Tu Samsung te permite conectarte a redes Wi-Fi públicas sin miedo. ¿Cómo?

En la actualidad vivimos la mayor parte de nuestros días conectados a Internet, ya que se ha transformado en una de las herramientas imprescindibles en diferentes ámbitos: trabajar, estudiar, hablar con la gente o puro entretenimiento. Además, a esto hay que sumarle que la mayor parte de estas acciones, incluida la de trabajar, la hacemos gracias a contar con un dispositivo móvil.

Por ello, es normal que los usuarios no vayamos preocupando cada vez más sobre la seguridad de nuestros terminales al usar una red, puesto que no queremos que nadie tenga acceso a nuestros datos y mucho menos que invadan nuestra privacidad. Y es que, en ocasiones, hay personas que se despreocupan por completo de esto y se conectan a todo tipo de conexiones públicas y sin contraseñas, que podría llegar a dar un disgusto a cualquiera.

compartir wifi samsung

El verdadero peligro de las redes públicas

Cada año, el número de dispositivos móviles siguen aumentando, lo que implica a su vez que cada vez más se ha ido convirtiendo en una parte fundamental para nosotros. Donde vamos recopilado todas nuestras fotos, archivos y mensajes de texto. Y es precisamente por esto que, en ocasiones, al quedarnos sin la posibilidad de ver cualquier tipo de vídeo en algún lugar como una cafetería, centro comercial o bar, optamos por utilizar la red pública del sitio sin importar las posibles consecuencias.

Por si no lo sabías, acceder a Internet a través de estos Wi-Fi puede que todos nuestros datos dejen de estar totalmente a salvo de los hackers o usuarios malintencionados. Y es que, en la mayor parte de los casos, es imposible conocer quién está detrás de esa conexión, quién la ha configurado y quién más se encuentra conectado a ella, facilitando la posibilidad de que otras personas que no conocemos puedan acceder a las contraseñas o a otra información delicada en nuestro terminal sin nosotros saberlo.

La red segura de Samsung

Por la razón que os hemos comentado anteriormente, la compañía coreana decidió implementar una función extra en sus dispositivos móviles con el objetivo de mantenerlos a salvo siempre que se conecten a una conexión que desconocen y de la cual dudan. Por ello, os vamos a presentar la plataforma de seguridad que ha ido perfeccionando con el paso de los años Samsung, conocida como Knox, con la que proporciona una mayor privacidad y seguridad a sus móviles.

WiFi segura Samsung

Un modo seguro diseñado con el objetivo de que nuestro terminal no sea vulnerado así de fácil. Puesto que es habitual ver cómo millones de usuarios se quejan de que sus dispositivos han sido una puerta abierta para los hackers y no han podido hacer nada para evitarlo. Es por eso que con Knox se logra asegurar nuestro dispositivo Samsung desde el primer momento en el que se enciende, sin tener que llegar a contar con VPN o algún tipo de antivirus.

Aunque lo ideal sería no tener que acceder a una conexión inalámbrica pública y tirar de los datos que tenemos en nuestros smartphone gracias a las tarifas de los diferentes operadores. Pero, esto no siempre resulta tan fácil. Pueden darse diferentes motivos que nos llevan a escoger esta opción. Como el hecho de haber gastados todos nuestros datos o no tener en ese momento una cobertura lo suficientemente buena para algo que queremos buscar o hacer.

Por tanto, si necesitamos acceder a una conexión sin contraseña lo mejor, y también necesario, será tomar algunas medidas o precauciones para evitar que criminales accedan a nuestro teléfono con facilidad. Si en tu caso cuentas con un móvil de Samsung, lo tendrás mucho más sencillo gracias al modo Wi-Fi segura que tiene en sus terminales. Puesto que han visto como las diferentes amenazas a nuestra privacidad y seguridad han ido evolucionando a un ritmo muy elevado, y por eso, decidieron tomar cartas en el asunto.

WiFi segura Samsung

Con esta función, conseguiremos tener una navegación diaria y constante, ya que la Wi-Fi segura es capaz de encriptar el tráfico saliente de Internet. Además, de que puede llegar a deshabilitar el seguimiento de distintas aplicaciones y sitios web. Permitiéndonos navegar por Internet de la forma más segura posible, aunque estemos utilizando conexiones inalámbricas públicas, por lo que podremos hacerlo sin temor a posibles violaciones de seguridad.

