Huawei Mate 8

Análisis a fondo del Huawei Mate 8

Valoración: 9 de 10

Sello 9La compañía Huawei se ha convertido en una de las más activas del mercado de la movilidad actual. Sus terminales ya son considerados, por méritos propios, de los más interesantes que se pueden encontrar actualmente con sistema operativo Android, lo que no es precisamente poco. Y un ejemplo de lo que decimos es el Huawei Mate 8, que hemos podido probar y que demuestra que este fabricante va a por todas, incluida la gama alta de producto que es donde se coloca este phablet.

Lo cierto es que en esta gama de producto se ha ganado un nombre entre los usuarios que gustan de dispositivos de grandes disensiones por méritos propios. El primer gran salto de calidad llegó con el Mate 7, que demostró que es posible “discutir” con los Galaxy Note de Samsung de tú a tú, y esta evolución (que mantiene los aciertos y los potencia en muchos casos), da continuidad a lo que decimos. Claramente estamos ante un gran terminal.

Imagen del Huawei Mate 8

Buenos acabados, un hardware muy bien dimensionado e integrado… ciertamente el Huawei Mate 8 es un modelo que llega para ser una de las referencias actuales en los dispositivos con pantalla de 5,5 pulgadas o más. Y, como vamos a indicar, lo consigue con una nota excelente y sin apenas flaquear en los diferentes apartados que son importantes en los terminales móviles actuales, como puede ser la usabilidad y la capacidad de procesamiento. Sin más, comenzamos a desgranar las impresiones que hemos obtenido con el Huawei Mate 8.

Diseño

Este nuevo modelo, que lo cierto es que se esperaba un poco antes de forma oficial en el mercado, viene a confirmar el gran avance que Huawei ha conseguido aquí. Con un aspecto que se inspira en parte en el Mate S, a este dispositivo no le falta el metal como material de fabricación (por completo) con acabados ligeramente curvados que permiten un buen agarre. Eso sí, la manipulación con sólo una mano no es algo que se pueda hacer con comodidad, pero los que gustan de modelos con pantalla grande no ven en esto un problema precisamente. Cuestión de gustos.

La parte posterior del Huawei Mate 8 es muy lisa y tiene un aspecto muy elegante y sólo la cámara principal está en este lugar por lo que muestra una gran uniformidad (los altavoces están en la parte baja). Lo cierto es que esperábamos que este modelo se escurriera un poco más, pero no es así y se agradece. Los laterales tienen un acabado biselado, por lo que no molestan absolutamente nada en la mano.

Botón de encendido del Huawei Mate 8

En lo que se refiere a los botones y ranuras. Los primeros están en el lateral derecho y son de unas dimensiones bien pensadas y ofrecen la suficiente resistencia a la presión (por cierto, el acabado del encendido es distinto al del volumen, por lo que no se producen equívocos). En el otro lateral del Huawei Mate 8 está la bandeja para las tarjetas (SIM o microSD), que se inserta en el cuerpo del phablet y no rompen con su diseño.

Quizá el Huawei Mate 8 es algo más pesado de lo que se podría esperar, alcanza los 185 gramos, pero si se tiene en cuenta que hablamos de un modelo de 6 pulgadas, esto es completamente entendible y la distribución de este es muy buena, por lo que no cansa el utilizarlo de forma prolongada. El grosor, por cierto, se queda en los 7,9 milímetros… no está mal, pero hay modelos mejores en este apartado que compiten con este dispositivo en el mercado.

Lector de huellas del Huawei Mate 8

Por cierto, se mantiene el lector de huellas en la parte posterior del dispositivo. Esto favorece el uso cuando se tiene agarrado de una forma directa y cómoda. En este caso su forma es circular, a diferencia del integrado en el Mate 7, y también se ha mejorado de forma clara la rapidez con la que funciona. Por lo tanto, el accesorio ha evolucionado de forma clara sin perder la opción de “despertar” al phablet al utilizarlo, pero ofrece opciones adicionales como por ejemplo el contestar llamadas con él o detener la alarma. Gran avance en este apartado que permite sacarle partido totalmente a Android Marshmallow.

No detectamos que la carcasa o la pantalla sea un imán para las huellas, algo que se agradece y demuestra que el trabajo de optimización hecho en el Huawei Mate 8 es muy bueno. Por lo tanto, no queda más que decir que este modelo es uno de los más atractivos que hay en la actualidad (la integración de pantalla y carcasa es perfecta, y hablaremos de ella más adelante), por lo que la intención de ir a por todas este año 2016 por parte del fabricante chino tiene en este modelo una opción que no defraudará, ni mucho menos.

