Huawei P8

Análisis a fondo del Huawei P8

Valoración: 8 de 10

SELLO-MOVILZONA-8Con el Huawei P8 este fabricante confirma algo que ya deja de ser precisamente algo que sorprenda: es muy capaz de fabricar teléfonos de una muy buena calidad que compiten sin problema alguno en la gama alta de producto tanto por el acabado que ofrecen como por el hardware que tiene en su interior. Por lo tanto, la apuesta por el segmento más destacado del mercado es real y continuada.

El caso es que nada más que se tiene en las manos el Huawei P8 llama la atención. Sin lugar a dudas el terminal es destacable por su diseño, que incluye el metal como elemento fundamental en su fabricación y que debido a lo redondeado de sus laterales, rápidamente deja claro que su agarre es muy bueno. Y esto, hay que valorarlo en su justa medida, ya que estamos ante un teléfono que cuesta 499 euros en su versión de 16 GB (hay otra de sesenta y cuatro “gigas”, que se sitúa en los 599 €).

Teléfono Huawei P8

Por cierto, hay algo que no se puede dejar de comentar y que salta a la vista nada más ver a este nuevo modelo: el aprovechamiento de su parte frontal, que incluye una pantalla de 5,2 pulgadas es excelente (por encima del 75%), por lo que Huawei ha realizado un muy buen trabajo en lo que se refiere a la “compresión” de los componentes sin que por ello se pierda usabilidad y buena calidad en el acabado. Así, está claro que esta compañía quiere apuntar alto con el Huawei P8.

Diseño

El uso del cristal en este nuevo modelo, que es una clara evolución en lo que se refiere al diseño del Huawei P7, es mucho menos evidente. Esto por una parte es positivo, ya que no es tan brillante como el anterior y, además, las huellas se quedan mucho menos marcadas, lo que siempre es un plus a tener en cuenta.

Parte superior del Huawei P8

El material de fabricación como hemos comentado antes, es el metal. Esto hace que el aspecto sea indudablemente Premium y que no tenga mucho que envidiar a los modelos de gama alta más destacados (otra cosa es que las líneas gusten más o menos). En lo que se refiere al aspecto, hay que decir que en el no hay grandes curvas presentes, por lo que todo es muy suave, incluidas las esquinas. Esto permite un agarre seguro y firme, incluso para aquellos que tienen las manos pequeñas. Por cierto, que  utilizar el teléfono con sólo una mano es totalmente posible, algo que para muchos es esencial.

Los botones hardware están todos en el lateral derecho, siendo muy diferentes los de volumen -alargado- respecto al de encendido -más pequeño y redondo-, por lo que no hay dudas al manipularlos. Su firmeza y presión es buena, sin ser la mejor que hemos visto, y quizá son menos prominentes de lo que se podía esperar, lo que es bueno para el aspecto general pero algo menos positivo para el uso día a día. Por cierto, en este mismo lateral están las ranuras para la tarjeta SIM y la microSD, lo que permite que la parte izquierda esté impoluta.

Parte inferior del Huawei P8

En la parte superior está la conexión de los auriculares y el micrófono de cancelación de ruidos (muy efectivo, por cierto) y en tanto las ranuras del altavoz como el puerto USB están abajo, en una posición correcta, en especial en lo que se refiere a la reproducción de música, ya que tapar con la mano este lugar es menos común que la tapa trasera.

El teléfono es tipo “unibody”, por lo que la sensación de solidez es grande. Esto no permite, como es lógico, cambiar la batería que tiene el Huawei P8. La cámara no sobresale apenas de la carcasa, por lo que el acierto en su integración es muy bueno. Por lo tanto, es claro que este teléfono es atractivo y económicamente más que correcto.

En cuanto al uso, tenemos que decir que manipularlo por largos periodos de tiempo no es problema alguno, ya que como hemos indicado es posible hacer esto sólo con una mano. Además, su reducido peso de 144 gramos se hace notar ya que apenas existe cansancio por este motivo. No podemos dejar de comentar que el grosor del Huawei P8 es de sólo 6,4 milímetros, por lo que también favorece el manejo, ya que no hay que realizar gestos raros para poder alcanzar el extremo contrario del terminal, lo que sí ocurre con otros modelos más gruesos (es más fino que el iPhone 6 o el Samsung Galaxy S6).

