DOOGEE T5

Análisis a fondo del DOOGEE T5

Valoración: 7,5 de 10

Sello Movilzona 7El Doogee T5 es un dispositivo Android que llama la atención por la opción de poder cambiar el aspecto que tiene, ya que la carcasa trasera es posible cambiarla, así como los laterales, para que el dispositivo mute de deportivo a elegante ya que se incluyen ambas opciones en la caja en la que llega el teléfono. Y, esto, le hace ser diferente a otros modelos que hay en el mercado.

Esto no quiere decir que el Doogee T5 sólo sea eso, ni mucho menos. Un ejemplo de lo que ofrece este dispositivo es que es compatible con el estándar IP67, por lo que protege frente al agua y polvo… algo que es habitual generalmente en la gama alta de producto. Para esto, eso sí, se incluye una cubierta protectora sobre la batería y, adicionalmente, tapones para los puertos como por ejemplo el USB. Esto es positivo en lo referente a la protección, pero que puede resultar algo incómodo ya que la acción de quitarlos es necesaria cada vez que se desea cargar el terminal, por poner un ejemplo. Pero, el caso, es que la efectividad de esta inclusión es completa como hemos comprobado.

 

A continuación dejamos los resultados y experiencia de uso que hemos obtenido al probar este teléfono que demuestra que en la gama media de producto es posible encontrar terminales diferentes y que son especiales tanto por hardware como por los accesorios que incluye.

Diseño

Lo cierto es que estéticamente el Doogee T5 es un modelo diferente, no tiene las habituales líneas muy rectas de otros modelos. Esto se debe a que es un terminal tipo rugerizado, por lo que ofrece una resistencia muy superior a otros a la hora de caerse y aguantar impactos. Así, no es de extrañar que las dimensiones no sean las más reducidas del mercado, ni tampoco el peso (un ejemplo es que el grosor es de 13,5 milímetros). No es lo que se busca, sino el ofrecer la mejor protección y la posibilidad de cambiar el acabado trasero y lateral.

El terminal incluye elementos que no cambian aunque se modifique la carcasa que se utiliza, como por ejemplo la posición de la cámara posterior centrada y con el flash justo debajo y, además, los botones hardware de control están todos en el lateral derecho y son circulares, lo que es un peculiaridad -son grandes y resistentes, e incluye serigrafiada su funcionalidad-. Aparte, el espacio inferior y superior es fijo, siendo en este último donde están los tapones para el puerto microUSB de carga y el de los auriculares. Quitar estos es cómodo y no plantea complicación alguna en el Doogee T5.

Acabado piel del Doogee T5

El frontal es el habitual en un terminal Android y se puede ver el acabado plateado en la parte superior que le confiere un aspecto elegante. Aparte, están los botones capacitivos de control del sistema operativo y poco más…. Bueno sí, unos marcos que son algo grandes para lo que actualmente se estila (pero, recordemos que estamos ante un modelo en el que prima la seguridad y protección frente a otras cosas). En la parte posterior, por cierto, hay un espacio inferior para el altavoz, que es solvente y suena lo suficientemente bien por no desentonar.

En cuanto al agarre del Doogee T5 este es correcto, algo más pesado de lo esperado, pero no es muy molesto darle uso durante mucho tiempo. En lo que se refiere a la manipulación de la pantalla, al ser un phablet no sorprende que en muchas ocasiones se tengan que utilizar las dos manos para que la soltura sea la adecuada.

Remate de la carcasa del Doogee T5

Cambiar la carcasa

Esto es algo que merece un apartado especial, ya que no estamos ante un dispositivo que simplemente se retira esta y se pone otra. Se necesita de un pequeño destornillador, incluido, para quitar unos tornillos laterales para quitar estos elementos y, de esta forma, poner los elegidos que encajan a la perfección. Los incluidos en caja al comprar el Doogee T5: deportivo gris de policarbonato y otro que simula de forma sintética piel de cocodrilo, que le otorga un aspecto elegante muy al estilo de los Vertu.

