fluidez realmente destacable. Sin duda, Windows Phone saca el máximo partido a los componentes y no apreciamos “lag” en ningún momento.

A continuación os dejamos los resultados en los benchmarks que utilizamos con el Nokia Lumia 930 y que demuestran claramente lo que decimos:

Lo cierto es que la experiencia de uso que obtuvimos fue excelente, ya que realizan todo tipo de operaciones, incluso en multitarea, con una gran velocidad y seguridad. Incluso, los retoques de imágenes se ejecutan con una solvencia impresionante. Sin ningún género de duda es el mejor modelo con el sistema operativo de Microsoft que hemos probado en lo referente al rendimiento (incluso superior al Lumia 1520). Es excelente.

En cuanto a la autonomía, la elección de la pantalla AMOLED en vez de una IPS hace que el consumo de energía disminuya y, por lo tanto, la batería de 2.420 mAh sea más que suficiente para que se pueda estar más de un día sin tener que recargarlo y, esto, incluso si el uso del teléfono es intensivo. Bien aquí el Nokia Lumia 930, por lo que mantiene la tendencia que ya vimos en el Lumia 925.

Phonemark del Nokia Lumia 930

Cámara

Otro salto descomunal: se pasa de una cámara de 8 megapíxeles del Lumia 925 a una de nada menos que 20 Mpx en el Nokia Lumia 930, y con tecnología Pure View y óptica de Carl Zeiss. Es decir, que calidad por los cuatro costados, al menos sobre el papel. Lo cierto es que este apartado siempre se ha cuidado bastante en los modelos de este fabricante.

Cámara del Nokia Lumia 930

A continuación os dejamos las fotografías que hicimos con este modelo para que valoréis vosotros mismos su calidad:

Lo cierto es que la definición de las imágenes es excelente, con unos colores vivos y con un trabajo de la luz bastante interesante… pero en condiciones de poca luz sufre más de lo esperado y, a nuestro juicio, el Soy Xperia Z2 es algo superior. Evidentemente, no se puede comparar con el Lumia 1020, ya que juega en otra liga (eso sí, su autoenfoque es más rápido, por ejemplo). El caso es que en general, el Nokia Lumia 930 es un terminal de gran calidad en este apartado y convencerá a todo los que lo utilicen. Eso sí, quizá esperábamos un poco más.

Ahora os dejamos el vídeo que grabamos con la cámara posterior, donde el estabilizador de imagen óptico se deja notar en el resultado para bien:

Por cierto, que la interfaz de usuario de la aplicación Cámara –o la propia de Nokia- es buena y completa, pero sus opciones son tan amplias que se debe utilizar un tiempo para aprender a sacarle el máximo partido e, incluso, algunos pueden pensar que es algo complicada. Eso sí, al utilizar el Nokia Lumia 930 en modo automático los resultados son bastante buenos.

Software

Aparte de integrar el sistema operativo Windows Phone con su nuevo Centro de Notificaciones y el conjunto de aplicaciones de Nokia, como por ejemplo HERE Drive o, Nokia Camera o Creative Studio, hay que decir que se incluye todo lo necesario para sacar partido al Nokia Lumia 930 desde el primer momento, como por ejemplo el gestor de correo Outlook, Skype, OneNote u Office.

Lo cierto es que poco a poco este sistema operativo consigue más y más aplicaciones y, de todas las esenciales en la actualidad, son muy pocas las que ya no están presentes (incluso, se dispone de creaciones de terceros que realizan la función deseada). Por lo tanto, a Windows Phone se le puede dar una oportunidad para el día a día… incluso para el uso profesional. Eso sí, los juegos son quizá el apartado menos evolucionado en estos momentos.

Conclusión

Un buen terminal, quizá algo pesado y grueso, pero que tiene detalles como el uso del metal que le hacen ofrecer un diseño interesante. Eso sí, su pantalla AMOLED es excelente y, en lo referente al rendimiento, no se le puede poner ni un pero.

Eso sí, el no poder aumentar el espacio de almacenamiento de 32 GB ya que no es posible utilizar tarjetas microSD, es algo que no es muy entendible debido a las dimensiones del dispositivo. Para hacer fotos lo cierto es que el Nokia Lumia 930 es de lo más válido, y su conectividad es más que suficiente (incluso, destaca la inclusión de un Modo de Ahorro de energía).

Lateral metálico del Nokia Lumia 930

En definitiva, es el mejor Windows Phone que hemos probado, de eso no hay duda, y una respuesta suficiente para la gama alta de producto, pero hay detalles que se podían haber pulido un poco más… sin que por ellos sean fallos definitivos, la verdad. Y, todo, por 549 euros libre.

Lo mejor

  • Pantalla de gran calidad
  • Excelente rendimiento

Lo peor

  • Es demasiado pesado y grueso
  • No permite utilizar tarjetas microSD

Fotos del producto:

Puntuación del Nokia Lumia 930


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.

1 opinión
  1. tor 0
    28 Jul, 14 0:17
    8/10 Que meten estos de nokia en el telefono …

    Que meten estos de nokia en el telefono para que sean los mas pesados del mercado…yo tengo un 625 y madre mia lo que pesa y eso que la carcasa es de un plastico bastante debilucho,,,tanto que ya se rajó por varias esquinas….