HTC One Mini

Análisis a fondo del HTC One Mini

Valoración: 7 de 10

Sello Movilzona 7Parece que son varios los fabricantes que quieren aprovechar el efecto Mini, que consiste en lanzar un terminal con un aspecto muy parecido a un gama alta pero con una pantalla de dimensiones más reducidas y especificaciones inferiores. Un ejemplo de esto es el último modelo que hemos analizado el HTC One Mini, que viene a dar continuación a la forma de fabricar teléfonos que la compañía taiwanesa ofrece en la actualidad y que tiene su máximo exponente en el HTC One, que es uno de los mejores terminales Android que existen en la actualidad. ¿Es igual de bueno este “hermano pequeño”? Es algo que vamos a responder a continuación.

Lo primero que llama la atención de este HTC One Mini es su aspecto “Premium”. La razón principal de esto reside en que este modelo utiliza como material de fabricación el aluminio, como el HTC One, por lo que se tiene la sensación de que se está utilizando un modelo diferente. Eso sí, hay una diferencia importante en este producto: en los laterales se ha introducido un acabado plástico (policarbonato) de color blanco (que une la parte delantera y trasera), lo que le hace perder algo de atractivo… pero no en exceso. Por lo demás, el aspecto de este dispositivo resulta imponente.

Teléfono HTC One Mini

Diseño y usabilidad

Las dimensiones y peso son inferiores a las del HTC One, ya que el grosor es de sólo 9,2 milímetros y alcanza los 122 gramos (aunque no llega a las que tiene uno de sus rivales en el mercado, el Samsung Galaxy S4 Mini, que ofrece 8,9 mm y 108 g… aunque el policarbonato de este es menos llamativo). Uno de los detalles que llaman la atención de forma positiva es la buena colocación de los botones físicos que hay en los laterales, que además son lo suficientemente prominentes, -pero sin pasarse- para localizarlo con comodidad al pasar el dedo. Eso sí, al utilizarlo de forma continuada nos quedó bastante claro que la sensibilidad de estos no es la mejor posible, ya que en ocasiones tuvimos que repetir las pulsaciones un par de veces ya que la presión ejercida no era suficiente (no hay que hacer un drama de esto, no es que sean inutilizables).

Un buen detalle es el acabado curvado que tiene el cuerpo del HTC One Mini, que hace que encaje a la perfección en la mano… que, por cierto, se llega de forma muy cómoda a cualquier lugar de la pantalla lo que se debe a que su panel no es muy grande. Es curioso que incluso se agradece el poder manejar un terminal así. Eso sí, al dejarlo encima de la mesa, si se manipula el terminal este se zarandea algo y hace que la precisión disminuya.

Parte trasera del HTC One Mini

Debido al uso de un cuerpo tipo “unibody”, para insertar la tarjeta SIM es necesario utilizar un pulsador para abrir el espacio dedicado a tal efecto. Eso no es nuevo, ya que en otros modelos -como por ejemplo alguno de Nokia- ocurre lo mismo. Pero es importante indicar que esto se hace de esta forma, para que no existan sorpresas.

Por lo demás, las conexiones están colocadas de forma habitual y los sensores funcionan a la perfección. Un detalle final: como ocurría con el HTC One, el Mini también se calienta en exceso pasados unos cinco o diez minutos de uso… lo que puede resultar algo molesto ya que al final se acaba dejando “descansar” el teléfono para que rebaje su temperatura. No es que abrase, pero no es precisamente el mejor de los detalles.

Ranura SIM del teléfono HTC One Mini

Pantalla

El HTC One Mini dispone de una pantalla de 4,3 pulgadas tipo Super LCD2 con Gorilla Glass. Esta es más pequeña que la que ofrece su hermano mayor, pero de las mismas dimensiones que el Galaxy S4 Mini, por poner un ejemplo. En lo referente a su calidad, esta es HD (720p), por lo que encaja en la gama media… que es el objetivo de este modelo.

