Realme 8 vs Realme 8 5G, las diferencias no están solo en la conectividad

Realme ha lanzado 3 modelos este año para comenzar a renovar su gama media, el realme 8, el realme 8 5G y el realme 8 Pro. Del último de ellos ya hemos hablado largo y tendido pero entre los dos primeros hay muchas más diferencias de las que podemos intuir por su nombre.

Cuando nos encontramos con dos versiones del mismo teléfono, una 4G y otra 5G, pensamos que lo único que cambia entre los dos es el procesador que permite conectarnos a una red o a otra. Esto no se cumple entre los dos smartphones de gama media del fabricante que cuentan con muchísimas más diferencias que semejanzas.

Aunque por el diseño puedan parecer iguales, realmente solo son un par de cosas las que tienen en común, como comprobarás en esta comparativa entre el realme 8 y el realme 8 5G.

Apenas un par de semejanzas entre el Realme 8 y el Realme 8 5G

realme 8

De las pocas semejanzas que vamos a encontrar entre los dos smartphones está el diseño. Tanto uno como otro apuestan por unas líneas y formas casi idénticas, donde en la parte delantera tenemos una pantalla perforada para alojar una cámara frontal. En ambos casos se ubica en la esquina superior izquierda. Lo mismo pasa con el encapsulado de cámara trasera que se sitúa, junto con el flash, en la esquina superior izquierda de la carcasa posterior. Eso sí, no te dejes engañar, si te fijas bien verás que no tienen los mismos sensores.

Los dos móviles también comparten compatibilidad con tarjetas MicroSD, Bluetooth 5.0, NFC y GPS gobernado por el mismo sistema operativo, con Realme UI 2.0 funcionando sobre Android 11. Pero quizá la mayor similitud entre el realme 8 y el realme 8 5G esté en que ambos montan una batería de la misma capacidad, alcanzando los 5.000 mAh. No obstante la autonomía de un móvil y otro, dados sus cambios en procesador y pantalla, son muy diferentes.

Todas las diferencias entre los móviles de Realme

realme 8

Viendo las pocas semejanzas que hay entre el realme 8 y el realme 8 5G, es de imaginar que las diferencias serán muchas. Hay unas fundamentales, como la pantalla y su tecnología, la conectividad -determinada por el procesador- y las cámaras, que cambian radicalmente.

Pero si observamos cada uno de los teléfonos, encontramos muchas especificaciones que varían entre cada uno de ellos.

Pantallas totalmente distintas

El realme 8 tiene una pantalla de menor tamaño, pero mejor calidad. Monta un panel SuperAMOLED de 6,4 pulgadas con resolución FullHD+ y tasa de refresco de 60 Hz donde también hay que destacar un brillo máximo de 1000 nits. En el lado contrario, el modelo 5G tiene más pantalla, pero de peor calidad, pues luce tecnología IPS. A cambio tenemos un tamaño de 6,52 pulgadas con la misma resolución Full HD+ y una mayor tasa de refresco que permite navegar y jugar con una mayor fluidez gracias a sus 90 Hz. Lamentablemente, el brillo de este panel es de casi la mitad, de 600 nits.

Procesador y conectividad

Sabemos que un modelo es 4G y otro compatible con redes 5G de doble banda, es decir, tanto SA como NSA. Esto se debe al cambio en el procesador que encontramos en cada uno de los teléfonos de realme.

En los dos teléfonos Mediatek es el responsable de asegurar la potencia del conjunto pero la diferencia está en que en el realme 8 nos topamos con un Mediatek Helio G95, acompañado de 4 GB de RAM. En el modelo 5G tenemos el famoso chipset de rango medio Dimensity 700 que ofrece un rendimiento similar pero, lo más importante, un módem 5G. En este caso la memoria RAM es de 4 o 6 GB.

Otra de las diferencias que podemos localizar entre los dos teléfonos está en el almacenamiento pues solo podemos comprar el primero de ellos con 64 GB mientras que el 5G también se vende con 128 GB. Además, en los dos casos podemos usar una tarjeta MicroSD para ampliar esta memora ROM de serie

Cámaras de 4 y 3 sensores

realme 8 5G

Pasando al apartado fotográfico también nos encontramos con infinidad de cambios.

Por ejemplo, la cámara frontal que se esconde bajo un mismo agujero perforado en la pantalla, es de 16 MP en el modelo 4G, con apertura f/2.45, mientras que en el móvil 5G es de la mitad de resolución, con apertura f/2.0.

Pero la gran diferencia está detrás, donde el realme 8 monta cuatro lentes con un sensor principal de 64 MP y apertura f/1.79, una lente gran angular de 8 MP y apertura focal f/2.25, un sensor macro de 2 MP y apertura f/2.4 y un último sensor monocromo de 2 MP y apertura focal f/2.4. El realme 8 5G pierde un sensor y solo monta 3 cámaras, siendo la principal de 48 MP con f/1.8, la segunda una lente macro de 2  MP con f/2.4 y la tercera una cámara monocromática de misma resolución y apertura.

Eso sí, los dos modelos pueden grabar clips de vídeo en 4K.

Otras diferencias

Hay otras diferencias secundarias entre los dos teléfonos que también pueden influir a la hora de decidirse por un modelo u otro, independientemente de las ya citadas.

  • Carga rápida: El modelo 4G carga más rápidamente su celda de 5.000 mAh gracias a su tecnología de 30W, frente a la de 18W del modelo 5G
  • Colores: Mientras que el realme 8 se vende en color negro y plata, la versión compatible con redes 5G llega a las tiendas en color gris y dorado.
  • Lector de huellas: El realme 8 aprovecha el montar una pantalla con tecnología AMOLED para ubicar el sensor de huellas bajo la pantalla mientras que el realme 8 5G se ve obligado a trasladarlo al lateral del dispositivo.
  • Dimensiones: El realme 8 5G, dado que tiene un panel más pequeño, es de medidas más reducidas y un peso más ligero, con una dimensiones de 160,6 x 73,9 x 7,99 milímetros y un peso de 177 gramos. Por su parte el 5G cuenta con 162,5 x 74,8 x 8,5 milímetros y 185 gramos de peso.

La elección no depende solo de la conectividad

realme 8 5G

Sin fijarnos en el precio, aquí hay una característica clave para elegir entre un móvil u otro, que es la conectividad 5G. Si para ti es imprescindible no hay discusión, deberás comprar ese modelo pues el otro no es compatible con las nuevas redes. Sin embargo, si donde usas el smartphone no hay cobertura 5G o, aunque la hubiera, no necesitas aun un smartphone compatible con el nuevo estándar de comunicaciones, parece bastante claro que el realme 8 estándar ofrece un mejor conjunto de especificaciones.

Tiene mejor pantalla pues, a pesar de tener menos tamaño y tasa de refresco, presume de tecnología AMOLED y un brillo superior que, además, va a repercutir positivamente en la duración de la batería que, por si fuera poco, tiene una mayor velocidad de carga. Esto, sumado a una cámara de mayor calidad y versatilidad y un procesador de rendimiento similar, decanta la balanza en contra del modelo 5G.

Aparte de todo esto, hay que tener en cuenta el precio de cada uno. El modelo 5G se puede comprar por 199 o 249 euros según el modelo escogido, si es de 4+ 64 GB o de 6 + 128 GB. En el caso del realme 8 LTE solo lo podemos comprar con 4 + 64 GB por 199 euros.