Elemento de montaje lateral del Doogee T5

Lo cierto es que todo es sencillo, ya que el espacio para cada elemento es único, y no se tiene dificultad a la hora de desatornillar. Además, los laterales son inconfundibles ya que uno de ellos tiene el espacio para los botones hardware. Y, todo, sin que se pierda la protección frente al agua y polvo, siendo esto algo casi único en el mercado (la protección de la batería es muy importante que esté bien encajada, por cierto).

En definitiva, curioso y bien pensado sistema de cambio de acabado y carcasa, que seguro que a más de un usuario le llama la atención y con razón. Evidentemente utilizar la opción lleva su tiempo, no es como quitar y poner con un sistema de muescas, pero hay que entender que la compatibilidad con IP67 es lo que tiene.

Pantalla

La pantalla es un componente que tiene cinco pulgadas de tamaño, que no se resta nada ya que como hemos indicado los botones de control del sistema operativo, que es Android 6.0, no están integrados. La resolución es HD tipo IPS, por lo que encaja con la gama media y la densidad, por lo tanto, apenas alcanza los 300 ppp.

La calidad de imagen es correcta, con bordes bastante definidos tanto en imágenes como en letras. Es cierto que el rango dinámico no es el más amplio que hemos visto y los colores algo fríos, pero no en exceso. En conjunto se tiene una buena experiencia visual con el Doogee T5, con un brillo que sí es bastante potente lo que se agradece en exteriores y ángulos de visión que no están mal y no se distorsiona hasta que estos son muy pronunciados.

La integración con la carcasa delantera es buena, pero no hay acabado 2.5D que le confiera un aspecto más llamativo. Eso sí, no hemos detectado problema alguno a la hora de utilizar el panel y que se reconozcan las pulsaciones. En definitiva, un modelo que cumple en este apartado, pero que no destaca en exceso en la gama media de producto -las huellas se quedan marcadas en la pantalla, pero no más que en otros dispositivos de su segmento-.

Rendimiento

La solvencia es el adjetivo que mejor define al Doogee T5, ya que la combinación de sus 3 GB de RAM (tipo LPDDR3) con un procesador de ocho núcleos -concretamente un Mediatek MT6753 a una frecuencia de 1,3 GHz y que es compatible con arquitectura Cortex-A53) es más que suficiente para que el terminal sea suficiente para el día a día. Así, utilizar aplicaciones de mensajería o de imágen no ofrecen retardo alguno, y sólo las habituales de la cámara son las que ponen en apuros al dispositivo.

Resultado en Basemark del Doogee T5

Los juegos no van mal, ya que la GPU (una Mali-T720 a 450 MHz) permite que las imágenes en tres dimensiones se creen con rapidez y, además, no apreciamos efecto estela alguno. Aquí sí que detectamos que al terminar de jugar lo conveniente es no “presionar” al Doogee T5 ya que le cuesta un poco volver a un estado óptimo de funcionamiento. Esto es cuestión de segundos, pero se debe tener en cuenta.

Aquí dejamos los resultados que el dispositivo consigue en las pruebas habituales que utilizamos en MovilZona:

La experiencia de uso es bastante buena, con una interfaz algo personalizada ya que incluso hay modificación en los Ajustes del sistema con opciones adicionales que, en este caso, son bastante útiles (aunque algunas necesitan de una traducción para que sea más intuitivo conocer lo que hacen). El caso, es que no se nota falta de potencia alguna y se cumple.

