Samsung le declara la guerra a las llamadas no deseadas que recibes en tu móvil

Samsung

Las llamadas no deseadas son el pan nuestro de cada día para muchas personas en todas partes del mundo. Es normal ver un número y dudar sobre su procedencia, ya que en muchas ocasiones son numeraciones pertenecientes a móviles normales y que no nos hacen sospechar que estamos ante una llamada comercial o cualquier tipo de comunicación no deseada. Samsung ha decidido poner remedio con una función inteligente de bloqueo automático de este tipo de llamadas.

Hace no tanto tiempo, era necesario descargar una app de terceros para intentar identificar y bloquear todas las llamadas no deseadas. No obstante, Samsung lleva tiempo comprometida con la privacidad de sus usuarios, gracias a la función Smart Call, que ahora mejorará y se integrará a más dispositivos.

Función ampliada de Smart Call

Recordemos que Smart Call permite saber quién nos está llamando aunque no sea un número que figure en lista de contactos. Además, si se trata de una llamada fraudulenta o spam, podremos bloquear ese número proceder a denunciarlo sin responder a ninguna llamada o mensaje. Este problema está muy extendido en países como Estados Unidos, donde es habitual sufrir el acoso de marcadores automáticos, generalmente relacionados con el tele-marketing.

samsung spam

Información en tiempo real

Ahora, Samsung ha anunciado un acuerdo con la empresa Hiya, especializada en monitorizar todo este tipo de llamadas fraudulentas. Ahora los Galaxy Note 20 y otros buques insignia más antiguos de Samsung, integrarán una nueva función para Smart Call, que permitirá detectar en tiempo real y bloquear todas las llamadas identificadas como fraudulentas.  Para ello, Samsung usará la infraestructura de Hiya en la nube para bloquear automáticamente todo este tipo de Spam telefónico. La función ofrecerá información en tiempo real sobre la compañía que está llamando, el logotipo y motivo de la llamada, incluso sin tener el número memorizado en la agenda. Esta es una medida que también busca no perjudicar los servicios legítimos que puedan ofrecerse a través del teléfono, pero manteniendo siempre por delante la información para el usuario, que podrá decidir antes de descolgar el terminal.

Recordemos que Google ya implementó una función similar en sus Pixel. La mayoría de usuarios tiende a enviar este tipo de llamadas a las listas negras o «Black List», o descargar aplicaciones de terceros anti-spam, que en muchas ocasiones son casi más peligrosas que las propias llamadas fraudulentas o de spam. El paso de Samsung puede abrir la puerta a que otros fabricantes se animen a implantar tecnologías similares.

Escrito por David Girao