HTC Desire 816

Análisis a fondo del HTC Desire 816

Valoración: 7 de 10

Sello Movilzona 7En esta ocasión hemos tenido la posibilidad de probar el HTC Desire 816, un phablet que llega para posicionarse en la gama media de producto. Es decir, que no está en el mercado para competir con modelos como por ejemplo el Samsung Galaxy Note 3, sino más bien para ser una opción para los que buscan un terminal con pantalla de grandes dimensiones pero que no necesitan el máximo rendimiento (pero sí solvencia).

Uno de los detalles que destacan de este modelo, a comparación con otros que están en el mismo segmento que él, como puede ser la gama Ascend Mate de Huawei, es que su diseño es atractivo, como ya es habitual en los modelos que ofrece la compañía taiwanesa. Es más, en algunos detalles, como por ejemplo sus bordes redondeados, recuerda bastante a los One de HTC.

Imagen frontal del HTC Desire 816

Además, hay un detalle que queremos comentar antes de comenzar a narrar las opiniones que hemos sacado con el terminal al probarlo: la inclusión de la tecnología BoomSound. Esta es, sin duda alguna, la que ofrece la mejor calidad de sonido en los dispositivos móviles que hay en la actualidad, y como el HTC Desire 816 la incluye podemos afirmar que los dos altavoces frontales que incluye permiten tener una experiencia en este apartado realmente buena. Aquí, este phablet hay que decir que no tiene absolutamente nada que envidiar a ningún otro de los que hay en las tiendas actualmente (incluso, como comprobamos, la potencia de salida sin que se produzca distorsión es espectacular).

Diseño

Como hemos indicado antes, las líneas de este HTC Desire 816 son bastante redondeadas, lo que le acerca más al One M7 que al M8 que actualmente es el gama alta de referencia de este fabricante. Lo cierto es que tanta “redondez” permite un agarre de lo más cómodo, lo que es importante debido a que hablamos de un dispositivo de unas dimensiones que no son precisamente muy reducidas: 156,6 x 78,7 x 7,9 milímetros (por cierto, que el peso es de 165 gramos con batería, por lo que no desentona mucho y la sensación es de un phablet ligero). De todas formas, es  muy difícil el uso del terminal con sólo una mano, pero esto es algo que no importa en exceso a los amantes de los phablet.

El material de fabricación es el plástico, como es habitual en la gama Desire de HTC (nada que ver con el metal de la One). Lo cierto es que la carcasa trasera, muy brillante y que es un imán para las huellas, da la sensación de no ser muy resistente… lo que no es así ya que soporta perfectamente el día a día sin que se sufra desperfectos. Además, los bodes y la parte frontal tienen una presencia mucho más robusta y menos “plástica”, lo que favorece para darle un toque más llamativo al HTC Desire 816.

El diseño es de “una pieza”, por lo que no es posible quitar la tapa trasera. Esto por un lado da una sensación de continuidad en el diseño, pero imposibilita el poder cambiar la batería, algo muy del gusto de los que están en condiciones de movilidad constantemente. Esto hace que las ranuras para las tarjetas, tanto la nanoSIM que utiliza como la microSD esté en un lateral protegida por una tapa. El acceso a estas, por cierto, es muy cómodo y sencillo. En cuanto a los botones hardware de encendido y control de volumen están en el otro lateral (por cierto, están perfectamente dimensionados y no bailan al utilizarlos).

Ranuras tarjetas HTC Desire 816

Un detalle que no nos gustó mucho del HTC Desire 816 es que el LED de notificaciones es muy pequeño, por lo que en ocasiones ni se visualiza si no se está muy cerca o se mira fijamente, por lo que pierde parte de su utilidad.

Altavoz frontal del HTC Desire 816

Pantalla

La pantalla es bastante buena, es tipo SuperLCD 2, tiene unas dimensiones de 5,5 pulgadas y aún estando un paso por detrás de la que se integra en el HTC One M8 no se ve nada mal. Eso sí, el panel tiene una resolución de 720p, lo que hace que no se vean tan bien como los terminales que integra una tipo Full HD y que su densidad de píxeles de 267 ppp.

Detalle pantalla del HTC Desire 816

La calidad de imagen es bastante buena, con una representación de los colores adecuada y sin grandes tendencias al verde o al amarillo (en especial en los blancos). El brillo es suficiente, pero no especialmente potente, lo que se nota un poco en los exteriores, donde la pantalla sufre algo más de lo esperado. El caso es que ya sea para leer páginas web o ver películas, este componente no está mal.

Con una respuesta muy buena en lo referente a la tactilidad y con una integración perfecta en el frontal, hay que decir que los iconos de control Android están aquí y, por cierto, hay que decir que los marcos del panel no son precisamente los más pequeños que hemos visto hasta la fecha (en especial los laterales). En definitiva, un apartado bien resuelto pero que no es lo más destacado del HTC Desire 816.

Hardware y rendimiento

Lo cierto es que cuando se revisan los componentes fundamentales que se incluyen en el HTC Desire 816 queda bastante claro que este modelo está destinado a la gama media, ya que el procesador es un Snapdragon 400 y la memoria no alcanza los 2 GB, pero lo cierto es que si se tiene en cuenta los que ofrecen otros modelos del mercado, hay que decir que este phablet destaca.