USB del Huawei Mate 8

Pantalla

Ya hemos indicado que este componente del Huawei Mate 8 tiene unas dimensiones de 6 pulgadas, por lo que puede ser muy grande para muchos pero lo cierto es que el tamaño que ofrece este modelo es algo menor de lo que se puede esperar en un principio por lo que no está muy lejos de los dispositivos de 5,7 -la impresionante reducción de marcos laterales tiene gran culpa de esto y de que el aprovechamiento frontal supere el 75%-. Por lo tanto, dentro de su volumen, es manejable.

La resolución del panel IPS-Neo es Full HD (por lo que su densidad de píxeles es de 368 ppp), por lo que no da el salto a QHD que modelos como el Galaxy S6 Edge+ o el propio Mate S sí que han dado, por poner un ejemplo. Esto no es necesariamente malo, ya que por ejemplo la autonomía se ve beneficiada de forma evidente. Eso sí, la definición no llega a las cotas del terminal antes mencionado, pero no está nada mal y es más que suficiente.

En lo que se refiere a la calidad de imagen, lo cierto es que esta es realmente buena, con colores vivos y realistas. No detectamos una tendencia clara hacia temperaturas cálidas o frías, y los ángulos de visión son sorprendentemente buenos. Quizá, el contraste es mejorable pero esto no es algo especialmente evidente. Por cierto, en exteriores el Huawei Mate 8 se ve muy bien y se beneficia de un brillo potente (aquí incluso nos ha gustado frente a las últimas AMOLED que se han puesto en el mercado).

La respuesta táctil es perfecta y la resistencia gracias a Gorilla Glass 4 muy buena, ya que llevamos el Huawei Mate 8 en el bolsillo -si, hemos sido muy capaces- y no descubrimos desperfecto alguno pese a que en alguna ocasión había monedas. Por cierto, el acabado 2.5D que muestra un curvatura en los bordes es realmente atractivo y permite una sensación Premium de lo más llamativa.

Hardware

Si hay algo que tiene el Huawei Mate 8 es una potencia fuera de toda duda (nosotros probamos el modelo de 3 GB, existiendo otro de cuatro “gigas”, que también tiene mayor capacidad de almacenamiento). Gran parte de que estos sea así es la inclusión del procesador Kirin 950, que es también una de las razones para el retraso en la llegada al mercado del Huawei Mate 8.

Resultado en Basemark del Huawei Mate 8

Este SoC, de fabricación propia, utiliza tecnología big.LITTLE para gestionar los ochos núcleos que hay en su interior (dos pares de cuatro, unos Cortex A-72 a 2,3 GHz y el resto Cortex A-53 a 1,8 GHz). Por cierto, la GPU es una Mali T880. La verdad, es que, como se puede comprobar a continuación, actualmente este es el procesador más potente que se puede utilizar a la espera de los nuevos modelos que están por llegar:

Es cierto que con los juegos en tres dimensiones no consigue la extraordinaria potencia de procesamiento que al medir el “musculo” del SoC, pero lo que permite disfrutar el Huawei Mate 8 es más que suficiente para que los juegos más exigentes funcionen al máximo posible. En definitiva, el phablet es una verdadera bestia (y sin sufrir por la temperatura)… y, por lo tanto, presiona de una forma nunca vista al resto de los fabricantes.

Gráfico comparativo del Huawei Mate 8

La autonomía del Huawei Mate 8 es otro de sus puntos fuertes. Aparte de integrar una batería con una carga de 4.000 mAh que permite carga rápida (en nuestra experiencia en unos 30 minutos conseguimos siempre un mínimo de 35% de recarga). Esto, sumado a opciones como Doze de Marshmallow y que el hardware no es especialmente tragón -en especial la pantalla- hacen que este phablet consiga dos días de uso normal sin problemas e, incluso, en alguna ocasión conseguimos medio día más. Excelente.

Sin duda alguna, el Huawei Mate 8 es un más que digno heredero del modelo al que sustituye y mantiene sus buenos resultados (por encima de las 13 horas en la reproducción de vídeo de forma continuada) en este apartado.

Autonomía del Huawei Mate 8

Para finalizar, y sin que empañe el excelente comportamiento en lo que se refiere al rendimiento, hay que decir que este modelo, pese a incluir dos espacios para altavoces no es estéreo y uno de ellos no emite sonido alguno. Esto es similar a lo que le ocurre al Honor 7 y se tiene que conocer.

Cámara

Los dos sensores que se incluyen en el Huawei Mate 8 son uno de 16 megapíxeles (Sony IMX 298 con apertura f/2.0) para el modelo trasero y otro de 8 Mpx -IMX 179 para el delantero. El primero es un componente que incluye estabilización óptica y que ofrece una rapidez de enfoque bastante destacable, por lo que las tomas suelen coincidir con el momento que se busca.