Al comprobar su calidad en su uso hay que decir que esta es muy buena, casi excelente. Su nitidez es grande (aquí sus 341 ppp de densidad salen a relucir) y, además, comprobamos que los colores apenas saturan. Es decir, que en este apartado HTC ha incorporado un panel muy bueno que será la envidia de sus rivales en el mercado, sin duda alguna. En lo referente a su respuesta táctil, no hay un pero que ponerle a la pantalla, que funciona a las mil maravillas.

Test de pantalla del HTC One Mini

Eso sí, sufre igual que el resto de las que se incluyen en los teléfonos al utilizarla fuera de casa cuando la luz es muy fuerte. Para obtener más información precisa del panel del HTC One Mini, puedes ver los resultados que obtuvimos en una prueba específica al respecto:

Hardware y rendimiento

Como cabía esperar, ni el procesador ni la memoria RAM llega a la calidad de lo ofrecido por el modelo de esta compañía para la gama alta. Pero lo que incluye el HTC One Mini, un SoC Snapdragon 400 de doble núcleo a 1,4 GHz y 1 GB de RAM, no desentonan a la hora de ejecutar aplicaciones.

En la experiencia de uso nos llevamos una grata sorpresa, ya que la fluidez con la que es capaz de mover la interfaz Sense 5 que incluye (por encima de la versión Android 4.2.2) es realmente buena y, sinceramente, no encontramos grandes diferencias con las que se obtienen con modelos de prestaciones muy superiores. Evidentemente, la velocidad se nota algo inferior, pero esto no hace que se tenga una percepción negativa del funcionamiento del HTC One Mini. Todo lo contrario.

AnTuTu del HTC One Mini Vellamo del HTC One Mini

Aquí dejamos diferentes resultados en pruebas de rendimiento que, aunque no llegan a los niveles del HTC One, sí que muestran claramente que este modelo no pierde la cara en ningún momento:

La verdad es que ni con los juegos obtuvimos malas experiencias y, como se ha mantenido la conectividad 4G, el uso de las aplicaciones que necesitan de conexión de datos (como las que reproducen vídeo en streaming) es plenamente satisfactorio. Sin duda, se posiciona como una solución más que digna para el día a día y que responde a necesidades puntuales de un funcionamiento de primer orden.

Algunos detalles interesantes que encontramos en el HTC One Mini y que le hacen ganar más puntos son, por ejemplo, que dispone de dos altavoces en la parte frontal que, junto a la compatibilidad Beats Audio, hacen que la experiencia sonora sea muy buena. Además, su conectividad WiFi fue sorprendentemente buena, con una cobertura excelente que hay que mencionar.

Finalmente, está el apartado de la autonomía. Los 1.800 mAh de su batería permiten el uso durante un día sin problemas, como pudimos comprobar, por lo que se pone a la par con el HTC One y sus 2.300 mAh. La razón de esto se debe a que sus componentes, como el procesador y la pantalla, son menos exigentes. Por lo tanto, sin problemas en este apartado… para más información dejamos resultados obtenidos en un benchmark específico:

Resultado autonomía del HTC One Mini Comparativa de la autonomía del HTC One Mini

Cámara

Otra de las sorpresas agradables que encontramos en el HTC One Mini es que, pese a que este es un modelo “reducido”, la cámara con sensor UltraPixel no falta y es una de las buenas características de este terminal. Y, excepto por un detalle que indicamos posteriormente, es idéntica a la de su “hermano “mayor”.

Es decir, que dispone de una cámara principal de 4, 1 megapíxeles… que no desentonan a la hora de compararla con modelos con sensores mayores, destacando frente a estas ya que las fotografías que se realizan con esta son mucho más luminosas (o que se debe a que el tamaño de cada píxel del sensor es mayor que las de otros modelos). Esto lo comprobamos en las tomas que realizamos, donde la calidad es buena pero encontramos que en ocasiones -en especial cuando se abusa del zoom y el macro- se aprecia algo de grano y ruido. No es una barbaridad, pero hay que tenerlo en consideración. En nuestra opinión, para un uso a cortas distancias el HTC One Mini va perfecto, pero con los paisajes sufre más como se puede ver en las imágenes que dejamos a continuación.

