¿Tu móvil tiene la pantalla quemada? Te contamos cómo solucionarlo

Móviles

Hay diferentes tipos de pantallas: LCD, LED, OLED… En el caso de las AMOLED, se trata de una de las mejores opciones que en los últimos años han incorporado los móviles de alta gama. Su frecuencia de actualización, añadida a una gran pureza de colores y un brillo excepcional lo convierten en todo un referente en cuanto a calidad de pantalla. Sin embargo, su fabricación es muy costosa, por lo que si queremos un móvil con esta tecnología deberemos rascarnos el bolsillo. Pero podemos encontrarnos con un problema que afecta a muchos dispositivos hoy en día: la pantalla quemada (no confundir con que el smartphone huela a quemado).

Además de lo dicho anteriormente, los paneles AMOLED suelen ser bastante sensibles a un problema que traían de serie los  televisores CRT, también llamados de tubo. La pantalla quemada o burn-in en inglés, afecta a todos los móviles que poseen pantalla AMOLED. Es un problema que puede evitarse de muchas maneras.

Qué es el efecto de área quemada

pantalla quemada

No temas, porque el nombre del término puede llevar a equívocos que nada tienen que ver con el problema en cuestión. Este fenómeno se da cuando cuando los píxeles o puntos de luz se someten a un desgaste continuado, lo que produce pequeñas grietas en determinadas zonas de la pantalla. Se pueden formas de varias maneras y mostrarse en diferentes formas, como líneas, imágenes, decoloración de colores u otro tipo de patrones. Es decir, si por ejemplo mantenemos una misma imagen durante mucho tiempo en nuestra pantalla, puede producirse un quemado en una determinada zona que no desaparecerá jamás.

Esto se debe a que los diodos que emiten la luz son orgánicos. Con el paso del tiempo y el uso continuado de nuestro dispositivo, estos se degradan y terminan apareciendo estos «fantasmas» en aquellas zonas que han sido sometidas a un mayor desgaste. Esto no es nuevo, ya que otros elementos como la batería también sufren una degradación progresiva. Por ello, es importante prevenir este fenómeno porque, como ya hemos dicho, no desaparecen.

Cómo saber si está afectando a mi móvil

Podemos comprobar si nuestro móvil tiene la pantalla quemada de manera muy sencilla. Debemos reproducir en nuestro dispositivo una imagen de color fijo en pantalla completa durante unos segundos. Lo mejor es utilizar colores vivos como rojo, amarillo o azul claro para notar mejor el contraste. Si después de unos segundos ves zonas más oscuras, esas mismas estarán sufriendo el problema.

Formas de evitarlo

No mantengas una misma imagen en la pantalla

Muchos widgets, especialmente los relojes o algunas aplicaciones, suelen permanecer en un lugar determinado de la pantalla durante mucho tiempo. Esto hace que los píxeles de esa zona se desgasten más que el resto y hace que aparezcan estas grietas. Para que no aparezcan, un buen consejo es ir cambiándolos con cierta frecuencia para hacer un mejor reparto de luz, aunque eliminarlo siempre es la mejor solución.

Suprime la barra de botones inferior por gestos

Esta es sin duda una de las zonas que más tiempo mantienen un mismo color, ya que siempre están fijos los botones de navegación. Esto facilitará la aparición de zonas de pantalla quemada con mucha más facilidad. La solución es suprimir esta barra y utilizar los gestos de Android, que al fin y al cabo cumplen la misma función. Estos se activan en Ajustes, Pantalla y dentro de esta buscamos el apartado de Gestos de deslizamiento. También puedes optar por utilizar la opción de pantalla completa.

barra de navegación quemada

Evita los colores azul y blanco durante mucho tiempo

Hay que evitar la sobreexposición de estos dos colores, pues son que tienen mayor facilidad para crear zonas quemadas. Es una tarea complicada, ya que el blanco está presente en casi todo momento, a excepción de cuando tenemos la pantalla apagada, claro está. En cualquier caso, es conveniente utilizar fondos de pantalla de diferentes colores y cambiarlos regularmente, lo que permitirá que los pixeles se desgasten a partes iguales. Además, si esto también se lo aplicamos a la barra de notificaciones, otro de los elementos que más tiempo permanecen fijos, mejor que mejor. Para ello, debemos aplicar un fondo que sea de un color parecido al de este elemento, y así matamos dos pájaros de un tiro.

Otros ajustes

Hay muchas más formas de evitar el burn-in de nuestra pantalla. Por ejemplo, debemos mantener el brillo al mínimo, y si aplicamos la opción de brillo automático, mejor que mejor, ya que se vale puramente de luz blanca. Configurar el Modo Oscuro también es una buena opción, ya que los pixeles negros no consumen energía. Lo mejor es activarlo cuando empiece a anoche, y además nuestra vista nos lo agradecerá. Otro buen consejo es configurar la pantalla de bloqueo y el tiempo de espera. Con esto también evitarás la retención de imágenes, ya que la pantalla no estará permanentemente encendida.

Cómo arreglo la pantalla quemada de mi móvil

Lo más sincero es decir que no tiene arreglo, a menos que cambies la pantalla del móvil, claro. Sin embargo, hay veces en las que lo podrás solucionar si las zonas quemadas no son muy grandes. Reiniciar o apagar el dispositivo durante unos minutos te salvará en muchas ocasiones. Pero para aquellos que no tengan esa suerte, podemos utilizar aplicaciones para evitar que vaya a más.

AMOLED burn-in fixer

Esta aplicación es una de las más descargadas para solucionar el problema de pantalla quemada. Es completamente gratuita y la puedes descargar en su versión APK. Estos son los pasos a seguir:

  1. Una vez hayas instalado la aplicación, busca la pestaña Test Burn-In. Te aparecerá un fondo completamente gris donde podrás ver todos los píxeles dañados de tu dispositivo.
  2. Seguidamente, deberás pinchar en la opción Fix Burn-In.
  3. Pincha en ella y te aparecerá la pantalla completa para que vayas seleccionando las zonas que quieres corregir.
  4. Cuando termines, te pedirá que actives la Inversión de colores de tu teléfono para comprobar si has corregido las zonas quemadas.

arreglar pantalla quemada

Es bastante fácil de utilizar, aunque no siempre funciona. Si nos encontramos con una pantalla muy quemada, solventará algunas zonas, pero no todas. Como ya hemos dicho más arriba, este problema no tiene una solución totalmente efectiva.

Activa la inversión de colores

Como hemos visto en la anterior aplicación, también existe la opción de activar esta herramienta. Con esto podrás disimular un poco las zonas quemadas de tu pantalla. Esto afectará todo tu dispositivo, por lo que no quedará ninguna zona sin cubrir. Para ello, debes seguir estos pasos en tu dispositivo. Son aplicables para la gran mayoría de dispositivos Android:

  1. Ve a los Ajustes de tu móvil.
  2. Busca el apartado de Accesibilidad.
  3. Una vez dentro, busca la pestaña Pantalla y toca Invertir colores.
  4. Activa la opción Usar inversión de color.
Escrito por Mario San Martín