Cámara del Huawei Mate 8

Los resultados son bastante buenos en condiciones lumínicas adecuadas, con rangos aceptables y realismo destacado (sin apenas ruido en este caso). Lo cierto es que aquí nos convenció bastante el Huawei Mate 8, aunque no llega al nivel exhibido por los últimos modelos de gama alta Galaxy o el LG G4, por poner un ejemplo.

Zoom de la cámara del Huawei Mate 8

Con poca luz el phablet sufre algo más, pese al buen funcionamiento del flash dual integrado. No es que aparezcan aberraciones, que no es el caso, pero sí una tendencia al amarillo evidente y en algunos casos se aprecia cierto desenfoque. Eso sí, la rapidez sigue siendo la misma. A continuación os dejamos algunos ejemplos de las fotos que se hacen con el Huawei Mate 8:

En lo que se refiere a los vídeos, hay que decir que el comportamiento del terminal es bueno, con una buena actuación de la estabilización y rapidez en obtener el enfoque adecuado. Otro ejemplo de lo que es capaz el dispositivo:

Finalmente, es importante comentar que la aplicación Cámara ha mejorado bastante, con un Modo Profesional muy útil que permite ajustar las tomas a las condiciones que se tienen de una forma muy personalizada y con una sencillez de uso muy interesante. Bien aquí el avance de Huawei y lo cierto es que incuso los diferentes filtros disponibles son muy logrados.

En definitiva, buen comportamiento del Huawei Mate 8 aquí, pero no llega a desacatar como de lo mejor del mercado, pero sí que le permite estar en la parte superior de su segmento. Hay avance respecto al Mate 7, sin duda, en especial en el software que se incluye.

EMUI 4.0

Esta es la capa de personalización de la compañía China que, poco a poco, va avanzando… pero todavía tiene pasos por dar ya que mantiene un uso de recursos algo superior a otras. Esto se nota en, por ejemplo, la ejecución de algunas aplicaciones. No es determinante, ni mucho menos.

Basada en Android 6.0, EMUI 4.0 estéticamente cambia muy poco respecto a la versión anterior y sigue siendo bastante atractiva y con la opción de utilizar temas para cambiarla si así se desea.

Eso sí, hay algunas mejoras que se deben conocer, como por ejemplo el que la interfaz de usuario se adapta al uso apaisado del Huawei Mate 8, lo que es positivo para por ejemplo si el terminal se utiliza en el coche. Además, se aprovechan todas las nuevas opciones de Marshmallow, como por ejemplo los permisos, Now on Tap o una búsqueda optimizada con el comando OK Google. Se mejora, no hay duda pero todavía falta camino por recorrer.

Conclusión

No hay duda alguna que el Huawei Mate 8 es uno de los mejores phablets del mercado actual. Ofrece una capacidad de proceso fuera de toda duda a la hora de trabajar con aplicaciones y lo cierto es que la experiencia de uso es tremendamente satisfactoria. Además, que llegue con Marshmallow es un acierto y se mejoran opciones como el acabado y el funcionamiento del lector de huellas.

Lateral del Huawei Mate 8

Es cierto que tiene todavía opciones que se pueden mejorar, como por ejemplo el sonido, pero lo cierto es que no hay duda que con modelos como este la percepción de los productos de Huawei sólo puede mejorar y no es de extrañar que la compañía sea muy ambiciosa… con gamas como la Mate es totalmente entendible. Un gran phablet, no cabe duda.

A favor:

  • Excelente rendimiento

  • Diseño muy atractivo

  • Gran respuesta del lector de huellas

  • Amplísima autonomía

En contra:

  • Sonido de ajustada calidad

  • EMUI 4.0 es bueno, pero puede mejorar

Puntuación del Huawei Mate 8


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.

4 opiniones
  1. Waner martinez jaquez 0
    08 Mar, 16 4:30
    10/10 Como consegui uno gratis

    Yo quiero uno

  2. trastornao 0
    30 Mar, 16 12:32
    10/10 Excelente terminal

    Lo tengo desde que salió al mercado en España, y después de 21 años con terminales tope de gama tengo que decir, que en conjunto, es el mejor hasta hoy.
    Muy bueno en todos los aspectos y en cuanto a potencia, pantalla y duración de batería excelente.

  3. Fernando Benitez 0
    19 Abr, 16 3:41
    10/10 El mejor smartphone que tuve hasta el mo…

    Una verdadera bestia. Excelente autonomía, rendimiento súper fluido, muy buena cámara, muy buena pantalla, excelente materiales de construcción, un procesador propio de Huawei, la Kirin 950 que se come a las de qualcomm y exynos. La mejor adquisición móvil que he hecho.

  4. DragonEmi 0
    22 Abr, 16 10:02
    10/10 Lo de los altavoces es porque el izquier…

    Lo de los altavoces es porque el izquierdo un microfono y el de la derecha es el altavoz. Asi como en el lg g2. Corrijan eso muchachos! Buen review!!