Saca tu viejo móvil del cajón y dale vida con estos usos alternativos

Móviles

Sustituir un móvil que funciona por uno más moderno siempre da cierta pena. Es decir, el móvil sustituido va bien, su batería sigue durante lo suficiente y sus prestaciones técnicas siguen teniendo un pase. Sin embargo, el avance de la tecnología es inevitable y los amantes de la tecnología, siempre están deseando probar nuevas funciones y un hardware más avanzado. Pero lejos de olvidar el viejo móvil en un cajón, hay varias cosas para las que aún nos puede servir eficazmente.

Cambiar de móvil cada dos o tres años es algo muy habitual. Las marcas lanzan nuevas generaciones cada año o incluso menos en algunos casos. A medida que van pasando diferentes móviles por nuestra vida, es posible que algunos de ellos acaben abandonados en un cajón, cuando en realidad podrían seguir sirviendo de ayuda para muchas cosas.

Como punto de acceso Wi-Fi

Una de las funciones más útiles de un smartphone es usarlo como zona Wi-Fi. En este sentido, un móvil viejo puede hacer la función de router inalámbrico, en el caso de que tengamos esta necesidad de forma constante y tengamos una tarjeta SIM de datos para tal fin. Algunos usuarios requieren de un adaptador USB para el portátil, pero el móvil viejo puede darnos la conexión que necesitamos.

iPhone 5, conexión inferior

Úsalo para jugar

No hay nada más divertido que limpiar un smartphone viejo y llenarlo de emuladores y todo tipo de juegos. De esta forma se convertirá en una consola portátil que podremos llevar siempre encima, sin necesidad de que tenga tarjeta SIM ni conexión de ningún tipo. Seguro que podremos encontrar mandos, accesorios gaming y fundas para nuestro móvil, y convertirlo en una consola portátil funcional que puede ir siempre con nosotros. En los bazares de aplicaciones encontraremos miles de juegos sin conexión y emuladores de consolas clásicas.

apertura emuladores

Para contenidos multimedia

Ver Netflix, escuchar Spotify o consumir contenidos multimedia offline almacenados en la memoria interna o en una tarjeta microSD. De esta forma, nuestro móvil viejo puede ser un excelente ahorrador de batería del móvil principal. Si vamos a realizar un viaje y estar alejados del cargador bastante tiempo, hacer todo este tipo de acciones con el móvil viejo, puede ser la mejor opción para conservar la mayor parte de miliamperios del principal.

Cámara de vigilancia

Del mismo modo, nuestro móvil antiguo puede servir como una excelente cámara de vigilancia. Hay muchas apps que nos permitirán grabar y retransmitir en tiempo real, con sensores de alerta incluidos, lo que pasa en una determinada estancia. Puede ser necesario ayudar la autonomía enchufando una batería externa para multiplicar su duración, peor sin duda es uno de los usos más interesantes.

movil como camara de vigilancia

Marco de fotos

Esta función requiere que la pantalla esté encendida en todo momento y por tanto, es posible que también necesitemos la ayuda de una batería externa para ayudar a que dure todo el día, o resolverlo si tenemos un enchufe cerca y podemos mantenerlo conectado en todo momento a la corriente. No obstante es una de las funciones alternativas más espectaculares para nuestro móvil viejo. Basta con llenarlo de fotos y descargar alguna aplicación “slideshow” de las cientos disponibles, para comenzar a usar nuestro móvil como un marco digital.

Mando a distancia

Nuestro viejo móvil puede contar con puerto infrarrojos, lo que le convierte en un mando a distancia universal perfecto. De ser así, contará con una app nativa para poder manejar los diferentes dispositivos de la casa. Si no es así no pasa nada, ya que el móvil también puede servir de mando a distancia vía Wi-Fi, siempre que nuestra tele esté conectada a Internet.

movil viejo mando a distancia

Saca dinero

Si nada de lo anterior te convence, quizá puedas sacar dinero por tu viejo móvil. Puedes pasarte por alguna de las web de re-compra más conocidas, o probar suerte en el mercado de segunda mano entre particulares, siempre teniendo en cuenta algunos consejos para poder venderlo mejor.

Escrito por David Girao