Comparativa entre el Samsung Galaxy M31 y el Xiaomi Redmi Note 9 Pro

Comparativa

La pelea en la gama media tiene varios protagonistas, pero la pelea entre Samsung y Xiaomi es más que interesante. La compañía coreana aprovecha su experiencia y reputación entre el gran público, mientras que Xiaomi sigue ganando adeptos a base de apurar al máximo la relación calidad/precio. Por este motivo hemos querido comparar dos rivales como son el Samsung Galaxy M31 y el Xiaomi Redmi Note 9 Pro, para ver las diferencias entre ambos dispositivos.

La familia Galaxy M de Samsung pone claramente el foco en la batería, algo en lo que pocos terminales pueden hacerle frente. En este aspecto veremos como el M31 es uno de los reyes, aunque el Redmi Note 9 Pro tiene otras armas para luchar contra este terminal. Los dos cuentan con argumentos suficientes para ser una de las mejores opciones en el rango de precio por debajo de los 300 euros.

Pantalla y dimensiones

La primera gran diferencia está en la pantalla de ambos dispositivos. El Galaxy M31 alcanza las 6.4 pulgadas con resolución FullHD+ y un ratio de pantalla de 19,5:9. El Note 9 Pro sube hasta las 6.67 pulgadas con la misma resolución y una relación de aspecto de 20:9. Hay que destacar que el dispositivo de Samsung está protegido con Gorilla Glass 3, mientras que el Xiaomi hace lo propio con Gorilla Glass 5.

Samsung Galaxy M31

El frontal también tiene una diferencia notable, y es la forma de albergar la cámara frontal. El Galaxy M31 luce un notch clásico en forma de gota, mientras que el dispositivo de Xiaomi integra el sensor selfie en un agujero en su pantalla. En cuanto al peso y el grosor y pese a contar con una batería mucho mayor, sorprende comprobar que el Galaxy M31 es el terminal menos pesado con sus 191 gramos, frente a los 209 gramos del Redmi Note 9 Pro. En cuanto al grosor, tenemos casi una diferencia solo apreciable con un calibre, ya que el Samsung tiene un grosor de 8.9 milímetros frente a los 8.8 milímetros del dispositivo chino.

Procesadores, memoria y rendimiento

Debajo del capó también vemos apuestas muy diferentes. Samsung apuesta por un procesador Exynos 9611 marca de la casa, mientras que el dispositivo de Xiaomi integra un Snapdragon 720G. En el apartado gráfico el M31 mueve los juegos con una GPU Mali-G72 frente a la GPU Adreno 618 del Note 9 Pro. Los dos terminales ofrecen en España una configuración máxima de 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento.

Snapdragon 720G

Para poder tener una idea sobre el papel de esta diferencia de procesador, podemos echar un vistazo a los resultados de ambos terminales en un programa de rendimiento tan conocido como es AnTuTu. El Galaxy M31 supera los 180.000 puntos, mientras que el Redmi Note 9 Pro llega a los 274.000. Se trata de una diferencia notable a favor del chip de Qualcomm, que puede otorgar un plus más de velocidad y rendimiento en momentos donde el usuario lo requiera.

Empatados en cámaras

Cuando damos la vuelta a ambos dispositivos encontramos una disposición casi clónica en cuanto a número de sensores y su capacidad. El Galaxy M31 cuenta con una cámara principal de 64 megapixels, un gran angular de 8 megapixels y sensores macro y de profundidad de 5 megapixels. La apuesta en el Redmi Note 9 Pro es idéntica, con la diferencia de que el sensor de profundidad baja hasta los 2 megapixels.

redmi note 9 pro camaras

El sensor principal permite que ambos dispositivos puedan grabar vídeo en resolución 4K a 30fps, contando con Flash LED en ambos casos y siendo compatibles con HDR. En la cámara selfie es donde vemos una diferencia más notable, al menos en la capacidad del sensor. El Galaxy M31 tiene una cámara frontal de 32 megapixels, que también puede capturar vídeo en 4K lo que le otorga ventaja en el nuevo resurgir de las vídeo-llamadas. El móvil de Xiaomi tiene un sensor frontal de 16 megapixels, que captura vídeo en FullHD.

Conexiones y batería

La buena noticia es que los dos terminales cuentan con las principales conexiones incluyendo Bluetooth 5, GPS y mantienen el jack de 3.5mm para auriculares. También disponen de NFC para pagos móviles, radio FM así como conector USB Tipo-C. En la batería encontramos diferencias notables, que mueven la balanza de un lado a otro. Por un lado, el M31 tiene una batería enorme de 6.000 mAh, pero con carga rápida de 15W, mientras que el Redmi Note 9 Pro baja hasta los nada desdeñables 5.020 mAh subiendo la carga rápida hasta los 30W.

samsung galaxy M31

¿Y los precios?

Si echamos un vistazo a portales como Amazon, vemos que el Samsung Galaxy M31 tiene un precio de unos 270 euros, en su versión de 6 GB de RAM y 64 GB de memoria interna. En la misma variante de memoria, encontramos un Redmi Note 9 Pro por 207 euros, lo cual supone una diferencia notable que pudiera ser algo clave para muchos usuarios.

Escrito por David Girao