Nenamark HTC Desire 816

La razón no es otra que la frecuencia de los cuatro núcleos del SoC, que integra una GPU Adreno 305, es de 1,6 GHz (de lo mejor que se puede encontrar) y, en cuanto a la RAM, esta es de 1,5 GB. De esta forma, y como pudimos comprobar, su rendimiento y fluidez con todas las aplicaciones es bastante buena y, además, en procesos multitarea se comporta perfectamente. Además, este conjunto permite que la ejecución de la interfaz de usuario Sense 6, que es la que utiliza, sea óptima –mucho mejor que en cualquiera de los modelos Desire que hemos probado hasta la fecha-.

A continuación os dejamos los resultados que obtuvimos en los diferentes benchmarks que solemos utilizar en MovilZona, que confirman que este HTC Desire 816 no se puede comparar con modelos de gama alta pero sí que está un paso por encima de los habituales de gama media, como puede ser el bq Aquaris 5,5.

En cuanto a la autonomía, hay que decir que esta simplemente es adecuada. Si no se le exige mucho, es posible conseguir llegar al día sin tener que recargar, pero generalmente esto no es algo muy habitual (por lo que utilizar y activar opciones como el ahorro de la alimentación de la CPU, que ofrece de forma nativa el HTC Desire 816 es recomendable). Por lo tanto, parece que la batería de 2.600 mAh se queda algo corta para el hardware y su pantalla de 5,5 pulgadas. Esto también lo confirmamos en el test específico que hacemos.

Hay un par de detalles que no queremos dejar de comentar del terminal. El primero es que los 8 GB de almacenamiento pueden resultar algo escasos por el precio que tiene el phablet, de unos 412 euros, pero esto se puede corregir con el uso de tarjetas microSD de hasta ¡128 GB! Por otro lado, este modelo es compatible con redes 4G y detectamos que la cobertura WiFi es realmente buena ya que es muy amplia.

Cámara

Este apartado fue una verdadera sorpresa en el HTC Desire 816, ya que la cámara principal de este dispositivo se comportó realmente bien al utilizarla. Eso sí, el componente no utiliza tecnología UltraPixel ni cámara dual. La elección del fabricante es un sensor de 13 megapíxeles con apertura f/2.2, por lo que es muy superior a lo que se incluye habitualmente en la gama media de producto.

Los resultados que obtuvimos a la hora de usar el componente son los que dejamos a continuación y, la verdad, es que son de bastante buena calidad tanto con buena luz como cuando la luminosidad no es la mejor:

Lo cierto es que los colores están muy bien representados, y la definición es grande… sin que se aprecie un gran ruido en las fotografías. Eso sí, hay que decir que en ocasiones se queman un poco los blancos, especialmente cuando a estos les incide la luz directa -por cierto, el modo HDR es efectivo, que es lo que se le pide y en algunos terminales su uso no ofrece grandes mejoras-. Pero, lo cierto, es que la calidad de la cámara del HTC Desire 816 es muy buena. Además, el autoenfoque es rápido, lo que pudimos comprobar incluso al realizar grabaciones (a un máximo de 1080p).

En cuanto a la interfaz de la cámara, hay que decir que esta es realmente sencilla pero, a la vez, ofrece una buena cantidad de opciones a las que son sencillas acceder. La verdad es que HTC ha mejorado bastante en este apartado y, la verdad, no hay nada que se le pueda “criticar” a esta.

Interfaz cámara del HTC Desire 816

Conclusión

La verdad es que el HTC Desire 816 es un muy buen phablet de gama media, ya que funciona rápido, con solvencia y no se aprecian retardos con las aplicaciones más exigentes. Sense 6, de nuevo, nos demostró que es una de las interfaces de usuario que mejor acabadas están y, adicionalmente, hay que decir que opciones como BlinkFeed o el Modo coche son muy útiles.

La cámara es de lo mejor que hemos visto en la gama media, aunque hay que decir que el precio del HTC Desire 816 es algo elevado, y que su capacidad de almacenamiento es algo escasa. Pero, en conjunto, este modelo no está mal y, además, se acompaña de un diseño que es atractivo, por lo que puede ser una opción para los que buscan un terminal menos caro que el Samsung Galaxy Note 3. Eso sí, puede que le resulte complicado competir con modelos que son más económicos –aunque, estos suelen ofrecer un hardware inferior-.

Lo mejor:

  • Cámara trasera de calidad
  • Compatible con Sense 6
  • Incluye tecnología BoomSound

Lo peor:

  • Sólo 8 GB de capacidad de almacenamiento
  • LED de notificaciones pequeño
  • Precio algo elevado

Fotos del producto:

 

Puntuaciones HTC Desire 816


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.

1 opinión
  1. Fermina 0
    03 Ene, 15 20:26
    8/10 compre un HTC Desiree 816 , al principio…

    compre un HTC Desiree 816 , al principio era una pasada , pero a los tres meses comenzo con problemas , no se que es lo que le pasa y estoy desesperada, pues no me carga la bateria hasta que se agota del todo , y a veces aun estando agotada tampoco carga, cuando lo tengo cargando no puedo encenderlo no me deja. Asi que tengo que servirme de otro terminal para tener movil, y estar cambiando las tarjetas de uno para otro que es un agobio, alguien le paso esto ? sera defecto de la bateria ? quien me puede ayudar ? otra cosa muy rara que le pasa , es que aun estando a masimo volumen, para las llamadas entrantes, a veces no se olle si le pongo la funda protectora. De verdad estoy muy desilusionada por esos motivos