Esto es lo mejor que puedes hacer para evitar calentones en tu móvil

Esto es lo mejor que puedes hacer para evitar calentones en tu móvil

David Girao

Nuestros móviles pueden sufrir muchos problemas, tal y como vemos todos los días en MovilZona, De todos ellos, los sobrecalentamientos suelen ser de los más peligrosos, ya que pueden afectar negativa y de forma irreparable a algunos componentes internos del hardware.

Sin embargo, no es nada que no tenga solución o al menos, prevención. Por este motivo, hemos querido echar un vistazo a varios trucos y consejos para poder evitar que el móvil se caliente demasiado.

¿Por qué se calienta el móvil?

No es nada raro que los componentes internos de nuestro dispositivo generen calor. No obstante, cuando percibimos que el calor es excesivo, el peligro para la integridad de nuestro móvil es un hecho. Es posible que la culpa sea de la batería, el procesador o la pantalla, incluso una combinación de todos estos factores. En los momentos de máximo trabajo, es donde se le exige más a estos componentes y donde el calor generado es mayor.

Temperatura ideal

Cuando hablamos de calentamientos, tenemos que tener claro que es normal, algo de temperatura e incluso notar el móvil más caliente en determinadas circunstancia. La referencia que tenemos que tener presente es que un móvil con una temperatura entre los 47 y los 43 grados entra dentro de lo que podríamos considerar normal. Más allá de esas temperaturas deberíamos comenzar a poner remedio si no queremos poner en riesgo el dispositivo. Descargar un software como Aida64 puede ayudarnos a controlar esta temperatura al poder monitorizar este dato en tiempo real.

bateria fuego

Cómo evitar sobrecalentamientos

Precaución al jugar

La mesura con los juegos más exigentes es importante. Es un momento donde se le pide más al smartphone y donde más riesgo hay de sobrecalentamiento. A este argumento puede sumarse una mala práctica como es jugar y cargar el móvil al mismo tiempo. Esto acelerará el calentamiento, por lo que debemos evitarlo siempre.

Tiempo de pantalla encendida

Una buena idea es reducir el tiempo de pantalla encendida. Hay usuarios que la tienen establecida en varios minutos e incluso de forma permanente. En los ajustes de pantalla, podremos establecer un ideal de 15 o 30 segundos como tiempo máximo de pantalla encendida cuando no estamos usando el dispositivo.

Controlar el brillo

Controlar manualmente el brillo de forma manual es la mejor forma de evitar que el móvil se caliente. En ocasiones el brillo automático no realiza una gestión efectiva. Por tanto, un brillo excesivo cuando no hace durante demasiado tiempo, puede hacer que el móvil se caliente sin sentido.

brillo automatico samsung

Usar accesorios originales

Usar el cargador y cable original es fundamental para evitar posibles calentamientos no deseados. Nuestros móviles han sido testeados por el fabricante usando los cargadores y cables originales, que le otorgan la energía que necesitan y no más. Muchos cargadores de terceros no hacen esto, y provocan un sobrecalentamiento que podremos evitar.

Reiniciar o apagar dos veces por semana

Nuestro terminal necesita un descanso de vez en cuando. Lo ideal es que podamos apagarlo al menos dos veces por semana y durante un mínimo de 15 minutos en cada apagado. Si la nomofobia nos lo impide, podremos optar por reiniciar el móvil para poder formar el cierre de todas las apps en segundo plano.

apagar motorola

El teléfono siempre actualizado

Una manera de evitar calentamientos es mantener el móvil siempre actualizado, estando atentos para cualquier notificación del sistema que llegue en este sentido. Muchas de estas actualizaciones son parches que corrigen problemas, incluyendo esos calentones.

realmeui software actualizado

Exposición directa al Sol

Nuestro móvil debe huir de exposición a los rayos directos del sol. Si no es así y es algo que ocurre sobre todo en verano, no hay duda que el terminal se calentará hasta tal punto que algunos elementos internos pudieran pasarlo realmente mal, y experimentar daños irreparables.

Al malware le encanta calentar tu móvil

El malware y los virus suelen ser los causantes de que nuestro móvil se caliente demasiado. Esto es debido a que se ejecutan en segundo plano de manera permanente y si hemos conceidod diversso permissos, pueden realizar tareas activando el GPS, monitorizando la actividad, haciendo uso de la cámara o el micrófono e incluso ejecutando otras aplicaciones. La mejor forma de salir de dudas es chequear en buscar de estas aplicaciones maliciosas, con el antivirus por defecto que integre nuestro smartphone. Marcas como Huawei, Samsung, OPPO o Vivo integran el suyo propio. Si no es el caso, siempre tendremos la opción de descargar alguna herramienta anti-virus desde Google Play.

virus malware movil

Enfriar el móvil en caso de urgencia

En ocasiones es demasiado tarde y nuestro móvil está demasiado caliente. Incluso podremos percibir que la temperatura sube sin parar, lo cual puede comenzar a ser algo peligroso. Los mejores procedimientos para enfriar el móvil rápidamente son los siguientes:

  • Apagar el móvil: deja apretado el botón de encendido el tiempo necesario hasta que la pantalla se apague. Es un método de seguridad de Android para cortar el flujo de energía desde la batería a la placa y poder apagar el terminal rápidamente.
  • Quitar el cargador: quita el móvil del puerto de carga en caso de que se encuentre cargando cuando se produzca la subida de temperatura, casi al tiempo de realizar el paso anterior.
  • Cerrar las aplicaciones: es de utilidad si por algún motivo no puedes apagar el dispositivo. Cierra todas las aplicaciones en segundo plano desde el botón de multitarea.
  • Quitar funda o carcasa: es una buena forma para refrigerar el dispositivo. Quita toda funda o carcasa que tengas como complemento a los pasos anteriores y para facilitar la ventilación.

¿Meterlo en la nevera?

Creerás que nos hemos olvidado de este «truco» en los consejos anteriores. Lo cierto es que no es para nada recomendable meter el móvil a la nevera cuando se ha calentado en exceso. Los cambios de temperatura bruscos son un gran enemigo de algunos elementos de hardware como la batería. Puede que en casos de máxima urgencia sea un método rápido para intentar bajar la temperatura antes de que la placa pueda quemarse, pero como decimos, es algo arriesgado y no se recomienda.