Huawei Mate 9

Análisis del Huawei Mate 9

Valoración: 8,5 de 10

sello de Movilzona 8Desde ya hace mucho tiempo Huawei explora el segmento de los phablets de una forma constante que, entre otras cosas, le ha valido para tener una experiencia de lo que se debe o no se debe hacer en él. Y esto lo hemos comprobado en este análisis del Huawei Mate 9, un modelo que no tiene absolutamente nada que envidiar a cualquiera de los dispositivos con paneles de más de 5,5 pulgadas (todo lo contrario, habría que decir).

El caso es que este modelo que recientemente ha sido presentado en Alemania, ha pasado por nuestras manos y hemos realizado nuestras pruebas habituales para conocer lo que puede dar de sí a la hora de aprovechar los componentes que conforman el terminal y, como no, la experiencia de uso que ofrece. Aparte, también en este análisis del Huawei Mate 9 revisamos si las mejoras que llegan en este nuevo phablet son adecuadas.

Diseño del phablet Huawei Mate 9

Sin más, pasamos a indicar lo que nos ha parecido el nuevo Huawei Mate 9, un modelo que no viene más que a sumar y demostrar que la compañía China está ya a un nivel que le permite codearse con lo más potente que es posible encontrar en la actualidad, como por ejemplo los dispositivos de Apple o Samsung, y por ello no es de extrañar que su posición en el mercado sea cada vez más consistente. ¿Este phablet consolida esto? Pues lo cierto es que como ya ocurrió con la gama P9, todo apunta que así será -teniendo en cuenta lo mejor y lo peor que hemos visto en este modelo-.

Rendimiento

Desde hace un tiempo se lleva intuyendo que los procesadores Kirin de Huawei estaban avanzando de forma adecuada para situarse con los mejores de otras compañías, como por ejemplo los Exynos o los Snapdragon. Y, lo cierto, es que con el SoC que se integra en este modelo, un Kirin 960, esto definitivamente ha llegado. Este elemento, que contiene ocho núcleos en su interior y funciona a una frecuencia de 2,4 GHz, dota de músculo más que suficiente al terminal en todo tipo de tareas. Incluso, tal y como hemos comprobado en el análisis del Huawei Mate 9, el trabajo con varias aplicaciones ejecutándose al mismo tiempo -incluido con la pantalla dividida-, se demuestra fluido y sin que se aprecie retardo alguno, algo que también se debe a que la RAM de 4 GB tipo DDR4 actúa de forma más que adecuada.

Resultado en Basemark del Huawei Mate 9

Mención aparte hay que hacer de la GPU, ya que el salto cualitativo desde modelos de la propia compañía, como por ejemplo el P9 o el Mate 8, ha quedado más que patente. Así pues, la Mali-G71MP8 triplica en muchos casos los resultados obtenidos a la hora de ejecutar juegos en tres dimensiones si se compara con la Mali-T880 del P9, por poner un ejemplo -y para nada desentona con la mejor tarjeta gráfica que ofrece Qualcomm en la actualidad, la Adreno 530-.

A continuación dejamos los resultados obtenidos en las pruebas de rendimiento habituales que utilizamos en MovilZona, donde se puede comprobar lo que hemos indicado anteriormente:

En lo que se refiere a la experiencia de uso, hay que comentar que esta es excelente. Lo cierto es que actualmente son muchos los teléfonos que ofrecen una potencia superior a lo que la media de usuarios necesita, y uno de estos es el phablet del que hablamos, como hemos comprobado en el análisis del Huawei Mate 9. Opciones como el almacenamiento -de 64 GB ampliables mediante el uso de tarjetas microSD- tipo UFS 2.1 o el uso de LTE Cat.12 favorecen a que las sensaciones sean muy buenas en todo momento.

Un detalle a comentar aquí es la inclusión de un sistema de aprendizaje de uso que existe en el Huawei Mate 9. Este, que se genera en el propio terminal por lo que no hay datos compartidos con servicios, funciona como una “especie de inteligencia artificial” que reconoce el uso habitual que se realiza por parte del usuario. De esta forma, se optimizan los procesos y necesidad de hardware en todo momento para que la experiencia de uso sea la mejor posible. En principio y vistos los resultados obtenidos en el análisis del Huawei Mate 9, el funcionamiento parece óptimo.