Lateral del Huawei P8

Pantalla

La pantalla que se incluye en el Huawei P8 es de 5,2 pulgadas y el tipo del panel es LCD IPS. En cuanto a la resolución que alcanza esta es Full HD (QHD), por lo que la compañía China no ha dado el salto a 2K con este modelo, lo que le aleja de algunos modelos como el Galaxy S6 pero que no le hace perder el paso frente a otros, como puede ser el HTC One M9. En lo referente a la densidad de píxeles, esta alcanza los 424 ppp, que es más que suficiente para que la definición sea adecuada.

Lo cierto es que el panel del Huawei P8 ofrece una muy buena calidad. Dejando a un lado las comparaciones con modelos que integran pantallas 2K, hay que decir que no tiene mucho que envidiar a los que ofrecen un componente a 1080p. La nitidez es alta, el brillo bastante potente (al contrario de lo que ocurre en otros terminales, el ajuste automático es bastante bueno), y los ángulos de visión adecuados.

Detalle de la pantalla del Huawei P8

En lo referente al color, este es bastante realista, pero si no convence lo que se ve en pantalla (algo que nos ocurrió, ya que eran algo más fríos de lo que nos gusta, existe la posibilidad de modificar la configuración con una opción nativa en el propio sistema operativo). Además, hay que decir que en exteriores la pantalla cumple, pero sin grandes alardes y en estos momentos es recomendable “abusar” del brillo un poco.

En cuanto a la protección incluida en el Huawei P8, la incluida es Gorilla Glass 3, por lo que se puede estar bastante tranquilo tanto en la resistencia que ofrece como en que las huellas no se marcan excesivamente. Además, hay que decir que la respuesta táctil es perfecta.

En definitiva, un componente de buena calidad, que le permite ser de lo mejor del mercado en el segmento de pantallas Full HD, por lo que hay que catalogar al panel como muy bueno. Eso sí, no llega al nivel de las QHD y, por lo tanto, esto es algo que se debe tener claro (tanto para lo bueno como para lo malo, refiriéndonos a la calidad de imagen en el primer caso y al consumo en el segundo).

Hardware y rendimiento

El Huawei P8 es uno más de los teléfonos que incluye un procesador de ocho núcleos, concretamente un Kirin 930 compatible con 64 bits de fabricación propia (que es una evolución del modelo 925 que ya se ha podido ver y que integra el Ascend Mate 7). Con tecnología big.LITTLE, este SoC integra dos pares de cuatro núcleos con arquitectura Cortex-A53, pero que funcionan a diferentes frecuencias: 2 y 1,5 GHz -de esta forma, y según las necesidades se optimiza el rendimiento y el consumo-. En el interior de este componente, la GPU que se integra es una Mali-T628 MP4.

Resultado en Basemark del Huawei P8

En lo referente a la RAM, este teléfono dispone de 3 GB, por lo que mantiene la línea de los modelos de gama alta más destacados que hay en el mercado, como puede ser el Samsung Galaxy S6. El caso, es que la combinación de este hardware permite al Huawei P8 ser un terminal muy capaz que ofrece un rendimiento bastante destacado… excepto en el apartado de los gráficos en tres dimensiones, donde flaquea un poco comparado con su competencia (aunque hay que especificar que la capacidad es algo menor, por lo que los juegos más potentes no se puedan utilizar).

La experiencia de uso es excelente, con una sensación de fluidez realmente notable, algo que es muy evidente al comprobar la rapidez con la que se ejecuta Android Lollipop (con capa Emotion UI 3.1, que no entorpece la ejecución de tareas, pero que de vez en cuando genera algún retardo en el funcionamiento -lag-).

