Hace unos días la firma china Vivo anunciaba su entrada en el mercado español con toda una nueva gama de teléfonos, comandada por su X51 5G. Un teléfono innovador donde los haya, con una cámara con Gimbal. Una innovación que sigue siendo prioritaria para Vivo, que ha comenzado a construir su nueva sede de I+D.

Vivo se ha diferenciado de su competencia por ser una empresa que arriesga e innova a partes iguales, habiendo sido pionera en numerosas facetas de los dispositivos móviles, que sin su contribución hoy no serían las mismas.

Centro de I+D en Dongguan

La firma ha anunciado oficialmente que dan comienzo las obras para la construcción de su nueva sede de I+D en China. Esta se sitúa en una parcela de 73 hectáreas con una superficie de construcción de 650.000 metros cuadrados.

Vivo I+D

Además de este centro de investigación, el nuevo complejo integrará un centro de formación y una universidad corporativa con sala de exposiciones, todo ello desarrollándose en otra área que tendrá una superficie total de 90,6 hectáreas.

Estrategia global de I+D

Vivo está potenciando este área de su negocio, ya que es un factor clave para diferenciarse de su competencia y posicionarse en el mercado como una marca innovadora. Esta construcción del nuevo centro forma parte de la estrategia global de I+D de la marca, en la que junto a esta nueva sede, el resto de centro de investigación de la marca conformarán un «supercerebro» que se encargará de dar forma al futuro de la marca.

Vivo I+D

A través de nuevas tecnologías que puedan revolucionar el smartphone tal y como lo conocemos hoy. Con la nueva sede se mejorará la red global de I+D de Vivo, lo que permitirá aumentar el potencial innovador de la marca a nivel global.

Una trayectoria basada en la innovación

No se puede entender a Vivo sin la innovación. La marca se ha convertido en los últimos años en la primera en estrenar numerosas tecnologías en el entorno móvil. Suyo fue el primer móvil que realmente prescindía de los bordes de pantalla en todos sus extremos. También estrenó el primer teléfono con un lector de huellas en la pantalla, y por supuesto el primero en contar con un Gimbal en una de sus cámaras.

Vivo I+D

Un estabilizador que permite maximizar el rendimiento de la cámara de fotos. Por tanto con la creación de este nuevo centro de innovación, es de esperar que la marca siga posicionándose como un referente en este aspecto, que se ha convertido sin duda en el principal valor de su posicionamiento en el mercado.