¿Un Samsung Galaxy S30 con S-Pen y el adiós de la familia Galaxy Note?

Samsung

Esta claro que la evolución del la tecnología ha implicado grandes mejoras en el mercado de la telefonía móvil, pero también ha puesto de manifiesto algún que otro problema dentro de los catálogos de algunas marcas. Esto podría tener como principal repercusión la desaparición de una familia tan clásica como la de los Samsung Galaxy Note.

Para averiguar el motivo de esta posible decisión de la marca habría que viajar un par de años al pasado. Hace tiempo era muy sencillo distinguir la familia Galaxy S de la Galaxy Note debido al diseño clásico de nuestros teléfonos móviles. Los Galaxy S son modelos potentes y más pequeños y los Galaxy Note son teléfonos potentes, más grandes y con S-Pen, enfocados a la productividad. Lo mismo sucedería con los Huawei P y los Huawei Mate.

Samsung Galaxy Note 20 Ultra vs Galaxy S20 Ultra

Sin embargo, la adopción de formatos de móvil sin bordes, sin notch y un mayor aprovechamiento de pantalla ha provocado que el tamaño de las dos familias se iguales. Hoy día los Galaxy S20 y los Note 20, por poner un ejemplo, tienen casi el mismo tamal y lo único que les distingue -a grandes rasgos- es el S-Pen.

Por este motivo hay rumores de que Samsung podría optar por eliminar a los Galaxy Note de su catalogo.

Adiós Galaxy Note, hola Galaxy Fold

Una nueva filtración con origen enCorea del Sur sugiere que Samsung cambiará radicalmente su ofertas de dispositivos premium. Con el S20, Samsung lanzó tres variantes (S20, S20 + y S20 Ultra). Mientras tanto, el Note20 vino con dos variantes: el Note20 y el Note20 Ultra. Según el informe de The Elec Korea, el sucesor del Galaxy S20, conocido como Galaxy S30, vendrá con un S Pen, pero solo en la variante Ultra.

Debido a esto han surgido especulaciones de que Samsung suspendería la línea Galaxy Note y en su lugar lanzaría un Galaxy Z Fold3 con S-Pen. De esta forma la familia de plegables sucedería a los antiguos phablets de Samsung y el S-Pen llegaría a las dos familias.

Samsung tiene la capacidad de producir 600,000 pantallas plegables por mes y planea llegar desarrollo de un millón de pantallas plegables por mes para fin de año. Es posible que Samsung no venda tantos dispositivos plegables como dispositivos de la familia Galaxy Note, pero el alto margen de beneficio de los dispositivos plegables podría compensar la menor cantidad de unidades vendidas.

La pista definitiva de la desaparición de la familia Note la tendremos en febrero al ver si Samsung finalmente añade el soporte al S-Pen a sus Galaxy S30. Ese sería el último clavo en el ataúd de los topes de gama de la firma.

Escrito por Miguel Martínez

Fuente > Ishan Agarwal