Prueba del sorprendente rendimiento del Moto G9 Plus

Motorola

El Moto G9 Plus es uno de esos teléfonos que incluye como sistema operativo prácticamente sin modificaciones, lo que le hace ser una opción adecuada para los que buscan tener una experiencia de uso tal uy como Google la piensan al desarrollar su sistema operativo. Hemos probado este móvil y vamos a mostrar las sensaciones que nos ha dejado como los resultados obtenidos en las pruebas de rendimiento.

El hardware que hay en el interior del Moto G9 Plus deja bastante claro que este es un modelo que encaja a la perfección en la gama media de producto, por lo que hay que exigirle en el día a día de esta forma. El caso es que ya avanzamos que la experiencia de uso es bastante sorprendente para bien, ya que lo que la sanción que nos ha dejado este smartphone es que está por encima de lo que se espera de él y mejora mucho lo que vimos en el Moto G8 Plus.

Lo primero es indicar los componentes más importantes que incluye el teléfono y que son los que hacen que su funcionamiento sea mejor o peor al ejecutar aplicaciones. Son los siguientes:

  • Procesador Qualcomm Snapdragon 730G de ocho núcleos y fabricado con tecnología de ocho nanómetros.
  • Memoria RAM de 4 GB.
  • GPU Adreno 618.
  • Almacenamiento de 128 GB ampliables mediante el uso de tarjetas microSD.
  • Sistema operativo Android 10.

Frontal del teléfono Moto G9 Plus

Lo cierto es que es un terminal bastante redondo y que puede perfectamente a la hora de mover todo lo que aparece en su pantalla de 6,81 pulgadas. Por cierto, que el lector de huellas que hay en el Moto G9 Plus está ubicado en el botón de encendido. Esto no es algo nuevo y, pese que puede costar un poco acostumbrarse en un principio, lo cierto es que acaba por resultar cómodo. Su funcionamiento es bueno, pero sufre cuando hay algo que puede molestar (como por ejemplo el sudor), aunque hay que decir que es bastante rápido.

Resultados sorprendentes con el Moto G9 Plus

Lo cierto es que para nuestra sorpresa los resultados que hemos conseguido están un escalón por encima de lo esperado, lo que en parte se debe a la inclusión del sistema operativo sin apenas modificaciones. El caso es que en el día a día comprobamos que la soltura con la que se ejecutan las aplicaciones es bastante buen, sin mucho sufrimiento en multitarea y sin que el retardo esté presente al ejecutar acciones.

Esto es lo que hemos encontrado en los test de rendimiento que solemos utilizar en MovilZona, donde cabe destacar que en los trabajos con un único núcleo en funcionamiento son especialmente positivos:

Hay que comentar algunos detales puntuales del Moto G9 Plus, como por ejemplo que el almacenamiento tiene un comportamiento bastante dispar. La lectura es muy rápida, lo que beneficia a la ejecución de las apps, ya que no se generan esperas no deseadas por parte del procesador. Pero, al escribir, el comportamiento no es tan bueno, y hay una evidente bajada de rendimiento. No hace esto sufrir al móvil en exceso, pero es algo a considerar.

Comportamiento con los juegos

Pues lo cierto es que cumple el Moto G9 Plus. No llega a los niveles de la gama alta de producto, pero no decepciona Un ejemplo es que con Asphlat la fluidez es bastante buena y se mantienen los cuadros por segundo bastante altos sin muchos problemas. Hay títulos con los que sufre un poco, como por ejemplo PUBG, pero la verdad es que nos ha dejado buenas sensaciones, ya que es un terminal con el que podrás disfrutar bastante al jugar, ya que no es muy habitual encontrar «lag».

En lo referente al control de temperatura hay buenas noticias, ya que no hay grandes problemas en general, y es muy habitual que el dispositivo supere los 38 grados a pleno rendimiento. Bien es cierto que en algunos momentos puntuales calor se dispara un poco, pero el control vuelve a la normalidad en poco tiempo. El caso es que jugar a Among Us durante mucho tiempo no es precisamente un problema.

Conclusión

Tendiendo claro que este es un teléfono de gama alta, lo cierto es que nos ha gustado bastante la capacidad que ofrece con las aplicaciones y, por ello, la experiencia de uso es buena. Mucho de lo esperado. El caso es que este es un terminal sorprendente de forma positiva y, por ello, es una opción de compra bastante recomendable.

Escrito por Iván Martín