Imagen lateral del Huawei Mate 9

En lo referente a la autonomía, todo lo que se puede decir del Huawei Mate 9 es bueno o, en su defecto, muy bueno. La carga de la batería es de 4.000 mAh, lo que demuestra que se han aprovechado las amplias dimensiones del panel del que hablaremos más adelante. En el tiempo que hemos probado el dispositivo para el análisis del Huawei Mate 9, hemos conseguido dos días de uso normal sin excesivas complicaciones (todo ello sin contar con los Modos de Ahorro incluidos, que son efectivos). Si el uso es intensivo, llegar a día y medio es lo normal.

Resultado en prueba de autonomía del Huawei Mate 9

Con la pantalla encendida de forma constante la duración de nueve horas sin necesidad de recargar es lo normal, donde por cierto detectamos algo de temperatura elevada en los test de juegos… pero no es algo precisamente problemático, ya que esta no es excesiva, ni mucho menos. En cuanto a la recarga rápida (SuperCharge), se incluye adaptador con el propio dispositivo, esta es realmente eficiente y nos ha convenido más que, por ejemplo Quick Charge 2.0. En 30 minutos en más de una ocasión en el análisis del Huawei Mate 9 conseguimos un 60% de carga, lo que es una marca que supera incluso lo indicado por el propio fabricante. En definitiva, excelentes noticias en lo que se refiere a la autonomía.

Diseño

El salto cualitativo que se dio con la llegada del Huawei P9 no es que se mantenga en este modelo, sino que se avanza de forma clara. Con una acabado en metal, lo que le hace merecedor de ser parte de los más llamativos del mercado, hay que decir que este dispositivo nos ha gustado bastante, y en el análisis del Huawei Mate 9 existen varios detalles a comentar.

El primero es que, pese a que la pantalla es de 5,9 pulgadas, las dimensiones son bastante contenidas. Esto, por ejemplo hace que el manejo sea bastante cómodo (en lo que ayuda tanto la redondez de los laterales como los biseles que hay en estos). Además, no escurre nada la parte trasera, por lo que se ha trabajado bien en lo referente a la ergonomía. Para hacerse una idea, este phablet es similar al Samsung Galaxy S6 Edge, con una pantalla más pequeña y, además, tampoco desentona en lo referente al grosor. Un buen trabajo, lo dicho.

Puerto USB del Huawei Mate 9

Los elementos que se incluye en la carcasa son habituales, como por ejemplo que en el lado izquierdo esté la bandeja para las tarjetas SIM perfectamente integrada en el lateral y que en el derecho se coloquen tanto los botones de volumen como el de encendido (muy firmes, pero con una resistencia mayor de la esperada). En la parte inferior está el espacio para los altavoces que se integran, así como el puerto USB tipo C. En el superior, la toma de auriculares -bien que se mantenga, en nuestra opinión- y el emisor de infrarrojos, que amplía las opciones de uso del dispositivo como hemos comprobado en el análisis del Huawei Mate 9.

El frontal está bien acabado y el aspecto que ofrece el panel al integrar acabado 2.5D es atractivo. Los marcos casi inapreciables, lo que es un buen detalle -aunque la pantalla no ocupa todo este lugar-. No se incluyen botones táctiles de control del sistema operativo, ya que como es habitual Huawei apuesta por los integrados en el propio panel que llega con EMUI 5.0 del que hablaremos más adelante. Es decir, aspecto sencillo pero a la vez atractivo.

Lector de huellas del Huawei Mate 9

La parte trasera tiene cosas que comentar, algunas para bien y otras…no tanto. La primera es que el tamaño del lector de huellas (efectivo, rápido y que permite dar uso a opciones avanzadas si así se configura) se ha reducido respecto a modelos anteriores de la compañía. Como hemos comprobado en el análisis del Huawei Mate 9 el uso no es menos intuitivo y correcto, por lo que el ser minimalista es un punto a favor. Además, hay que indicar que es posible desproteger el phablet con sólo utilizarlo.

Lo que no nos gustó tanto es la “joroba” que tiene la cámara dual que existe, que aparte de romper con el diseño suave y lineal visto en el análisis del Huawei Mate 9, hace que al dejar el terminal en una superficie plana este baile un poco, lo que no es algo que guste en exceso ya que al manipularlo en ocasiones la comodidad no es la mejor posible.

