Trucos imprescindibles para conseguir fotografías excelentes con cualquier móvil

Móviles

Todos, sin excepción, nos hemos convertido en unos apasionados de la fotografía que buscan obtener el mejor resultado sin pasar por un centro de estudios. Por ello las cámaras de nuestros móviles se han llenado de herramientas en pos de buscar la foto perfecta sin que el usuario tenga apenas que hacer nada más que apuntar y disparar.

Sin embargo, a pesar de herramientas de IA, modos automáticos y opciones de disparo que buscan la mejor composición, la mejor foto es la que ha sido buscada por el usuario en base a las condiciones de la misma. No es lo mismo disparar una foto a contraluz bien iluminada cuando lo buscado es, precisamente, un alto contraste en la imagen.

mujer haciendo fotos

Los colores que nos encontramos en la naturaleza, los días de playa y piscina o los reencuentros con amigos y familiares son sinónimo de verano. Para no perdernos ninguno de estos momentos los smartphones de hoy en día cuentan con doble, triple o cuádruple lente con sensores de 48, 64 y hasta 108 Mpx para capturar todos los detalles incluso en las situaciones de luz más difíciles cuando cae la noche con el modo ultra nocturno.

Para aprovechar al máximo este hardware, te dejamos una serie de consejos para hacer fotos perfectas con el móvil y que, además, siempre puedas jugar con diferentes resultados ante un mismo escenario.

Ajusta la app de cámara del móvil

Huye del modo automático

La IA presente en nuestros móviles se h vuelto tan sofisticada que es capaz de saber lo qué estamos enfocando en todo momento. Pero que lo sepa y ajuste de forma automática los valores de disparo no quiere decir que conozca el resultado que queremos obtener. ¿Y si queremos poder el foco en un lugar distinto? ¿Y si queremos jugar con el contraluz? ¿Y si queremos variar la velocidad de obturación para jugar con el movimiento de los elementos?

Modo Pro de la cámara del Huawei Mate 20 X

El modo automático nos va a sacar grandes fotos sí, pero pocas veces serán tal y como las queremos.

Modo Manual

Todos y cada uno de nuestros móviles cuentan con un modo manual o profesional que nos van a dejar alterar cada variable de la captura. Por supuesto, el resultado siempre dependerá de la calidad de los sensores pero en el 90% de las ocasiones el resultado va a ser más satisfactorio que usando el modo automático. De esta forma podemos alterar a nuestro gusto…

  • Enfoque: La app de cámara de nuestro móvil  permite escoger entre varios modos diferentes de enfoque para conseguir capturas con el fondo desenfocado o, por ejemplo, ser más precisos a la hora de realizar fotos «macro».
  • Balance de blancos: En función de la luz de nuestro entorno podemos variar el color de la toma para virar nuestras imágenes hacia un color más puro o tonos más fríos o cálidos.
  • Velocidad del obturador: Si tenemos un trípode a mano, bajar la velocidad de obturador nos va a permitir aprovechar mejor la luz sin forzar el sensor hasta que aparezca el «temido» ruido.
  • Sensibilidad ISO: Similar al campo anterior, en zonas muy oscuras podemos elevar la sensibilidad ISO para forzar el sensor y obtener una iluminación extra en la imagen. Poco recomendable a menos de que la foto lo merezca.
  • Luminosidad: Otro componente que permite ajustar la nitidez y brillo de nuestras tomas para obtener un mayor nivel de detalle.

Configuraciones escondidas

Ahora mismo casi todas las aplicaciones que por defecto encontramos en nuestro teléfono móvil contienen diferentes modos de captura. Así por ejemplo la última versión de ONE UI para móviles de Samsung estrena la función «Captura única» que permite, de una sola toma, capturar vídeos y fotografías diferentes. No está de más que te desplaces por los menús de tu móvil para descubrir todo lo que puedes hacer con la cámara.

Modos de la cámara del Huawei Mate 20 X

Ayudate de la IA

Desde hace tiempo los procesadores de Qualcomm, MediaTek y HiSilicon han incorporado tecnología de Inteligencia Artificial que mejora, sobre todo, el departamento fotográfico. Gracias a ello, sin que tengas grandes conocimientos, se adaptarán las condiciones de la captura a lo que estamos enfocando sin que debas acceder al modo profesional de la app de cámara y podrás hacer mejores fotos con el móvil.

