El brutal móvil de Xiaomi con batería de carga rápida de 200W

La carrera por mostrar al mundo el móvil con la carga rápida más rápida de la historia (valga la redundancia) se enfrenta a su máximo apogeo en 2021. Después de que OPPO mostrara al mundo su tecnología flash charge de 125W, Xiaomi lanzaba al mercado el Mi 10 Ultra, el primer teléfono de la familia con carga, precisamente de 125W.

Ahora la mirada está puesta en superar estas marcas y justamente hace unos días se filtró en la Red un misteriosos teléfono con soporte para carga rápida de 200W. Hace unas horas una información proveniente de un filtrador chino revela que el dispositivo podría ser de Xiaomi, pero da más datos.

carga rapida xiaomi redmi

Listo para mitad de año

La información va más allá de avanzar el nuevo teléfono de Xiaomi con soporte para la tecnología de carga rápida de 200W y se indica que el mismo podría ver la luz este mismo año. Al parecer podría lanzarse en la segunda mitad de 2021 por lo que podría tratarse del esperado Xiaomi Mi Mix 4, futuro teléfono de una familia que destaca por incorporar las principales novedades tecnológicas de la marca.

La filtración apunta que, aunque presente la mejor cara rápida del mercado, no estamos hablando de un tope de gama del nivel de los modelos Ultra de los buques insignia del fabricante. El teléfono quedaría por debajo en nivel de rendimiento y otros apartados como el fotográfico o el de pantalla.

Actualmente el Xiaomi Mi 11, ya tiene soporte para carga de 115W pero, además de los 125W presentes en el Mi 10 Ultra, hay que recordar que existe una edición conmemorativa Mi 10 Extreme lanzada el año pasado que también admite carga de 180W.

¿Es posible cargar el móvil en 10 minutos?

xiaomi carga rapida

La tecnología de carga rápida de 125W de OPPO es la más avanzada del mercado a día de hoy y promete recargar por completo la capacidad de una celda en menos de 20 minutos, consiguiendo cargar casi a la mita una batería de 4000mAh en 5 minutos.

Superar estas velocidades implicaría poder recargar por completo una batería de esta capacidad en menos de 10 minutos, consiguiendo un récord que pronto tratarían de imitar sus competidores. No obstante hay que preocuparse por la seguridad y la estabilidad de esta celda al cargarse de forma tan veloz, pues este es uno de los principales miedos de los usuarios ante la carga rápida.

La pregunta no es quién conseguirá cargar antes un móvil, sino quién lo hará de forma segura, además de rápida.

¡Sé el primero en comentar!