Líneas del Huawei Mate 9

Sea como fuere, lo que es innegable es que el Huawei Mate 9 es un phablet muy atractivo, y que confirma que la compañía China ha avanzado -y mucho- en este apartado. Este modelo entra por los ojos nada más verlo, y sorprende que pese a su gran pantalla sea un modelo que no es muy aparatoso. Una pena que no se incluya protección frente al agua y polvo, ya que esto hubiera sido un excelente remate.

Nuevo EMUI 5.0

Una de las novedades que se incluyen en el terminal es la nueva versión de su interfaz de usuario, que ahora alcanza la quinta -y está por encima de Android 7.0- y que llega con opciones positivas, pero sin dejar de estar muy presente y, por ello, abusa de la inclusión de aplicaciones (bloatware) que en ocasiones no se darán mucho uso. Eso sí, algunas de ellas como la propia de mantenimiento o el teclado Swiftkey son opciones realmente buenas. El caso es que EMUI 50 es un paso interesante y positivo.

Se nota una reducción de necesidad de recursos a la hora de funcionar, lo que es de agradecer, pero lo más llamativo es que el nuevo diseño, sin dejar de ser muy reconocible, sí que es más “Android” como hemos comprobado en el análisis del Huawei Mate 9, como por ejemplo en lo que tiene que ver a las notificaciones que se muestran. Incluso, ahora se permite de forma sencilla el poder disponer de un cajón de  aplicaciones, algo que seguro que será un regalo para más de uno y que harán que deseen que EMUI 5.0 sea de la partida en modelos anteriores.

Dos detalles que nos han gustado mucho: la posibilidad de utilizar algunas aplicaciones con diferentes perfiles, lo que ofrece la opción de diferenciar vida personal y profesional. El segundo detalle es la opción de utilizar la pantalla divida en dos, que con este modelo de 5,9 pulgadas tiene sentido y la manipulación nos ha parecido realmente eficiente.

Con un aspecto más elegante y que muestra un acabado más llamativo, EMUI 5.0 es un salto cualitativo, pero al que todavía se le puede exprimir un poco más a la hora de mejorarlo. Bien por la compañía, y este es el camino que se debe seguir y que hemos comprobado en el uso del terminal en el análisis del Huawei Mate 9 ya que en la mayoría de las acciones realizarlas es sencillo y no necesita de muchas acciones en diferente apartados.

Pantalla

El panel IPS de 5,9 pulgadas que es de la partida en el Huawei Mate 9 es de una muy buena calidad, de eso no hay duda. La densidad de píxeles es de 373 ppp, por lo que la resolución que se ofrece es Full HD. Esto tiene luces y sombras en algunos apartados. Por ejemplo, en el primero de los casos encontramos que la autonomía, de la que hemos hablado antes, se ve favorecida ya que las necesidades de la pantalla no son excesivas. Pero , lo cierto, es que no se da el salto a QHD, algo que le distancia de la gama alta más destacada, que apuesta ya de forma decida por este tipo de componentes.

Pantalla del Huawei Mate 9

En lo que se refiere a la calidad de imagen, la verdad es que tanto el brillo como el realismo de los colores (y la propia definición) no están nada mal. Incluso, los ángulos de visión son amplios, por lo que no deja resquicio alguno para decir que el componente no es de calidad. Además, la respuesta táctil es perfecta, lo que siempre es de agradecer. Pero, lo cierto es que en los textos sí que al realizar una comparativa directa en el análisis del Huawei Mate 9 con modelos QHD se nota algo de diferencia, pero no es algo capital, ni mucho menos.

En lo que se refiere a los marcos de la pantalla, estos son bastante reducidos, por lo que tanto el aspecto como la integración (donde no falta el acabado ligeramente curvado tipo 2.5D) es más que adecuada. Por lo tanto, este elemento es de buena calidad, no hay duda de ello -incluso en los colores más oscuros, que suele ser el Talón de Aquiles de los paneles IPS-, y además se incluyen opciones software para poder gestionar el color, lo que es un buen detalle.