Encuadre y enfoque

La regla de los 3 tercios

La regla de los tercios es una técnica de composición utilizada para ordenar los elementos de una imagen con el fin de hacerla más interesante, guiando la mirada del espectador. De esta forma se establece que todo aquello que se sitúe en cualquiera de los tercios de una imagen (superior o inferior y derecho o izquierdo) será más atractivo.

Eso sí, como siempre, las reglas están para romperlas y una foto perfectamente centrada y simétrica puede tener toda la intención de asombrar al usuario. Por ello, siempre que tengas oportunidad, lo mejor es que pruebes a hacer la misma foto con distintas composiciones para saber cuál es la que más te gusta.

No tienes una reflex

Por mucho que los fabricantes de teléfonos aleguen que sus fotos son capaces de igualar el resultado de una cámara de fotos profesional, hoy por hoy esto no es Asia debido al menor tamaño de sensor presente en nuestros móviles. Por ello una foto con un sensor de 64 MP de nuestro smartphone puede verse peor que una de 12 MP de una reflex de rango medio. No te frustres, es normal, pero a cada dispositivo hay que saber qué le podemos exigir.

Estabilízate

Si buscas una foto de gran calidad, al menos similar a la de una cámara réflex, te es imprescindible contar con un trípode y un disparador automático que puedes comprar en Amazon por menos de 20 euros. Si queremos trabajar con fotos de larga exposición donde la luz entra más tiempo por el objetivo, es imprescindible que el móvil no se mueva para que la imagen no salga movida. Por ello debemos dejar el móvil muy estable y evitar tocar la pantalla para hacer la foto pues una mínima vibración nos estropeará la foto.

Para evitar esto, usa un controlador Bluetooth o trabaja con el retardo de disparo que puedes encontrar en los ajustes de la app de cámara

Muévete

iPhone fotos

¿Cuántas fotos has visto de un mismo escenario que son prácticamente idénticas?

En lugar de hacer una foto de la playa, prueba a agacharte y mantener en primer plano un montículo de arena con el mar de fondo. O date la vuelta y descubre un precioso atardecer entre los árboles del bosque. Incluso puedes fijarte en los cristales de un edificio para encontrar la foto más artística.

Además, casi todas las fotografías acompañadas de un marco «natural» (las ramas de un arbusto, un conjunto de nubes, la silueta de una señal de tráfico) suelen ganar en dinamismo a la hora de tomar la fotografía.

Controla la luz

Mediante la app de nuestro móvil podemos configurar el balance de blancos y la temperatura de color de la escena al mismo tiempo que podemos subir o bajar la exposición de la toma. Gracias a ello podremos iluminar mejor el escenario o jugar con las sombras que cree nuestra escena.

No tengas miedo a disparar en diferentes horas del día un mismo paisaje o un mismo retrato pues más allá de la «hora mágica» (al anochecer y al atardecer) puedes comprobar como la luz genera diferentes sensaciones al fotografiar un mismo objeto.

Accesorios imprescindibles

gimbal movil

Trípode

Ya hemos hablado de él. Es el accesorio imprescindible, no solo cuando quieras que las fotos no te salgan movidas o quieras trabajar con imágenes de larga exposición, sino que también sirve para hacer fotos de grupo y no quedarte siempre fuera. En Amazon tienes infinidad de ellos partiendo desde los 10 euros, incluso con patas flexibles para sostener tu móvil en superficies menos estables.

Disparador

Uno de estos aparatos, conectado por Bluetooth al móvil, te permitirá hacer todo tipo de fotografías, ya sean con la cámara frontal o con la cámara trasera, sin necesidad de tocar la pantalla o los botones de disparo. Esto te permite hacer grandes fotos a distancia o eliminar posibles tomas desenfadadas y movidas.

Gimbal

Los profesionales de la grabación de vídeo llevan tiempo usando lo que se conoce como «Gimbal» para las cámaras profesionales y que este accesorio diera el salto a la fotografía móvil era solo cuestión de tiempo.

Aunque parezca un palo selfie, un extenso de nuestro brazo, realmente se trata de una plataforma motorizada que permite realizar movimientos suaves con el móvil y evitar las sacudidas durante la grabación. Esto mantiene estable la imagen que estás grabando independientemente de los movimientos que tú hagas. Es decir, tu puedes estar moviendo alocadamente el brazo pero el móvil permanecerá en su sitio.

El sistema mecánico del accesorio equilibra el movimiento que hacemos con el teléfono para que la cámara no se mueva y evita temblores innecesarios en la grabación.

Escrito por Miguel Martínez