Alcatel A5 LED

Análisis del Alcatel A5 LED

Valoración: 6,5 de 10

Sello de puntuación 6No todos los smartphones buscan destacar de la misma forma. La inmensa mayoría lo hacen mediante las opciones habituales, como es el hardware o, en su defecto, llamando la atención por un diseño que se sale de lo normal. Pues bien, el Alcatel A5 LED es un modelo que no va por ninguno de estos dos caminos ya que resulta diferencial por su carcasa trasera. Os contamos esto y otros detalles en el análisis de este dispositivo Android.

Lo cierto es que es muy curioso lo que ofrece el Alcatel A5 LED en la parte posterior. Tras la carcasa, que se puede retirar, se esconden una serie de LEDs que, como este elemento es semitransparente, permite ver cuándo se iluminan. Y, por lo tanto, se da un toque distinto y llamativo al dispositivo. Además, gracias a una aplicación, es posible controlar el funcionamiento que ofrece, adaptándolo a lo que mejor encaja con cada usuario. Ya contamos más adelante todo lo que es posible realizar y configurar.

En lo que tiene que ver con el sistema operativo, el Alcatel A5 LED no llega con Nougat, y se queda con Marshmallow. Lo cierto es que el funcionamiento es bueno y por esta razón no se deja de disfrutar de aplicación alguna, pero lo ideal es que la versión Android 7.0 hubiera sido la elegida para este dispositivo para estar bien actualizado. Por cierto, que la personalización sin ser especialmente intrusiva en lo que tiene que ver con los procesos, sí que cambia algunos de los iconos habituales en el desarrollo de Google, pero, eso sí, existe muy poco bloatware, lo que es todo un acierto para que se tenga una experiencia de uso muy cercana a Android “puro”.

Imagen posterior del Alcatel A5 LED

Sin más pasamos a indicar lo que hemos conseguido en el análisis del Alcatel A5 LED, un modelo distinto y que tiene un hardware contenido, pero que es suficiente (por lo tanto, no hay que caer en la tentación de compararlo con terminales de gama alta o los que se consideran Premium de la media, como pueden ser el Samsung Galaxy S8 en el primero de los casos y el Honor 8 en el segundo).

Diseño

Estéticamente este ofrece un acabado en plástico que no queda mal, pero que no le hace destacar (exceptuando por lo comentado de la carcasa trasera, que le hace distinguirse frente a la competencia. Eso sí, de grosor anda bastante bien . Un detalle: el grosor del Alcatel A5 LED es de unos  8 milímetros, lo que es una buena señal.

En la mano el Alcatel A5 LED resulta cómodo, lo que se debe especialmente a tener unas dimensiones contenidas ya que su pantalla no es grande, y el frontal cumple, ya que el aprovechamiento es del 70% más o menos. Un detalle a indicar es que los botones de control del sistema operativo están situados en la parte inferior –son retroiluminados-, sin estar en el panel, lo que permite dar uso por completo a las 5,2 pulgadas. En la parte superior, llama la atención a simple vista la inclusión de un flash para la cámara delantera.

Lateral del Alcatel A5 LED

En el lateral derecho están los botones hardware de control de volumen y encendido, que son algo finos para nuestro gusto y que bailan un poco, pero no es algo desastroso. Sí que nos ha gustado su resistencia a la presión y que uno de ellos (el segundo que hemos mencionado) tiene un acabado distinto para ser reconocido sin mirar.  El lateral derecho está completamente limpio, ya que las tarjetas se insertan en la parte trasera cuando se retira la tapa –algo que no es especialmente complicado-. Arriba, el puerto de auriculares, y abajo los altavoces y el puerto microUSB, por lo que no se da el salto con el Alcatel A5 LED a tipo C. Por cierto, la solidez que demuestra en este lugar el smartphone es muy alta, lo que le hace ser bastante resistente.

Esquinas del Alcatel A5 LED

En la parte posterior está la cámara (arriba a la izquierda) que no sobresale, ya que queda hundida con la carcasa y, por lo tanto, no hay miedo a las ralladuras. Aparte de esto, poco hay en esta ubicación más allá del logotipo de la marca. El acabado, con gran cantidad de círculos favorece al aspecto que queda cuando los LEDs se iluminan.

En definitiva, un modelo cómodo, que no es el más atractivo que hemos visto (dejando a un lado lo comentado de los LEDs) y que no desentona en su segmento del mercado. Cumple sin problemas el Alcatel A5 LED.

