Trucos para sacar las mejores fotos con el modo retrato

Móviles

El mundo de la fotografía es muy amplio, y tomar buenas capturas no es una tarea ni mucho menos sencilla. Hay que tener un montón de factores en cuenta a la hora de capturar un paisaje, una persona o un objeto, los cuales decantarán el resultado final de nuestra foto. En el caso del modo retrato, que se ha convertido en un básico para las cámaras de los dispositivos de gama media y alta, existen ciertos trucos para lograr la fotografía perfecta.

Como decimos, el moto retrato ha alcanzado una gran popularidad desde que fue incluido por primera vez en el iPhone 7 Plus. La principal característica de este modo es el efecto de desenfoque que aplica directamente el móvil, también llamado efecto bokeh. Este efecto enfoca nítidamente al sujeto y a la vez crea un efecto de profundidad de campo que hace que el resto de los elementos de la imagen se muestren sobre un fondo difuminado.

Diferencias del modo retrato y otros modos

Tener una cámara con grandes prestaciones en nuestro teléfono nos garantiza sacar buenas fotografías. De hecho, siempre que tomamos una foto normal, los parámetros se ajustan automáticamente para conseguir la mayor calidad posible. En el caso del modo retrato, a diferencia de otros modos, sigue otro modus operandi cuando se toma una fotografía. En primer lugar, es uno de los pocos modos en los que tú mismo debes elegir correctamente la luz, el encuadre del sujeto, el paisaje… Esto quiere decir que un mejor o peor resultado final depende de ti.

Para entenderlo mejor, si lo comparamos con el modo automático, el modo noche o la foto panorámica (en el caso de que el móvil disponga de estas herramientas), siempre tomaremos correctamente las fotografías, aunque no es del todo así. Como decíamos, en estos modos la cámara del móvil ajusta automáticamente los mejores parámetros para obtener imágenes de gran calidad, lo que siempre es de agradecer. Sin embargo, siempre se pueden conseguir mejores resultados.

Las claves del modo retrato

Apertura

Si nos fijamos en las especificaciones de nuestra cámara, el número de megapixeles de cada sensor viene acompañado por una “f” seguida de un número, normalmente acompañado de algún decimal. Este valor hace referencia a la apertura del sensor, es decir, la capacidad que tiene para dejar pasar más o menos luz a través del diafragma. En este sentido, cuanto menor sea el número que acompaña a “f”, más luz podrá pasar a través del sensor, lo que nos permitirá tomar fotografías con mayor iluminación. Por otro lado, la apertura también sirve para controlar la profundidad de campo, que es básicamente la parte de la imagen que va a aparecer enfocada. A mayor profundidad de campo, más elementos podrá enfocar, y viceversa.

Distancia

La distancia también juega un papel importante para definir la calidad de nuestra fotografía. Si vamos a utilizar el modo retrato para objetos pequeños, debemos acercarnos más (no confundir con ampliar el zoom de la imagen) para capturarlos mejor y favorecer el efecto de desenfoque. Los ideal es mantenerse a un metro o metro y medio del objetivo para garantizar un buen resultado. Por el contrario, si queremos capturar personas, objetos más grandes o paisajes, debemos alejarnos para obtener mejores resultados.

modo retrato

Iluminación

Como ya hemos dicho, la apertura es esencial para obtener una fotografía con buena luz. Ahora bien, algunos dispositivos también permiten modificar la iluminación antes de tomar la imagen. Podemos encontrar diferentes modos, como el de luz natural, de estudio o de escenario, entre otras.

Desenfoque del fondo

No todos los móviles pueden ajustar el desenfoque, pero aquellos que puedan son privilegiados. Antes de tomar una fotografía, podemos ajustar el efecto bokeh para obtener un mayor o menor efecto de profundidad. Una vez que lo hayamos ajustado, obtendremos la imagen tal y como la veíamos.

Configuración del modo retrato en cada situación

Ya hemos dicho que hay que tener en cuenta muchos factores antes de hacer una foto. En este caso, el retrato que tomemos va a depender de dónde nos encontremos, ya que no es lo mismo capturar una imagen en un sitio cerrado o abierto.

Retratos en el exterior

La clave para obtener un buen resultado en exteriores con este modo es conseguir que el primer plano destaque sobre el fondo. Es decir, si vamos a enfocar a una persona, debemos buscar un sitio en el que haya edificios en el fondo, otras personas o cualquier otro objeto para conseguir un mejor efecto bokeh. Si estos se encuentran más lejos, mejor.

Retratos nocturnos

Estarás pensando que en estos casos la solución más fácil es activar el flash o activar el modo noche. No vas mal encaminado, pero en el modo retrato las cosas funcionan de otra forma. Para empezar, lo primero es enfocar directamente a los ojos para obtener la mejor captura posible de la persona y buscar luces de fondo, como pueden ser farolas o focos. También es esencial utiliza una profundidad de campo pequeña y no abarcar un área muy grande, ya que así conseguiremos captar más luz y lograr el efecto bokeh.

retrato noche

Retratos en interiores

Si nos encontramos en el interior de alguna casa, edificio o monumento, debemos jugar en primer lugar con la luz. Lo ideal es usar la luz natural, ya que siempre la tendremos más mano. Esto significa buscar una ventana que tenga la orientación adecuada y entre suficiente luz, y si se proyecta directamente, mejor que mejor. Si nos encontramos con poca luz, siempre podemos usar la artificial, como por ejemplo una lámpara, aunque en este caso debemos ser más cautos y no sobrecargar lo que vayamos a fotografiar.

Retratos a contraluz

Puede ser la situación más difícil a la hora de tomar una foto. En cualquier caso, lo mejor es enfocar en esas zonas donde se junten varios colores intensos, o capturar solo el contorno del sujeto fotografiado. Si conseguimos proyectar la luz natural en el rostro de la persona que fotografiemos, obtendremos una foto de gran calidad. Por último, activar el flash también puede ser de gran utilidad, ya que conseguirás iluminar también la zona que no recibe luz natural.

¿Y si tu móvil no tiene modo retrato?

No todos los móviles disponen del modo retrato en su cámara. No te preocupes, ya que siempre hay soluciones para todo. Si queremos conseguir el efecto de desenfoque en nuestras fotos, podemos utilizar Google Fotos. Hay que añadir que solo se puede aplicar para retratos, valga la redundancia. Para ello, debemos seguir los siguientes pasos:

  • Abre la aplicación y selecciona la fotografía que quieras desenfocar.
  • Con la foto ya seleccionada, veremos en la parte inferior de la pantalla la opción Desenfocar fondo.
  • Pinchamos sobre el botón y automáticamente la imagen pasará de estar en modo normal a modo retrato. Google ajustará el efecto bokeh siguiendo su propio criterio, pero nosotros podremos ajustar la intensidad de forma manual desplazando la barra que ofrece.

desenfocar fondo

Escrito por Mario San Martín