Cámara

Siguiendo con lo que ya se vio en el Huawei P9, el nuevo phablet incluye una cámara con dos sensores que incluyen lentes de Leica, por lo que se mantiene la apuesta… pero con avances en ciertos apartados. Los sensores integrados y que se combinan son una de 20 megapíxeles, que toma la imagen en blanco y negro en primer lugar, y luego existe otro de 12 Mpx tipo RGB que mediante procesado aplica los colores y detalles adicionales. Por cierto, dispone de estabilizador óptico y la apertura, en ambos elementos, es F:2.2.

Sensor trasero del Huawei Mate 9

Los resultados son buenos, en especial  con la luz adecuada, donde no se aprecia sobresaturación alguna aunque algunos perfiles se difuminan para conseguir una definición más pronunciada. Los colores no sufren, como hemos comprobado en el análisis del Huawei Mate 9, y ciertamente la calidad es muy buena, pero un escalón por debajo de otros modelos como por ejemplo el propio iPhone 7 o los Galaxy S7 de Samsung. Se ha avanzado mucho en el apartado de la fotografía por parte del fabricante, pero todavía hay algo de camino por recorrer. Por cierto, el zoom que se realiza es novedoso y no genera muchas pérdidas, y se queda en un lugar intermedio entre el digital y el óptico (que no dispone).

No le falta al terminal un Modo Pro, donde es posible gestionar diferentes apartados como la sensibilidad ISO o la exposición, siendo esto realmente sencillo ya que todo se activa al deslizar la pantalla lateralmente desde la derecha. Todo un acierto. Si el gesto es el contrario, aparecen diferentes filtros a utilizar, como por ejemplo el blanco y negro, donde los resultados conseguidos son realmente buenos. Hay que comentar que cuando la luz no es muy buena, se nota algo de pérdida y los colores se muestran algo apagados, sin que se abuse del ruido -que lo elimina el procesado, pero que afecta este algo en la definición-, por lo que aquí es posible avanzar mediante actualizaciones de software.

Aquí dejamos algunos ejemplos de lo que hemos comprobado que es capaz de hacer el phablet en este análisis del Huawei Mate 9:

No podemos dejar de comentar que las fotos con efecto bokeh (denominado Apertura amplia) son muy buenos, con opción de controlar el desenfoque de lo que no es el elemento principal de la fotografía. Esto se realiza por software, y la verdad es que los resultados obtenidos son bastante impresionantes -con posibilidad de ajustes posteriores-.

Finalmente, hay que indicar que como hemos comprobado en el análisis del Huawei Mate 9 que las grabaciones 4K son posibles, por lo que es posible conseguir vídeos de una excelente calidad que aprovechan la estabilización óptica y que también se adquiere un sonido claro y potente. Por lo tanto, aquí hay un avance con mejoras efectivas.

Conclusión

Sin duda alguna estamos ante uno de los mejores phablets del mercado. El rendimiento que ofrece este modelo, así como opciones adicionales tales como una autonomía que es de lo mejor que hemos visto (recarga rápida incluida) y un diseño que nada tiene que envidiar a cualquiera del mercado, hacen que este análisis del Huawei Mate 9 ha sido de lo más positivo.

Evidentemente hay cosas que mejorar, como por ejemplo el funcionamiento de la cámara dual o que no se ofrezca protección frente al agua y polvo, algo que sin ser un fallo capital sí que le hace perder algo de distancia con los modelos de gama alta. Eso sí, la mejora de EMUI 5.0 es clara y positiva, como hemos comprobado en el análisis del Huawei Mate 9, y este modelo se convierte en una opción de pantalla grande pero con dimensiones reducidas ideal, incluso para los amantes de los juegos.

Lo mejor

  • Muy buen rendimiento en general
  • Autonomía excelente
  • Lector de huellas efectivo y que ocupa poco espacio

Lo peor

  • La cámara puede mejorar el post-procesador
  • No ofrece resistencia al agua y polvo
  • La pantalla no es QHD, pero no está exenta de calidad

Puntuación del Huawei Mate 9


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.

2 opiniones
  1. ttv 0
    12 Dic, 16 19:53
    10/10 rrrf

    rfrfrf

  2. Manel 0
    26 Dic, 16 13:34
    10/10 Buen equipo.

    Realmente Huawei está en la cresta de la ola seguramente será mi nuevo equipo.