Si quieres utilizarla, tendrás que entrar en Ajustes > Datos biométricos y seguridad (aunque podría variar dependiendo del modelo que tengamos). Dentro, buscaremos esta funcionalidad. En ella, nos saldrá un botón que indica Proteger, aunque también podremos establecer que aplicaciones de nuestro móvil queremos proteger al utilizar esta herramienta. Una vez pulsamos en la opción de Proteger, estaremos totalmente a salvo al usar una conexión inalámbrica pública.

Las limitaciones de esta función de Samsung

Aunque, como toda herramienta o funcionalidad, siempre existen diferentes limitaciones por las que no podremos usarlas tal y cómo nos gustaría. Y en este caso, también encontramos que la disponibilidad de la función de Wi-Fi segura del fabricante coreano puede variar según el país del que sea dicho terminal, el operador o incluso el entorno de red. Además, de que es posible que no sea compatible con todos sus terminales. Y eso no es todo, puesto que Samsung solo nos ofrecen 250 MB gratuitos. Por lo que, si gastamos más, se podrán aplicar tarifas adicionales según su uso.

WiFi segura Samsung

Es por eso, que también nos da la posibilidad de cambiar el plan de datos para esta funcionalidad, teniendo dos posibilidades: 1 mes sin límites por 1,99 euros o 24 horas sin límite por 0,99 euros. Si eres de esas personas que utiliza una conexión inalámbrica abierta para revisar el correo o mandar algún mensaje rápido, los 250 MB serán más que suficientes. El problema está en que, si las usamos para ver algún vídeo como en YouTube, se nos quedarán muy cortos.

Otras formas de proteger el móvil en redes públicas

Si cuentan con un terminal de esta marca que sea más o menos nuevo, seguramente entre tus ajustes saldrá esta funcionalidad. Pero, si este no es tu caso, también os dejaremos otros métodos para que podáis usar de una manera más segura las conexiones abiertas y contraseñas que nos podemos encontrar en centros comerciales, hoteles, etc.

Por ello, os presentamos tres técnicas que te darán la posibilidad de conectarte a Internet desde tu móvil de una forma más protegida. Por lo que os recomendamos que prestéis mucha atención, si el día de mañana queréis contar con una gran seguridad cuando naveguéis por Internet a través de una conexión pública o de la que tengáis serias dudas. Incluso, os servirá para navegar de forma más segura con la propia Wi-Fi de vuestro hogar.

Desde hace algún tiempo que existe la posibilidad de contar con este tipo tecnología que nos permite navegar de forma anónima. Es decir, con ella podremos encriptar la información que enviamos por Internet y así ocultar nuestra IP. Esta tecnología se conoce como VPN (Virtual Private Network) o Red Privada Virtual, con la que podrás conectar tu móvil a Internet de una manera más a salvo de usuarios malintencionados.

VPN

Y es que con una VPN conectas tu dispositivo a través de un “túnel”. Por él, se mueve la información y archivos, pero siempre estarán protegidos de hackers. Este es un recurso muy recomendado para quienes manejan información sensible y para que puedas defender todo lo aquello que envíes a través de Internet.

Por otro lado, algunos navegadores tienen la posibilidad de saber si en las páginas webs que entramos cuentan con HTTPS. Uno de ellos es Google Chrome, que desde hace un tiempo nos permite conocer si dicha web posee un protocolo de conexión HTTP (que no es seguro) o un protocolo de conexión HTTPS, el cual si lo es. Aunque, está claro que, si nos conectamos a una de confianza como la de nuestra casa, lo más seguro es que no tengamos que recurrir a este método. Por lo que solamente tendremos que optar por esta opción cuando vayamos a acceder a una inalámbrica que no sea de confianza o pública.

También tenéis que tener en cuenta que, después de conectarnos a una red como la de un un hotel o cafetería, es recomendable borrar toda su información. Es decir, eliminar dicha conexión del listado de redes que ha memorizado nuestro terminal. Puesto que Android suele almacenar todas esas conexiones WiFi a las que nos hemos ido conectado con el paso del tiempo, así como sus contraseñas. Para hacerlo posible, deberemos entrar en Ajustes > acceder al apartado de WiFi y buscar sus propios ajustes o menú > Redes guardadas. Una vez hayamos llegado hasta aquí, elimina todas aquellas que no vas a utilizar nunca más.