¿Qué es la encriptación de datos de un teléfono?

Móviles

Con la evolución constante que sufre la tecnología, la seguridad de los dispositivos ha aumentado de tal forma que resulta casi imposible consultar la información ajena. Sin embargo, formar parte de un mundo hiperconectado también tiene sus riesgos. 

Es por eso que siempre podemos hacer uso de la encriptación de datos del teléfono para tener a salvo nuestros datos privados y cuentas personales, ya que en la red siempre nos podemos encontrar con aplicaciones espía, hackers y virus que pueden afectar a nuestra privacidad y jugarnos una mala pasada.

Qué es la encriptación de datos

pantalla encriptado de datos

 

Para evitar estos sustos, los móviles disponen de una opción que permite cifrar toda nuestra información y aportar una seguridad era frente a los ciberterroristas. La encriptación de datos consiste en restringir al máximo el acceso a nuestros datos y que resulte muy difícil consultarlo. De hecho, solo es posible hacerlo a través de una contraseña. Cuando esté establecida, la música, fotos y aplicaciones de tu móvil estarán muchos más seguros, aunque eso no quiere decir que sea inquebrantable, pero será muy difícil acceder a ellos.

Esto no tiene nada que ver con el modo de bloqueo de pantalla que todos establecemos al comprar un móvil, ya que este solo nos protege el acceso a nuestro teléfono. Si en un momento dado lo perdemos o nos lo roban, bastará con adivinar el bloqueo de pantalla que establezcamos para poder acceder a los archivos internos del teléfono. Y aunque la persona que se haga con nuestro dispositivo no sepa el patrón, siempre hay más posibilidades de desbloquearlo que si el cifrado no está activado.

Por qué se activa el encriptado de seguridad en el móvil

Por este motivo, encriptar o cifrar es una muy buena solución para tener asegurada toda la información almacenada en nuestro móvil. Así evitaremos la sustracción de nuestros datos proveniente de aplicaciones espía, malwares o hackers que siempre están al acecho.

Cómo activar el encriptado de datos del móvil

Dependiendo de la versión de Android de nuestro dispositivo, se puede hacer de dos maneras. Las últimas versiones (desde Android 6.0 en adelante) incluyen el cifrado de serie, por lo que no será posible hacerlo manualmente. En este caso, solo podrás cifrar las aplicaciones y archivos que elijas o, por el contrario, también puedes cifrar completamente la tarjeta de memoria externa (si es que la tiene). Para esto último, tendrás que ir a Ajustes, pinchar en Datos biométricos y de seguridad y buscar la opción de cifrar o descifrar tarjeta SD, donde te solicitará una contraseña que te pedirá siempre que quieras consultar los datos almacenados en esta. Eso sí, ten en cuenta que la tarjeta solo podrá descifrarse desde el móvil que hiciste la acción.

En cuanto a las versiones anteriores a Android Marshmallow, lo podemos activar en Ajustes, en el apartado de Pantalla Bloqueo y Seguridad. Dentro de este, buscamos la opción Otros ajustes de seguridad. En configuración del sistema, buscamos seguridad, y dentro de esta veremos la pestaña Cifrado. Toca en cifrar dispositivo (dos veces) y tu móvil te pedirá la contraseña con la que cifrarás los datos. Hay que añadir que se puede hacer tanto del teléfono como de la tarjeta SD.

Problemas del encriptado

encriptado completo

El encriptado no parece tan sencillo y resolutivo como parece, ya que también tiene puntos en contra. Si no sigues unos pasos previos y tienes varias consideraciones en cuenta, podría salirte muy caro el proceso.

Pérdida de datos

Si por algún motivo no recuerdas la contraseña que estableciste para el cifrado del dispositivo, tienes un serio problema. En este punto, lo lógico es probar diferentes contraseñas que hayas podido utilizar para desbloquear el teléfono, aunque ya sabes que si superas el límite de intentos, el móvil borrará automáticamente todos los datos y será imposible acceder a él, ya que se habrá bloqueado automáticamente por motivos de seguridad.

No temas, porque hay una opción que puede salvarte. Lo primero que tienes que hacer es apagar el teléfono y, una vez hecho esto, arrancarlo en el modo recovery (mantener pulsado el botón de inicio, de apagado y bajar volumen). Cuando nos salga el menú, bajaremos con el botón de bajar volumen hasta la opción «Wipe Data/Factory Reset». Cuando haya terminado este proceso, volvemos al menú principal y pulsaremos también en «Wipe cache partition». Con esto conseguiremos desbloquear el teléfono, pero los ajustes y los datos habrán vuelto a su estado de fábrica.

El rendimiento se resiente

Un móvil no es un ordenador, y ni mucho menos tiene las mismas prestaciones para procesar una encriptación y que no se vea alterado. Es por eso que, cuando realizamos un cifrado de datos en nuestro teléfono, el rendimiento se verá ralentizado considerablemente, ya que desde ese momento el terminal requiere de un mayor consumo de la CPU. Esto significa que la lectura y escritura de los archivos disminuye y afecta a otros campos como un mayor consumo de batería. Aquí entra en juego la opinión de cada usuario y decantarse por si prefiere aumentar la seguridad o mantener intactas las prestaciones del dispositivo.

Uso del móvil

encriptando datos movil

Para poder llevar a cabo el encriptado, debemos asegurarnos de tener, al menos, un 80% de batería en nuestro dispositivo, aunque muchos expertos afirman que lo ideal es tenerlo al 100%. El proceso suele ser largo, pudiendo llegar a una hora y en ocasiones algo más, dependiendo de la cantidad de información del teléfono. Durante el cifrado de datos se consume mucha batería, ya que la CPU trabaja a pleno rendimiento en busca de todos los archivos para posteriormente cifrarlos. Si durante el transcurso el móvil se queda sin batería o se apaga, los datos se eliminarán parcial o completamente, dependiendo de la fase en la que se encuentre.

Restablecer los datos de fábrica es la única solución

Si decides llevar a cabo la encriptación de datos, debes tenerlo muy claro, ya que la única solución para deshacer el proceso es restableciendo los datos de fábrica, como hemos mencionado anteriormente. Para ello, debes ir a Ajustes, pulsar en Administración general y buscar el apartado Restablecer. Una vez dentro, tendrás que pulsar la opción Restablecer valores de fábrica, y todos los datos del móvil se borrarán automáticamente. También puedes hacerlo con el modo recovery, aunque esta opción es más aconsejable que la realices como último recurso.

Escrito por Mario San Martín