Precisamente en el día que hemos conocido que los ataques de ransomware son más numerosos que nunca, hemos podido saber también que este aumento está llevando también a máximos la contratación de ciberseguros, que precisamente buscan defenderse de estas amenazas. Se trata de una respuesta lógica, ya que los usuarios buscan con estas contrataciones protegerse de este tipo de ataques.