La tarjeta SIM ha acompañado a nuestros teléfonos móviles primero, y a nuestros teléfonos inteligentes después, desde hace ya tres décadas. La eSIM es una tecnología presente en el mercado desde hace años, pero que todavía tiene mucho recorrido, ya que los móviles en los que está presente son minoría. Algo que no ocurrirá así a finales de esta década.

Esta plataforma de conectividad está presente tanto en smartphones como en smartwatches de última generación, aunque normalmente lo están en modelos de alta gama. Eso cambiará en los próximos años, con un panorama donde la adopción de este sistema será mayoritario.

La eSIM crecerá a dos dígitos en los próximos años

Y es que como sabéis, la eSIM actualmente aunque está disponible en la mayoría de móviles de alta gama, no está extendida entre todos los operadores. Hemos conocido incluso algunos en los últimos meses que han tenido que dar marcha atrás y dejar de ofrecerla por problemas técnicos. Estas dificultades son las que están llevando a que esta tecnología esté tardando en ser mayoritaria en el mercado, acabando con la SIM física.

eSIM

Ahora los datos facilitados por la consultora Counterpoint Research, desvelan que esta tecnología de SIM virtual será mayoritaria en 2030, cuando casi el 70% de los dispositivos serán compatibles con ella. En total, se espera que desde ahora hasta el año 2030, sean más de nueve mil millones los dispositivos que se vendan con esta capacidad para funcionar con tarjetas SIM virtuales.

Para los analistas, el lanzamiento del iPhone con compatibilidad para eSIM en 2022 ha supuesto el punto de inflexión de esta tecnología en el mercado, que aunque ya estaba presente, no ha sido hasta entonces cuando ha cogido impulso. Por tanto se espera que entre 2024 y 2030 este mercado de dispositivos compatibles con eSIM crezca a una tasa compuesta anual del 22%.

Según los analistas, Ahora el mercado ha entrado en una fase de «híper crecimiento» que se extenderá hasta el año 2028, será a partir de entonces cuando se considere esta tecnología totalmente integrada en el mercado.

La iSIM será mayoritaria en 2030

Cuando hablamos de eSIM lo hacemos de la primera tecnología de conectividad móvil virtual disponible en el mercado. Pero esta ya tiene un sucesor, que es la iSIM, ya presente en el mercado, pero con mucha menos presencia en los dispositivos. Esta nueva tecnología comenzará a tener peso dentro de dos o tres años, y será mayoritaria en el mercado de dispositivos compatibles para 2030. Su crecimiento será aún más rápido, alcanzando tasas de crecimiento compuesto anual del 160% entre 2024 y 2030.

eSIM

Esta tecnología de iSIM se diferencia de la eSIM en que no necesita chips adicionales para poder gestionar su uso, como sí es necesario con la eSIM. Y por tanto, se evita tener que contar con componentes adicionales para poder gestionarla. Es la evolución de la actual eSIM y como vemos en el gráfico, su alcance será de dos mil millones de dispositivos a finales de esta década, frente a los poco más de mil millones de la eSIM, por lo que terminará siendo el estándar más extendido para el año 2030. Para entonces los sistemas tradicionales de SIM serán residuales, y habrán sido totalmente desplazados por los métodos virtuales, ya sea de primera o segunda generación.

Los smartphones liderarán su adopción

Como es lógico, nuestros smartphones serán los primeros en adoptar esta tecnología durante los próximos años, y por tanto serán el principal vehículo de expansión de esta tecnología. Pero habrá otros muchos dispositivos que se beneficien de esta nueva tecnología, como por ejemplo los vehículos eléctricos, drones, routers, ordenadores o dispositivos de realidad virtual y mixta, y será todo este conjunto el que disparará la adopción de la tecnología de SIM virtual mixta.