La autonomía es correcta, ya que es posible utilizar el Doogee T5 durante un día entero si el uso no es intensivo, incluso día y medio es una posibilidad más que real. La batería de 4.500 mAh tiene mucho que ver y lo cierto es que se agradece ya que permite olvidarse un poco de este apartado al utilizar el dispositivo. Cuando la pantalla está encendida de forma continuada el tiempo siempre supera más de 6 horas, incluso hemos llegado a obtener más de ocho jugando con el brillo. Un detalle aquí: el cable original es muy recomendable utilizarlo, ya que ofrece un conector algo más largo que se agradece debido a la existencia del tapón protector -pero la compatibilidad con los microUSB habituales es completa-.

Resultado de la autonomía del Doogee T5

Cámara

La cámara principal del Doogee T5 es de 13 megapíxeles y está fabricada por Samsung. Esta cumple perfectamente cuando la cantidad de luz es buena, aprovechando al máximo la apertura del sensor y la inclusión de PDAF, lo que equilibra bastante los resultados obtenidos y además no se quema la imagen con el exceso de luz.

Diseño del Doogee T5

Los colores son bastante realistas, así como el brillo. Aunque sobresatura un poco, lo cierto es que el comportamiento es bueno, destacando la rapidez con la que se realiza la toma, algo importante para no perderse nada al hacer una foto. En cuanto a la cantidad de ruido, la que hemos encontrado es poca, por lo que nada de aberraciones.

Cuando la luz no es la mejor posible, la cosa cambia bastante, ya que se aprecia cuando es de noche un cambio de algunos colores ya que la luz fuerte de las farolas, por poner un ejemplo, afecta al resultado final. En el espacio en el que actúa el flash esto no es así, por cierto. Eso sí, no es un problema gravísimo, y no aparece cuando se utiliza el modo HDR.

Estos son algunos ejemplos que hemos conseguido con el Doogee T5, donde se aprecia que el macro no es su fuerte, pero lo cierto es que el blancenado de los colores y el postprocesado no están nada mal:

En cuanto a la grabación de vídeo esta es correcta, con un enfoque bastante rápido y sin que aparezcan motivos para que lo que se obtiene sea de mala calidad. Definición correcta y colores naturales… aunque si la estabilidad no es la mejor posible, esto se hace notar. Un ejemplo es este:

Para finalizar hay que decir que la aplicación Cámara no es muy avanzada, pero permite realizar todo tipo de tomas con calidad. En poco tiempo se conocen todos su recovecos, pero si eres amante de la fotografía dar un salto más en lo que se refiere al desarrollo de control será algo que te plantees. Si no es así, el trabajo cumple perfectamente.

Interfaz de la cámara del Doogee T5

Conclusión

Un dispositivo único este Doogee T5, ya que ofrece opciones que no son muy habituales y le hacen distinto, como por ejemplo la protección frente al agua y polvo y la posibilidad de cambiar la carcasa y los laterales, con una manipulación algo más compleja de lo habitual. Un buen rendimiento está presente, y la amplia autonomía es algo especialmente destacable en el terminal.

No todo es positivo, ya que por ejemplo es algo más pesado de lo que se espera y la pantalla no ofrece la mejor de las resoluciones, pero en conjunto el Doogee T5 es un modelo que para los amantes de la naturaleza o los que no son muy cuidadosos se convierte en una excelente opción de compra ya que no es especialmente caro pues apenas supera los 200 euros (aquí puedes encontrar una posibilidad) y no desentona especialmente en apartado alguno.

Lo mejor

  • Incluye protección IP67
  • Amplia autonomía
  • Rendimiento adecuado y fluido

Lo peor

  • Algo pesado
  • Pantalla de resolución 720p
  • La cámara baja su calidad con poca luminosidad

Puntuación de DooGee T5


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.

1 opinión
  1. Llumac 0
    22 Oct, 16 12:14
    7/10 Existe la versión Doogee T5 Lite

    Versión Doogee T5 Lite Smartphone 4G, Android 6.0, Pantalla IPS 5.0” HD, MTK6735 Quad Core 1,0 GHz. 2GB/16GB, Brújula, OTG, GPS, WiFi
    desde 90€ en algunos portales.