¿Tiene tu móvil puerto de infrarrojos? Así puedes saberlo

Móviles

El puerto de infrarrojos solía ser un elemento muy apreciado por los usuarios de móviles pero cada vez es más complicado encontrar fabricantes que mantengan este sensor en sus dispositivos. ¿Sabes si tu móvil lo tiene o no?

Saber si tu smartphone cuenta con sensor de infrarrojos es bastante sencillo. Si tienes un iPhone, mala suerte. Apple no incluye este tipo de sensores en sus teléfonos. Si tienes un móvil Android, dependerá del fabricante y modelo de tu teléfono.

Así puedes saber si tienes o no suerte:

Opción 1: Mira el móvil

El sensor de infrarrojos generalmente se coloca en la parte superior de los bordes de tu teléfono. El mismo se ve como un círculo de plástico negro o ligeramente rectangular que, al moverse, parece emitir una serie de reflejos rojos.

infrarojos

Opción 2: Examina el hardware del teléfono

Si tienes acceso a Google Play Store, puede instalar esta aplicación que te da acceso a toda la información de los componentes instalados en tu smartphone. Simplemente localiza la pestaña «Communication peripherals», donde habrá una sección de infrarrojos y mostrará si el teléfono es compatible o no.

Vale, lo tiene… ¿Pero funciona?

Una vez que ya has averiguado si tu móvil o no tiene este sensor de infrarrojos, imprescindible para, por ejemplo, usar el smartphone como mando a distancia, deberás comprobar si funciona correctamente.

Para probar el emisor de infrarrojos de tu teléfono, hay una prueba muy simple ya que tan solo necesitas dos móviles y una app que puedes descargar gratis desde la tienda de Android.

Instala la app Peel My Remote en uno de los teléfonos y sigue el siguiente proceso:

  1. Abre la cámara frontal en el teléfono 1 y la aplicación en el teléfono 2.
  2. Apunte el emisor de infrarrojos del teléfono 2 hacia la cámara frontal del teléfono 1.
  3. Pulsa cualquier botón del control remoto
  4. Si ves una luz violeta en la cámara del teléfono 1, mientras prueba los códigos remotos en el teléfono 2, significa que el emisor de infrarrojos de tu teléfono está funcionando correctamente.

Si no es así, lo que tienes que hacer es ponerte en contacto con el fabricante de tu teléfono, ya que podría tratarse de un problema de hardware, o llevarlo a reparar si el móvil no está en garantía. Por suerte arreglar este tipo de problemas no es demasiado aro, y así podrás volver a usar tu smartphone como mando a distancia si pierdes el de la TV en cualquier momento.

 

Escrito por Miguel Martínez