Comparativa rendimiento del Huawei P8

A continuación dejamos los resultados que el Huawei P8 consigue en las pruebas habituales que realizamos en MovilZona, donde la inmensa mayoría de ellas muestran unos resultados cercanos a los que consigue el HTC One M9, pero que se quedan un poco lejos de los obtenidos por el Galaxy S6:

En lo que se refiere a la autonomía, lo primero que se debe tener en cuenta es que la carga de la batería es de 2.680 mAh, que puede parecer poco pero si se tiene en cuenta las dimensiones que tiene el Huawei P8, no está nada mal. Además, su pantalla no es muy exigente y los procesadores Kirin cada vez están mejor optimizados en este apartado. El caso es que conseguir un día de uso, incluso si este es intensivo, no es problema alguno –incluso, si el uso es “normal” añadir medio día más es posible-.

Si el uso es constante y la pantalla está encendida y se utiliza el Huawei P8, hay que decir que el tiempo medio que se puede tener funcionando el terminal es de unas 4 horas y media, algo por debajo de lo esperado. En lo referente a la carga rápida, esta es de la partida, y en treinta minutos es capaz de aumentar hasta un 25% la carga de la batería. El caso es que en este apartado el dispositivo cumple sin problemas y en general para nada decepciona.

Trasera del Huawei P8

Cámara

Para empezar a comentar este apartado, hay que indicar que el componente principal tiene un sensor de 13 megapíxeles, capaz de realizar fotos con una resolución de 4.160 x 3.120. El modelo delantero alcanza los 8 Mpx, por lo que hacer selfies no es precisamente problemático.

Cámara del Huawei P8

Perfectamente integrada en la carcasa, aunque en un lugar en el que es más habitual de lo deseable taparla con las manos, la cámara trasera del Huawei P8 es un elemento de bastante buena calidad en líneas generales. Hay un par de detalles que nos “empujan” a decir esto: dispone de estabilizador óptico de imagen (que tiene un amplio ángulo de oscilación, por lo que su efectividad es elevada a la hora de conseguir una mayor nitidez) y, además, comprobamos que la rapidez con la que se hacen las fotos es altísima, lo que siempre es bienvenido.

El caso es que las tomas son, en general, bastante buenas. Los colores son lo suficientemente vivos para convencer y, además, la definición de los objetos y diferentes tonalidades de luces muy correctas. Eso sí, algo de ruido comprobamos que existe en las tomas, en especial en los lugares donde la luminosidad no es la mejor posible. Eso sí, hay que decir que las tonalidades no aparecen “apasteladas”. En definitiva, un muy buen componente el utilizado en el Huawei P8 que, eso sí, no llega al nivel del incluido en el Galaxy S6 pero, por el contrario, nos parece mejor que el del HTC One M9.

Comparativa HDR con el Huawei P8

La aplicación Cámara es buena, con opciones variadas y diferentes Modos, como por ejemplo Supernoche que limita el ruido que aparece en las imágenes hipotecando la definición y, también, está presente Foco total, que permite cambiar el enfoque de la fotografía una vez hecha esta. Por cierto, no falta la posibilidad de utilizar la opción HDR, que es efectiva. Eso sí, el fabricante debería ofrecer las posibilidades de ajuste manual de una forma más sencilla en su acceso, ya que la que se incluye no es la más intuitiva posible.

En lo referente a la grabación de vídeo, hay que decir que este es bastante bueno al ayudarse de la estabilización óptica de la imagen (aunque en algunas ocasiones se tiene la sensación de distorsión de las imágenes, todo hay que decirlo), pero en general los resultaos a 1080p (nada de 4K) son bastante buenos y se puede decir que destacan frente a otros modelos. Por cierto, el autoenfoque no es muy rápido, algo que se debe tener presente.

En definitiva, que el Huawei P8 ha dado un paso al frente en el apartado de la cámara, algo necesario para competir en la gama ala de producto. Cumple perfectamente y la calidad que ofrece es más que suficiente en líneas generales. Eso sí, hay modelos superiores aquí en su segmento, como el Galaxy S6 (pero la diferencia de precio es algo que se debe tener en cuenta).

