Móviles con carga ultra rápida o con más batería, ¿qué es más importante?

La evolución de las baterías en los móviles ha sido muy importante en los últimos años, tanto es así que hemos pasado de no llegar al final del día en la mayoría de las ocasiones a ser algo mucho más factible. Sin embargo, no todas las marcas ni smartphones nos ofrecen lo mismo y hay quienes prefieren optar por una carga rápida o una mejor batería, lo que pone en duda la decisión de los usuarios.

Sabemos lo complicado que puede llegar a ser decidirnos por un smartphone y el tema de la batería será uno de esos aspectos que darán que pensar. Para tratar de resolver esta gran duda, vamos a poner sobre una balanza lo mejor y lo peor de cada una de estas ventajas, lo que nos hará replantearnos lo que preferimos con las conclusiones ante nosotros.

Puntos fuertes y flacos de un móvil con mejor carga rápida

Esta tecnología que ha llegado a cambiar nuestros hábitos de uso del móvil nos ofrece cargar el móvil por completo en unos tiempos que anteriormente eran inimaginables. Tan solo necesitamos en muchos casos unos pocos minutos junto al cargador y un enchufe para pasar de tener un 20% de batería a tener el móvil prácticamente lleno, lo que nos ofrece continuar con nuestro día sin temor a que se nos apague sin batería.

carga rapida oppo reno4

Sin embargo, una carga rápida unida a una batería «mediocre» nos obligará a llevar siempre con nosotros el cargador original o compatible con esta carga rápida, tener un enchufe cerca y vivir pendientes del porcentaje de batería que tenemos. La escasez de autonomía seguirá siendo un problema que la carga rápida no puede a paliar y quizás no sea lo que necesitamos.

Porque sí y porque no pensar en móvil con más batería

En lugar de una gran carga rápida, hay smartphones que presumen de una batería tan grande como para tener autonomía suficiente varios días, esto por supuesto dependerá del uso cada usuario, aunque supera con creces lo que nos ofrecen otros modelos. De este modo podemos salir de casa sin preocuparnos por cargar el móvil, llegará la hora de dormir y aún tendremos capacidad para seguir adelante.

Esto por otro lado significa que tendremos que cargar con un móvil de mayor grosor y peso, pues la batería requiere de su espacio. Además, estaremos perdiendo la posibilidad de en caso de necesitarlo, cargarlo rápidamente y si algún día nos confiamos en tener suficiente batería, podemos llevarnos un sorpresa si tenemos que usar más la cámara o el GPS.

La solución: encontrar el equilibrio

La mejor alternativa ante estas dudas es la que permite tratar de encontrar un smartphone que nos ofrezca una carga rápida a la altura y una autonomía más que suficiente para acabar el día, algo que los fabricantes tratan de conseguir en todas sus gamas y precios. Para la mayoría de usuarios es tan importante poder salir de casa sin el cargador, como que en caso de emergencia un extra de batería nos venga bien y para ello es muy importante conocer los tipos de carga rápida en los móviles para conocer las posibilidades de cada tecnología según la marca.