Alcatel A5 LED con carcasa quitada

Pantalla

Este es uno de los apartados en los que creemos que pueden existir mejoras –ya que el SoC permite alcanzar Full HD-, pero también estas implicaría un precio mayor. El caso, es que el panel IPS de 5,2 pulgadas que ofrece el Alcatel A5 LED muestra imágenes con una calidad máxima de 720p (por lo tanto, la densidad de píxeles se queda en 282 ppp). Es decir, que como comprobamos, ofrece una experiencia visual solvente, pero muy poco más.

La definición es correcta, y nos ha sorprendido un poco la potencia del brillo (que, sin ser espectacular, sí mejora las previsiones que se tienen). Los colores se representan bien, pero en ocasiones nos ha parecido que tienden a ser cálidos en exceso. Eso sí, la respuesta táctil es excelente, por lo que aquí no hay problema alguno. Por cierto, si eres un maniático de las huellas, estas se quedan bastante marcadas en el cristal, algo que se ve claramente cuando esta se encuentra apagada.

Pantalla del Alcatel A5 LED

Los marcos laterales no son nada del otro mundo, por lo que el buen aprovechamiento del frontal se debe a que el superior e inferior son menores de lo esperado (en especial el segundo, debido a la inclusión de los botones). Aparte, hay que destacar que por software se incluyen algunas herramientas que permiten personalizar el uso del componente del Alcatel A5 LED, como por ejemplo el ajuste automático del brillo (algo lento, todo hay que decirlo) o la inclusión de Miravision, que adapta la forma en la que se muestran las imágenes. Por cierto, el giro de la interfaz también se puede establecer cómo se comporta en los Ajustes.

En conjunto, la pantalla responde y permite ver los contenidos de las webs sin especiales problemas, así como películas con resoluciones altas, pero no hay que esperar milagros de este componente, ya que simplemente, cumple (y este adjetivo ya comienza a ser habitual en el análisis del Alcatel A5 LED).

Rendimiento

Teniendo en cuenta la gama a la que pertenece el Alcatel A5 LED, hay que decir que no queda especialmente mal parado en lo que tiene que ver con la capacidad en conjunto que ofrece a la hora de ejecutar aplicaciones y el propio sistema operativo. El caso, es que en el interior del teléfono hay un procesador MediaTek MT-6753 de ocho núcleos que trabaja a una frecuencia máxima de 1,3 GHz (cortex-A53). A este le acompañan una GPU Mali-T720MP3 y 2 GB de RAM. Una configuración que hemos visto bastante en el 2016 y que parece que perdura en este 2017 para modelos como este que analizamos.

Resultado Basemark Alcatel A5 LED

Permite una experiencia de uso correcta con Android Marshmallow, pero en ocasiones se nota cierta “fatiga” cuando se le exige mucha velocidad, especialmente cuando se tiene más de tres o cuatro aplicaciones funcionando de forma activa. Con los juegos, nada de alardes: no tendrás problemas al utilizar Clash Royal, pero si los gráficos en tres dimensiones están presentes, el Alcatel A5 LED sufre un poco para mostrar una fluidez alta.

Estos son algunos ejemplos de lo que consigue el Alcatel A5 LED en las pruebas de rendimiento sintéticas que habitualmente utilizamos en MovilZona:

El almacenamiento nos ha convencido por su rendimiento, superior a lo que en un principio se podía esperar, y siendo de 16 GB es correcta en cantidad… que se puede ampliar con el uso de tarjetas microSD. En cuanto a la conectividad, no le falta acceso a redes LTE (Cat.4) a este Alcatel A5 LED, y la potencia de su WiFi también ha superado nuestras expectativas. De lector de huellas, nada de nada –pero tampoco lo esperábamos, todo hay que decirlo-.

La autonomía es un apartado curioso en el Alcatel A5 LED, ya que la batería alcanza un amperaje de 2.800 mAh, que con los componentes indicados no está del todo mal. En condiciones normales aguantar un día de uso es más que posible, pero en ocasiones hemos tenido que poner a cargar antes el dispositivo ya que se nota cierta caída cuando hay muchos procesos abiertos. Pero esto es algo puntual. En líneas generales, cumple perfectamente el terminal y con la pantalla encendida llegar a algo más de cinco horas es lo habitual.

Autonomía del Alcatel A5 LED

El procesador no permite el uso de tecnologías Pump Express de MediaTek para la recarga rápida, por lo que esta no se encuentra en el Alcatel A5 LED. Comprobamos que la recarga completa desde el 15 al 100% lleva un tiempo de unas dos hora y 10 minutos, dependiendo si se da o no uso al dispositivo mientras esto se realiza.