Otros detalles a considerar

Lo primero aquí es hablar de la interfaz de usuario que se incluye en el Huawei P8, que evoluciona desde Emotion UI 3.0 hasta la versión 3.1 (por debajo utiliza Android Lollipop). El funcionamiento de esta ha mejorado de forma notable, reduciendo el consumo de recursos y siendo mucho más visual gracias a Material Design.

Caja del Huawei P8

Evidentemente, los Ajustes evolucionan siendo mucho más atractivos en apartados e iconos, no falta el apartado para cambiar Temas (ya presente en anteriores versiones como en la incluida en el Ascend Mate 7) y opciones como un economizador del consumo o gestión del uso de la RAM. Interesantes las opciones de comandos de voz, aquí hablamos de la inclusión, ya que por el momento sólo está disponible en inglés, lo que es claramente un hándicap.

El uso del Huawei P8 a la hora de hablar por teléfono es realmente bueno, con una claridad notable y una cobertura que destaca frente a cualquier otro teléfono (incluidos los modelos de gama alta). Esto se consigue por la inclusión de una segunda antena, lo que el fabricante ha denominado Signal+ y, ciertamente, se nota al utilizar el teléfono. Un buen añadido que hará las delicias de los usuarios cuando estén en lugares con una cobertura discreta.

Tampoco queríamos dejar de comentar que la calidad de los altavoces incluidos en la parte baja, sin llegar a ser los que ofrece el HTC One M9 y su tecnología BoomSound, sí que ofrecen una calidad más que aceptable. Comparativamente, superan a  los del Galaxy S6, por lo que aquí el fabricante ha realizado un buen trabajo.

Conclusión

Lo cierto es que el Huawei P8 es un terminal que evoluciona de forma notable y hace que la compañía China consiga ser parte de la gama alta de producto con un modelo que no supera los 500 euros. De esta forma, es un teléfono con una excelente relación calidad/precio. No desentona en nada, con un rendimiento de lo más adecuado y un diseño que ya casi nada tiene que envidiar al que ofrecen fabricantes tan reputados como HTC o Sony. Además, su cobertura es excelente, su pantalla no está nada mal y la cámara es todo un avance.

Huawei P8 en mano

Eso sí, todavía con el Huawei P8 hay opciones que son susceptibles de mejora, como por ejemplo el mejorar el funcionamiento de Emotion UI, que aun así ha evolucionado, y que algunos de sus servicios estén disponibles para nuestro país, como por ejemplo los comandos de voz. Aparte, en lo referente a la autonomía, cuando el uso es intensivo esta no es tan depurada como si no se trabaja de esta forma, lo que a buen seguro que se corrige con alguna actualización.

En definitiva, un teléfono de lo más interesante este Huawei P8, que es una solución muy adecuada para todo tipo de usuario y que, además, cuenta con un aspecto que hace que sea de lo más llamativo que existe en la actualidad.

A favor:

  • Muy buen diseño
  • Buen rendimiento en general
  • Pantalla de buena definición

En contra:

  • Autonomía mejorable a máximo rendimiento
  • Comandos de voz en inglés
  • Emotion UI todavía tiene que mejorar

Fotos del producto:

Puntuación del Huawei P8


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.

4 opiniones
  1. Anónimo 0
    15 May, 15 11:10
    9/10 Relación calidad precio

    Buenísima relación calidad/precio, huawei no decepciona!

  2. Anónimo 0
    29 Jul, 15 16:08
    10/10 huawei p8

    En calidad/precio está por encima de los que compiten con el, es un telefono de gama ALTA con precio de gama MEDIA. Sin duda la cámara es de los puntos a destacar del telefono, si hay que ponerle algun pero sería en la bateria, no tiene mucha autonomía. Aún así se lleva un 10.

  3. Anónimo 0
    28 Oct, 15 16:11
    9/10 El mejor móvil por ese precio.

    Sin duda es el mejor teléfono que se puede comprar por menos de 400e. Lo recomiendo sin lugar a dudas.