Interfaz de la cámara del HTC One Mini

Por cierto, se incluyen bastantes opciones a la hora de manipular las fotografías y realizar ajustes en la aplicación cámara, por lo que se puede “jugar” bastante a la hora de tomar instantáneas… algo que es un buen detalle y que está muy bien considerado por parte de los usuarios. En lo referente a la cámara delantera, que se puede utilizar como principal, la calidad de esta alcanza los 1,6 Mpx, por lo que cumple su función de secundaria sin problemas.

En lo referente a la grabación de vídeos es donde encontramos la gran diferencia de la cámara del HTC One Mini respecto a la del One, y es que esta no incluye estabilizador de la imagen, por lo que como se puede ver en el vídeo que va a continuación las grabaciones se “mueven” más de lo esperado:

Interfaz de usuario

En el HTC One Mini se incluye la interfaz de usuario Sense 5 como capa por encima de Android 4.2.2. Por lo tanto, el uso no se diferencia en apenas nada respecto al One original. Como hemos indicado antes, la fluidez con la que se mueve el sistema cuando se realiza cualquier operación es muy buena, y el acceso a los diferentes apartados son intuitivos y claros. La verdad, es que el desarrollo de HTC es muy bueno y no se tiene la tentación de quitarlo si se tiene la oportunidad.

Por cierto, no faltan las funcionalidades más llamativas de Sense 5, como son Blinkfeed y Zoe. La primera es una opción que permite incluir en la pantalla principal del terminal las diferentes fuentes de contenidos que son de interés para el usuario (a modo de RSS). Aparte, también se muestran perfiles de las redes sociales más importantes. Útil y llamativo… pero imposible de desactivar. Zoe, por su parte, permite añadir un vídeo a la fotografía para así elegir la mejor instantánea. Una posibilidad diferente y que llama la atención.

Interfaz del teléfono HTC One Mini

Por lo demás, la interfaz del HTC One Mini se muestra interesante y llena de posibilidades. Con recovecos en los que existen opciones interesantes y con un aspecto atractivo y bien acabado. Sin duda, este punto de partida de Sense es bueno y desde él tiene que trabajar la compañía taiwanesa.

Conclusión

Estamos ante, posiblemente, el mejor modelo “Mini” que se puede encontrar en la actualidad en el mercado. Su diseño es le hace diferente, y el acabado en aluminio es todo un acierto que le dota de un aspecto inmejorable. La pantalla es excelente, con una calidad de imagen que casi ningún modelo de gama media ofrece. Además, su funcionamiento es sorprendentemente bueno, con una rapidez al ejecutar aplicaciones que llama la atención y que le hace ser más que suficiente para el día a día.

Altavoz del teléfono HTC One MIni

Evidentemente tiene algunos “peros”, como el calentarse demasiado y que el almacenamiento se restrinja a los 16 GB internos… pero esto no le hace perder, en nuestra opción, ser el mejor en su gama de producto. Sólo falta que el precio se ajuste respecto a los 499 €… lo que es posible cuando desembarque en España a finales de septiembre. De ser así, su cuota de mercado puede ser excelente… en caso contrario, puede costarle entrar de forma masiva.

A favor:

  • Funcionamiento muy bueno con una fluidez inesperada
  • La pantalla es de muy buena calidad
  • Diseño acabado en aluminio de gran calidad

En contra:

  • Se calienta en exceso
  • No permite el uso de tarjetas microSD
  • La cámara no tiene estabilizador de imagen para grabar

FOTOS DEL PRODUCTO


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.

1 opinión
  1. David 0
    07 Oct, 13 1:16
    8/10 Muy buen review. Espero tener un htc muy…

    Muy buen review. Espero tener un htc muy pronto