Carcasa LED, elemento diferencial

Este elemento es lo que hace completamente distinto al Alcatel A5 LED respecto a otros modelos del mercado. Aparte de impactar visualmente, esta opción también ofrece utilidad ya que se pueden ver letras iluminadas que nos permiten conocer la notificación que tenemos pendiente (por ejemplo, la “W” quiere decir que hay na mensaje de WhatsApp que no se ha leído). También en las llamadas de un contacto se ilumina la carcasa, con un diseño personalizado dependiendo de quien sea.

Carcasa iluminada del Alcatel A5 LED

Todo esto se controla con dos aplicaciones. Una de ellas es Color Catcher, que es la que se usa para crear temas (aunque, en nuestro caso, creemos que con lo incluido en el Alcatel A5 LED es más que suficiente, la verdad, pero no está de más el poder dar rienda suelta a la imaginación). La otra aplicación es Light Show, y esta es más importante ya que con ella se establece la forma en la que se ilumina la carcasa, seleccionando la animación en cada caso. Así, se puede configurar qué es lo que se muestra al agitar el terminal. Tiene un apartado de Ajustes mediante deslizadores. Lo cierto es que es sencillo y la implementación nos ha gustado bastante.

En cuanto al impacto en el funcionamiento, hay que decir que en lo que tiene que ver con el rendimiento, este es inapreciable. Mientras que, evidentemente, si se abusa del uso de los LEDs, la autonomía se ve ligeramente penalizada… pero, al utilizar el Alcatel A5 LED, descubrimos que esto no es algo desastroso, ni mucho menos.

Cámara

En este apartado el Alcatel A5 LED es un modelo que sirve para conseguir tomas que permiten recordar momentos clave y que ofrecen una calidad suficiente para redes sociales, pero no es posible conseguir fotos “para enmarcar”. En este caso, tampoco es que lo pretenda ya que el hardware disponible es de un sensor de 8 megapíxeles como principal (F:2.0) y, el propio para los selfies, se sitúa en los 5 Mpx. Por lo tanto, más o menos ya se intuyen las cotas de calidad que es posible alcanzar.

Cámara del Alcatel A5 LED

Y, lo cierto, es que teniendo esto claro hay que decir que el Alcatel A5 LED no defrauda… y tampoco sorprende. Cuando la luz es adecuada, es posible hacer unas fotos más que correctas, sin exceso ruido. Pero cuando hay poca luz, los resultados bajan sensiblemente de calidad, igual que ocurre si la incidencia lumínica es intensa. Esto, principalmente, ocurre debido a un rango dinámico que no es especialmente amplio, lo que por otro lado es lógico. Un detalle positivo: el flash de doble tono es muy potente, y el que se ha integrado en el frontal ayuda –y mucho-con los selfies cuando hay poca luz.

Zoom del Alcatel A5 LED

A continuación, dejamos algunos ejemplos de lo que es posible conseguir con el Alcatel A5 LED, donde encontramos unos elementos que enfocan algo más rápido de lo esperado:

Si resumimos lo que hemos encontrado en lo referente a la fotografía, hay que decir que se consigue exactamente lo que se espera del Alcatel A5 LED, incluso a la hora de grabar vídeos (a una calidad máxima de 1080p). Por cierto, que la aplicación cámara ofrece algunas modificaciones respecto a la propia de Android, y estas son interesantes, en especial en lo que tiene que ver con el poder variar de forma rápida y manual el control de la luz.

Conclusión

Si buscas un terminal curioso y diferente, este Alcatel A5 LED es una opción ya que los LEDs de la parte trasera hacen que sea distinto. No desentona en el rendimiento más de lo esperado, pero tampoco destaca frente a su competencia. Con una autonomía bastante decente y un sonido que no está mal, este modelo por curioso y atrevido, hay que destacarlo.

Acabado en plástico y con Android Marshmallow, algo que no nos ha convencido mucho, el terminal hubiera cumplido mucho mejor con un panel Full HD. La inclusión de un flash frontal se agradece en los selfies, pero su cámara trasera no permite grandes alardes a la hora de hacer fotografías.

Lo mejor

  • Carcasa trasera con LED muy atractiva
  • La cámara frontal incluye flash

Lo peor

  • Cámara trasera mejorable
  • No incluye puerto USB tipo C
  • Sistema operativo Android Marshmallow

Puntuación del Alcatel A5 LED


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.

1 opinión
  1. Félix M. 0
    24 May, 17 11:07
    10/10 A5 LED

    Muy interesante la review! Está claro que por lo que más destaca este smartphone es por la carcasa luminosa. Sin embargo, tras leer la reseña, veo que no se queda sólo en eso sino que su rendimiento es bastante bueno y no defrauda, superando incluso las expectativas en muchos casos. La verdad es que es una propuesta a tener en cuenta como móvil diferente y con una buena relación calidad-precio.